Local

El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, ha emitido dos bandos con fecha de hoy para su cumplimiento inmediato. En uno de ellos prohíbe toda modalidad de venta callejera e itinerante, salvo el Mercadillo de los jueves controlado y supervisado por el Ayuntamiento; en otro anuncia próxima inspección para comprobar si los comercios e industrias tienen las perceptivas licencias de apertura y funcionamiento tras detección de casos en que no es así o que se desempeñan otras actividades distintas para las que se solicita la licencia. Exponemos todos los pormenores de estos bandos.

 


 

Hace unos minutos, el alcalde de Marchena ha enviado un comunicado de prensa con sendos bandos sobre autorizaciones de apertura de establecimientos y sobre el caso concreto de la venta ambulante.

Respecto a la venta ambulante, el bando afirma que "como consecuencia de la práctica realiza por vendedores dedicados a venta callejera y venta itinerante, sin contar con las preceptivas autorizaciones municipales, esta Alcaldía, con el objeto de defender los derechos e intereses de los comerciantes, consumidores y usuarios de este municipio, así como de impedir la competencia desleal hacia los comerciantes y empresarios que desarrollan su actividad en Marchena, emite el presente bando".

Dicho bando cuenta con disposiciones en las que insiste en que el mercadillo del jueves sí seguirá siendo legal al ser supervisado por el Ayuntamiento, si bien cualquier otra modalidad de venta callejera e itinerante no lo será.

Sólo se permitirá la entrega a domicilio de productos que hayan sido encargados a un establecimiento autorizado, si bien en estos casos "la autoridad competente podrá requerir la documentación oportuna para su comprobación".

Asimismo señala que aquellos comerciantes que desobedezcan este bando "serán decomisados de sus productos previa inspección por los agentes de la autoridad" y que "las infracciones a lo dispuesto en el presente bando serán sancionadas por la Alcaldía teniendo en cuenta la menor o mayor gravedad de los hechos y se ajustarán a lo dispuesto en la legislación sobre Régimen Local, así como la normativa que le sea de aplicación".

Finalmente, señala que el Ayuntamiento establecerá las "medidas y mecanismos necesarios" para el cumplimiento del bando, que entra en vigor "desde la misma fecha de su publicación", o sea, hoy 18 de octubre de 2010.

Respecto a las licencias de apertura y funcionamiento de comercios, se ha establecido otro bando firmado por el alcalde en el que explica que la motivación del mismo viene dada "como consecuencia del posible aumento de establecimientos que desarrollan su actividad careciendo de las preceptivas licencias municipales de apertura y/o funcionamiento, con objeto de verificar el cumplimiento de ordenanzas y reglamentos municipales, y al mismo tiempo impedir la competencia desleal entre comerciantes".

El bando dispone que el Ayuntamiento iniciará en "próximas fechas" una inspección de los establecimientos comerciales e industriales de la localidad, consistente en la comprobación del cumplimiento de las licencias y ordenanzas de competencia municipal", indicando que quienes no cuenten con la licencia de apertura o que se encuentren en la tramitación de la misma, "previo requerimiento, serán clausurados y/o sancionados, de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente".

 

Además, añade que "los establecimientos que dispongan de licencia municipal pero no se ajusten a la actividad desarrollada, deberán regularizar su situación en el plazo que le sea establecido".

Al igual que en el anterior, se menciona la puesta en vigor inmediata del bando y la articulación de medidas y mecanismos necesarios para que se cumpla.