Local

 palestina mayo 1

 

La manifestación 52ª contra la vergüenza internacional más deplorable que hayan visto nuestros ojos, denunció, como no puede ser de otra manera, la inmundicia ilimitada del Gobierno israelí y sus cómplices, en un nuevo atardecer en la calle San Pedro de Marchena. La canción del cubano Silvio Rodríguez, "¿A dónde van?", de patente universalidad , cobra sentido cuando hace de espejo de las emociones quebradas de personas que aún laten en un mundo que se pierde por las alcantarillas, donde en los más bajos fondos de entre la bajeza y ruindad, se encuentra el acribillamiento criminal de la población palestina desplazada en Rafah, más de 1,4 millones de personas condenados a sobrevivir milagrosamente en la ratonera entre los ataques israelíes, a morir, o a "vivir" huyendo del infierno abrazados a cadáveres de sus familiares; muchos de ellos, niños y niñas. Pero no pasa nada; esta noche pueden votar en Eurovisión a Eden Golan, la israelí que defiende con todo honor y orgullo, así lo dice, a su país, ¡viva la empatía! De su letra a la que no aspiraría ni un alumno o alumna de 6º de Primaria, solo podemos decir que en un "huracán" y "bailando en la tormenta" (oh ¡qué bonito es el amor!) se encuentran verdaderamente los hombres y mujeres de Palestina, pero de verdad, no de lavado de cara, y todos aquellos que a lo largo y ancho del planeta, denunciando el genocidio, somos pocos para el clamor que debería darse, pero los suficientes para que los gestos de apoyo a Palestina saquen a relucir el desquiciamiento y ruindad en la que se han instalado quienes sacan la bandera de Israel para defender una sinrazón criminal que quedará en los anales de la historia.

 


 

VÍDEO CONCENTRACIÓN CONTRA EL GENOCIDIO 

 

El informe, de 47 páginas, dictamina que "es razonable estimar" que las armas estadounidenses "han sido empleadas por las fuerzas de Israel desde el 7 de octubre de manera inconsistente con sus obligaciones en relación al Derecho Internacional Humanitario o con las buenas prácticas establecidas para mitigar el daño a los civiles". Sin embargo, "la naturaleza del conflicto en Gaza hace difícil estimar o alcanzar hallazgos concluyentes de incidentes individuales".

 

Rescatamos este párrafo de una información de El Mundo, en la que Estados Unidos, que por supuesto es contrario a la creación de un Estado Palestino y reprime con dureza la movilización universitaria que se está dando en sus grandes ciudades, a la que ayer se hizo mención por los manifestantes marcheneros, y que, como es sabido, ha acabado con detenciones de alumnos y profesores. No obstante, el ejército de personas de la "inteligencia" norteamericana habla de "inconsistencia con las buenas prácticas" por parte de Israel del uso que da a las armas que les cede Estados Unidos, ventaja competitiva insultante en esta operación de destrucción del territorio y de una cantidad de vidas de la que ya se pierde la cuenta.  Pero no pasa nada, al fin y al cabo no hay "hallazgos concluyentes", ¡qué más da esas decenas de miles de muertos y cientos de miles de vidas destrozadas!

 

palestina mayo 9

 

palestina mayo 2

 

palestina mayo 3

 

palestina mayo 4

 

palestina mayo 5

 

La broma macabra del lenguaje político, en medio de imágenes aterradoras de niños atrapados en los escombros, de ataques a la sede de la ONU en Jerusalén en esta Israel que la propia ONU auspició en 1947, los periodistas soldados de Israel amenazando y grabando de manera canallesca a un periodista de RTVE que gritó Free Palestine en los entresijos de los ensayos de Eurovisión, son pinceladas de este cuadro de muerte y horror que para los genocidas y sus niños mimados aún no es nada si no la manchan de odio, más odio, regodeo y chulería, con lo que, sumado a los apoyos internacionales de envergadura, consiguen instalar ese miedo, impotencia en la población, e incluso apoyo gracias a su maquinaria de marketing del victimismo y del los otros no son los nuestros, solo 25 personas apoyen la justa defensa del pueblo palestino, ayer en la calle San Pedro. Claro que también se pueden sumar más miedos para dar la espalda, como que al que asista lo vistan de simpatizante de Hamás, otro mantra mentiroso que bien apoya el político del Partido Popular Borja Semper.

 

palestina mayo 10

 

palestina mayo 6

 

palestina mayo 7

 

palestina mayo 8

 

Y eso es lo que esta noche, queridos telespectadores, revestido de rostro de mujer joven, verán en Eurovisión, un lavado de imagen inaceptable que en esta distopía de mundo se aplaude. Frente a la canción impostada "Hurricane" de lelas historietas de amantes, nos quedaremos siempre con la palabra profunda y certera de Silvio Rodríguez, que en 2024 nos hace llorar, mientras la escuchamos, con la vista puesta en las personas asesinadas y en el calvario que hacen pasar los genocidas, la panda de criminales que ostentan poder a la población palestina en su realidad y a cualquier persona sensible en cada rincón del mundo, que en 1978, titulada "¿A dónde van?", dijo así en sus entrañas:

 

SILVIO OK(FOTOGRAFÍA: La Pinada Fun).

 

 

¿A dónde van las palabras que no se quedaron?
¿A dónde van las miradas que un día partieron?
¿Acaso flotan eternas, como prisioneras de un ventarrón
O se acurrucan, entre las hendijas, buscando calor?


¿Acaso ruedan sobre los cristales, cual gotas de lluvia que quieren pasar?
¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
¿Acaso se van?
¿Y a dónde van?
¿A dónde van?


¿En qué estarán convertidos mis viejos zapatos?
¿A dónde fueron a dar tantas hojas de un árbol?
¿Por dónde están las angustias que desde tus ojos saltaron por mí?
¿A dónde fueron mis palabras sucias de sangre de abril?

 

palestina mayo 11


¿A dónde van ahora mismo estos cuerpos que no puedo nunca dejar de alumbrar?
¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
¿Acaso se van?
¿Y a dónde van?
¿A dónde van?


¿A dónde va lo común, lo de todos los días?
¿El descalzarse en la puerta, la mano amiga?
¿A dónde va la sorpresa casi cotidiana del atardecer?
¿A dónde va el mantel de la mesa, el café de ayer?


¿A dónde van los pequeños terribles encantos que tiene el hogar?
¿Acaso nunca vuelven a ser algo?
¿Acaso se van?
¿Y a dónde van?
¿A dónde van?
¿Y a dónde van?
¿A dónde van?