Local

 pleno enero vox

 

El Pleno extraordinario y urgente del pasado jueves, motivado por ser último día de plazo para solicitar una subvención importante a Diputación a través del Programa Más Sevilla, estuvo formado por varios puntos en el Orden del Día, pero antes de su debate, se produjo una reivindicación del portavoz de Vox, que se une a la que ya hicieron diversos partidos de la oposición como el PP, principalmente, en cuanto a la proliferación de plenos extraordinarios ante los que se ven obligados, con escaso margen, a solicitar horas o días en las empresas en las que trabajan: "Soy el único que trabaja de los que estamos aquí y creo que el punto se debería haber metido en Pleno Ordinario, pero manejáis los tiempos de la gente como os da la gana", manifestó José Carlos Delgado, a lo que la alcaldesa de Marchena, María del Mar Romero, contestó que actúa conforme le lleguen los informes de los técnicos "y usted trabaje por cuenta ajena, propia o por inducción vitrocerámica, tendrá que venir a los Plenos, si es que quiere venir, porque está obligado y no es excusa para que vote en contra de la urgencia". También se produjo una discusión en la lectura del punto de los premiados del Día de Andalucía en la que el portavoz de Vox reivindicó que se agilice la concesión de licencias para el desarrollo de las empresas en Marchena.

 

 


 

 pleno grupo socialista alcaldesa

 

 

La alcaldesa alegó que los informes para solicitar la subvención le llegaron pocos días antes y responsabilizó al portavoz de Vox de que "si fuera por usted, que ha votado en contra (de la Urgencia), Marchena habría perdido un millón de euros, y a usted eso no le importa, porque como le he hecho venir un jueves...entiendo que le da a usted mucho coraje" que se apruebe la subvención para Marchena, expresó María del Mar Romero, que una vez que en el contenido del punto el portavoz de Vox votó a favor de la subvención para diversas obras, le dijo que "usted no puede soplar y sorber a la vez; ¿se ha visto en plazo? Sí. Es que trabajo...pues mire usted no se meta en política...y ha dicho que no a la urgencia, por tanto usted no quiere un millón de euros para Marchena, aunque se quiera poner bien puesto ahora".

 

El portavoz de Vox, José Carlos Delgado, en el transcurso de ese punto, había aclarado previamente que "Vox no se opone a nada que sea bueno para el pueblo; Vox se opone a que se lleven estas cuestiones al límite del tiempo, a eso nos oponemos".

 

En concreto, desde que José Carlos Delgado ocupa el concejal que tiene Vox, se han convocado ocho plenos extraordinarios en poco más de ocho meses. En el mandato anterior se convocaron 32 plenos extraordinarios, según figura en la web del Ayuntamiento, un total de 9 en 2020, 8 en 2021, 7 en 2022, y 4 en cada mitad de año de 2019 y 2023 pertenecientes a dicho mandato. En febrero de este año 2024 se han convocado los tres plenos extraordinarios en lo que llevamos de año, dos de ellos en un solo día y el otro el pasado jueves día 15 de este mes. Esta cifra anual supera la de Plenos Ordinarios, 6, uno cada dos meses.

 

Por último, en la lectura del punto de premiados del Día de Andalucía por el Ayuntamiento de Marchena, el portavoz de Vox, José Carlos Delgado, tildó de "curioso" que el Ayuntamiento reconozca a Grupo Lecru después de esta empresa "lleve años pidiendo una licencia para construir" su nueva sede muy cerca de Procavi, ya que "se le ha hecho la vida imposible y ahora se le da un premio", a lo que añadió que "el Ayuntamiento debe agilizar los permisos de obras y eso sí es competencia vuetra. Hay muchas empresas esperando licencia y a cada empresa que venga a Marchena a dejar un euro, hay que ponerle una alfombra roja y hacer todo lo posible", a lo que el Concejal de Cultura, Víctor Montes, respondió que la citada empresa trabaja mucho para obras gestionadas del Ayuntamiento, mientras que la alcaldesa defendió que ayuda a todas las empresas marcheneras cuando las licencias dependen del Ayuntamiento y no de otras administraciones y "desde 2015 hacia atrás se hacía todo lo contrario; no lo digo yo, lo dicen los constructores y todo el mundo", de manera que, en este ámbito, volvió a poner en cuestión al propio Gobierno municipal encabezado por el PSOE y el alcalde entonces Juan Antonio Zambrano entre 2011 y 2015.