Local

 

manuel suarez concejal

El concejal de Festejos, Manuel Suárez, nos atiende en el Ayuntamiento para comentar los pormenores de la Cabalgata, que como ya conocen, se celebrará en formato mixto de carrozas y pasacalles. Habrá tres carrozas nuevas de los Reyes Magos, realizadas por empresas carroceras, y cambios en el recorrido con motivos de las obras de calle Sevilla, amén de perfilarse finalmente en función del avance de otras obras en nuestro pueblo, como las del barrio Madre de Dios. "Psicológicamente no es fácil preparar esta Cabalgata, ni para los tractoristas ni para nosotros el Ayuntamiento como parte organizativa, es muy duro organizar estas Navidades", si bien "la gente pide la Cabalgata, quiere que haya Cabalgata y que vuelva la ilusión a la calle, y, de hecho, los niños no se pueden perder esa ilusión de la Navidad y de que los Reyes Magos vengan a Marchena", manifiesta el concejal.

 


 

 

Los personajes que encarnarán los Reyes Magos serán Diego Cortés y Juan Carlos Salvat, que repiten tras la Cabalgata de 2023, a falta de un nuevo rey mago, que será sorpresa de última hora.

 

"Estamos encontrando muchos problemas organizativos", reconoce Manuel Cristóbal Suárez Arispón, en esta su octava Cabalgata en el cargo de concejal. "Normalmente se empiezan a organizar en septiembre, y en ese mes encontramos grupos nuevos y se cubrieron dos bajas que se produjeron", las de Procavi y Futuro Marchena, "lo que demuestra que la gente quiere participar".

 

Los problemas surgieron cuando de los 15 tractoristas, solo han aceptado, hasta la fecha, seis, seguir participando en la Cabalgata: "Se les habían quitado las ganas, porque lo que para ellos antes era un motivo de alegría y familiar, ahora es una problemática".

 

La escasez de tractoristas "no ha sido un problema de que a los tractoristas se le pague o no se le pague", respecto a lo cual, añade el concejal, "los mismos tractoristas no ven ético que se pague ahora", a raíz de una circunstancia dolorosa como la que se produjo en la pasada edición, y más aún después de que durante tantos años, tanto los tractoristas que seguirán como los que lo dejan, hayan colaborado gratuitamente, por lo que "el Ayuntamiento de Marchena no se plantea contratar tractoristas".

 

Algunos de los nueve grupos de personas que componen la Cabalgata, están en estos momentos buscando tractoristas particulares para finalmente montar en carroza, si bien todo el que no lo haga en carroza desfilará en pasacalles, que se animará prioritariamente con bandas marcheneras, pero, si como se prevé, hay algunas bajas, se complementará con charangas, batucadas y diversos estilos musicales y animación.

 

Las carrozas de los Reyes Magos serán todas ellas nuevas, informa el concejal. "Los remolques estarán hechos por un carrocero con los últimos sistemas de seguridad, los más modernos. Son plataformas de más baja altura, metálicas, no son remolques agrícolas".

 

El transcurso de estos meses está siendo complicado para el concejal de Festejos: "Psicológicamente, no es fácil preparar esta Cabalgata", expresa. "Ni para los tractoristas recordarlo ni para nosotros el Ayuntamiento", incide. "Cuando en las reuniones de organización de la Cabalgata hablo con algunos grupos de amigos, siempre acabamos hablando del impacto que supuso" lo acontencido en la Cabalgata de 2023. "Desde la parte organizativa, es muy duro organizar estas Navidades, el estrés psicológico es muy complicado".

 

No obstante, preguntado por si en Marchena, tras el fatal suceso vivido el 5 de enero, hay o no una mayoría de gente que quiera que se celebre la Cabalgata, Manuel Suárez responde que "la gente lo pide, pide la Cabalgata, quiere que haya Cabalgata y que vuelva esa ilusión a la calle. Y, de hecho, los niños no pueden perder la ilusión de la Navidad y de que los Reyes Magos vengan a Marchena. Los niños no tienen culpa de lo que pasó".

 

Finalmente, en cuanto al recorrido de la Cabalgata de 2024, el concejal de Seguridad y Festejos informa de que "se está estudiando un nuevo recorrido" por las obras en calle Sevilla, donde desembocaba la Cabalga tras pasar por calle La Cruz, procedente de Madre de Dios, otra calle en la que la evolución de las obras de la zona marcará el definitivo recorrido.

 

Sea con unas modificaciones u otras, lo que asegura el concejal es que "si Policía Local, en el Plan de Seguridad, nos aconseja que cambiemos alguna calle del recorrido, la cambiaremos, con objeto de extremar más todavía la seguridad", concluye.