Local

 gabinete psicológico 2

 

La concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Marchena, Mercedes Abadía, y el técnico Psicólogo del Ayuntamiento, Carlos Rosa, han informado de la creación de un Servicio psicológico de Intervención y Emergencia que está formado por cuatro psicólogos clínicos marcheneros. Toda persona que necesite afrontar la recuperación anímica y mental de lo vivido en la Cabalgata de Reyes Magos, puede contactar con este servicio presencialmente en el edificio de San Jerónimo (calle La Mina), así como con el teléfono 955321010, extensión 149.

 


 

La concejala Mercedes Abadía ha expresado sus muestras de agradecimiento a la solidaridad y ayuda de todos los vecinos, público y profesionales que se sumaron a colaborar en el accidente y ha agradecido a los tres psicólogos de nuestra localidad, especialistas en Psicología Clínica, que se van a sumar a Carlos Rosa, para formar un competente equipo de cuatro personas que atiendan de forma personalizada a quienes sufran las consecuencias psicológicas de ese día. Además de presencialmente y por teléfono en cualquier horario, también se van a articular videollamadas dentro de este operativo.

 

La concejala de Asuntos Sociales, por último, hizo un llamamiento a la "esperanza en que vamos a salir de todo esto" y reiteró que el pueblo de Marchena "ha demostrado altura en solidaridad y humanidad", concluyendo que "para cualquier ayuda, aquí está el Ayuntamiento".

 

Por último, ha agradecido el esfuerzo de los tres psicólogos marcheneros, dos psicólogos y una psicóloga, que se sumarán al equipo coordinado por Carlos Rosa, ya que lo hacen fuera de sus horas de trabajo.

 

gabinete psicologico

 

Carlos Rosa, psicólogo del Ayuntamiento, ha expuesto que las formas de afrontar el trauma son distintas en las diferentes personas, ya que hay quienes  cuentan con más capacidad de resiliencia y otras con menos, explicando que la superación de lo vivido formará parte de un proceso lento o que, incluso en determinadas personas aparece la afectación por los hechos pasado mucho tiempo.

 

Es una nueva realidad para todo el pueblo, una situación de duelo en la que todos estamos afrontando una situación traumática y que afecta no solo directa sino indirectamente, por cuanto se presentan situaciones de afectación al estado anímico que influyen en quienes tenemos alrededor, e incluso, por otra parte, quienes no han estado directamente en el lugar de la escena pero igualmente pueden sentirse afectados.

 

Para algunas personas, el hecho de expresar lo que sienten o lo que les preocupe, podría resultar favorecedor, mientras que en casos donde el trauma permanezca por más tiempo, el equipo de psicólogos se coordinaría con equipos de salud mental y UMI (unidades de medicina intensiva) de administraciones superiores.

 

El apoyo familiar entre unos y otros, el autocuidado, el paso del tiempo, son elementos que disuadirán poco a poco el trauma vivido, continuaría explicando Carlos Rosa, que dejó claro que lo sucedido "es algo que no se va a olvidar nunca y que tenemos que aprender a sobrellevar", para lo cual recomendó que se positivice en la medida de lo posible, de manera que los pensamientos o actitudes autodestructivas que nos bloquean vayan desapareciendo poco a poco y de esta forma crezcamos también como personas en el afrontamiento del trauma.