Local

 

grupo diez 2

 

Miguel Pliego, en representación de GRUPO 10, expone que las entidades bancarias están reincidiendo en “prácticas abusivas” respecto a la contratación de seguros con el cliente, incluyéndolo como condición imprescindible para conceder hipotecas, préstamos, cualquier tipo de financiación o líneas de crédito en el caso de las empresas. Asimismo, apunta a las penalizaciones de facto que se producen en casos de que el cliente de banca decida no contratar el seguro a través de la entidad bancaria, como aplicar comisiones por mantenimiento de cuentas, entre otros. GRUPO 10 defiende la calidad y el tratamiento cercano y profesionalizado del sector de las corredurías y agencias de seguros tradicionales, a la vez que ofrece asesoramiento gratuito y sin compromiso a los ciudadanos, con objeto de protegerlos ante las referidas prácticas bancarias, para lo cual el sector seguros se encuentra organizando y cada vez gana más casos judiciales a las entidades bancarias.

 


 

El sector de las corredurías y agencias de seguros, como nos explica Miguel Pliego, recuerda que la legislación vigente determina que la aceptación, por el prestamista, de una póliza alternativa distinta de la propuesta por la banca, no podrá suponer empeoramiento en las condiciones de la naturaleza de cualquier préstamo.


Sin embargo, “los bancos te aplican una penalización si ejerces tu derecho de contratar el seguro en una correduría o agencia de seguros, penalización que te disfrazan como bonificación si te quitan esa penalización.


“Los bancos no te pueden condicionar a contratar un seguro con ellos, el cliente puede elegir libremente su seguro”, defiende el representante de GRUPO 10.


Miguel Pliego expone que este modus operandi “es un comportamiento ya habitual en la banca, que cuando llegas a pedir un préstamo, cualquier tipo de financiación o línea de crédito en el caso de las empresas, pero la propia ley te dice que no por no contratar un producto con ellos, te pueden crear una penalización. Todo lo que sea obligar a contratar un producto paralelo que dé una garantía a su préstamo, contratarlo con ellos y no poder contratarlo de forma libre, va en contra de la ley”, explica.


“Algunos bancos llegan a no conceder el préstamo si no contratas el seguro con ellos. Lo condicionan, y hasta cierto punto es denunciable, porque son prácticas abusivas”.


No obstante, el sector de los seguros se ha organizado en los últimos años y, gracias al trabajo en este caso de un equipo jurídico de GRUPO 10, especializado en estos asuntos, realiza un constante trabajo de denuncia a la banca: “Hemos llegado a conseguir es que los bancos le quiten a los clientes esas penalizaciones o no bonificaciones, que ellos lo enmascaran de esa forma, por no contratar productos paralelos con ellos”.


Miguel Pliego manifiesta que las pólizas de seguro bancarias “le suponen al cliente un sobrecoste muy importante, porque no lo están asesorando y no lo están dando una póliza que cubra sus necesidades a un precio ajustado, sino que le dan una póliza que cubre las necesidades del banco, al precio que le da la gana, porque saben que el cliente se va a ver abocado a hacerlo sí o sí”.


La tipología de “prácticas abusivas de los bancos”, afirma Miguel Pliego, es variada según cada cual: “También están metiendo hasta contratación de un seguro por mantenimiento de cuenta, y le dicen o que contratan un seguro con ellos o que le empiezan a cobrar un mantenimiento, eso es penalizar a fin de cuentas”.


Por préstamo personal para consumo propio, “no ya para grandes compras como un coche, por ejemplo un préstamo de 5.000 euros, te hacen un seguro de vida y te cuesta 1.000 y pico, ¿qué solución te están dando cuando luego el cliente tiene que devolver 5.000 euros más los intereses más 1.000 y pico de euros que le han cobrado de ese seguro de vida? No están dando una solución al cliente bancario, sino creándole un problema.


Igual sucede con líneas de créditos de las empresas, afirma el representante de GRUPO 10: “Obligan al empresario a contratar los seguros de empresas con los bancos, y en la gran mayoría de los casos les están perjudicando en cuanto a cobertura y precio”.


“Y ya las hipotecas ni hablamos; les incluyen a los clientes el famoso ‘Pack Hipoteca’, como nosotros le llamamos, que incluye seguro de vida, seguro de hogar e incluso de protección de impagos”, consistente este último en que el banco costee cuotas de los préstamos cada ‘x tiempo’ a personas con largos períodos de paro o autónomos sin actividad: “Si leen las coberturas, prácticamente nunca van a pagar una prestación, ya que en la letra pequeña aparecen condiciones como estar dado de alta en la Seguridad Social ininterrumpidamente veinte años, que casi nadie ha estado. Entonces no le llegan a asesorar y le crean muchos problemas al cliente, como en otras tantas cosas que ha hecho la banca, caso de las preferentes…”


La unidad del sector y la organización para reivindicar los derechos de los clientes, fundamental

 

grupo diez


GRUPO 10 ha formado una Asociación de reclamación a nivel nacional de casos de banca, con gabinete jurídico especializado en este tipo de cuestiones.


Miguel Pliego invita a quienes lo deseen a presentarse en las oficinas de GRUPO 10 en calle Orgaz para asesorarlos en casos de dudas ante cualquier eventualidad o planteamiento de la banca respecto al apartado de los seguros, lo que pueden hacer de forma gratuita y sin compromiso, independientemente de que contraten o no seguros con esta casa con posterioridad: “No repercutimos nada al cliente, lo asumimos nosotros para que la banca no se sienta cómoda en este tipo de prácticas, que es lo que vamos persiguiendo”, afirma Miguel Pliego.


La indignación del sector de los seguros, tanto por las casuísticas comentadas como por otras que explica a continuación el representante de GRUPO 10 es notoria, dado que “los bancos están utilizando la contratación de pólizas de seguros con ellos, mediando situaciones muy importantes para la economía de las familias”.


“Se han dado prácticas tan graves como los préstamos el ICO (incluso con el Covid), préstamo que está garantizado por el Estado y en el que los bancos le están pidiendo otros tipos de garantías a los contratantes, práctica que es completamente ilegal. Está denunciado y le hemos ganado en varios pleitos”, añade Miguel Pliego.


Hasta el momento se vienen aplicando sanciones económicas a los bancos por esas prácticas que están puestas, además de en los Juzgados, en manos de la Dirección General de Seguros (DGS).


Aunque no resultará fácil en el actual mercado, “que desliguen el tema banca y tema seguros y que no se puedan comercializar de la misma forma” sería el marco idóneo para que dejaran de existir este tipo de prácticas, expone Miguel Pliego, que incide que en muchos países está totalmente prohibido que la banca los comercialice.


“Hacen prácticas tan abusivas los bancos, como meterse en la cuenta del cliente y ver cuándo le cumple el seguro, llamarlo y venderle el suyo, algo que va contra la ley de protección de datos, ya que el cliente ha firmado una cláusula de protección de sus datos, y la incumplen”, explica Miguel Pliego.


“Insistimos a los ciudadanos en que deben abrir los ojos y estar atentos. Estamos abiertos a informar sin coste, en GRUPO 10, de los derechos que les pertenecen, a asesorarlos para defender lo que es suyo, y que no todo lo que diga el banco es la ley”.


“En muchos casos, los bancos han dicho a sus clientes que si no firman el seguro, no les conceden el préstamo, y vamos a informar a esos clientes que tienen posibilidades legales para que no resulte así”.


Miguel Pliego recuerda, que, por ejemplo, con las cláusulas suelo, ya hubo numerosas sentencias contrarias a las prácticas abusivas de los bancos y que con el tema de los seguros o cualquier producto paralelo que los bancos incluyan como condicionantes de operaciones económicas (alarmas, cafeteras…) está empezando a haberlas igualmente.


“Ya hemos obligado a que una entidad bancaria devuelva a un cliente el importe económico correspondiente a tres años del seguro”, tras serle la razón dada a GRUPO 10 en el procedimiento judicial. “Un compañero también consiguió el despido del empleado de un banco (en una localidad gaditana), pues el empleado le decía al cliente que si no le contrataba un seguro, que nada más con la pensión en el banco le iban a cobrar comisión, en clara alteración de las condiciones que ya tenía el cliente”.


La unión del sector, el trabajo de los gabinetes jurídicos, la creación de la Asociación en defensa de los afectados por la banca son factores importantes, siempre todo ello reforzado por la concienciación del ciudadano, del cliente, para que no se vea sometido a presiones que les hagan asumir sobrecostes en materia de seguros, y a lo que apela GRUPO 10 por bien del consumidor y de las corredurías y agencias de seguros tradicionales, que ofrecen un servicio de calidad contrastada, atención y cercanía con el cliente día tras día.

Suscríbete al canal de Youtube