Local

Los funcionarios del Ayuntamiento de Marchena han presentado hoy un recurso de reposición contra la bajada de sueldo decretada por el Estado y la aplicada por el Ayuntamiento en cuanto al complemento específico y han convocado para dentro de 15 días hábiles, probablemente el día 26, una Asamblea en la que dedicidirán si organizan actos públicos de movilización o protestas. Hay también gran preocupación por el retraso en la nómina de julio.


Fundamentalmente, los funcionarios solicitan que para futuros meses se abone el salario correspondiente a los derechos adquiridos y consolidados durante sus años de trabajo sin llevar a cabo descuento alguno basado en el decreto estatal de mayo y a declarar la nulidad de la nómina del mes de junio.

Los funcionarios entienden que aparte del 5 por ciento de reducción que se aplica en conceptos de salarios base, trienios y complemento destino en base al Real Decreto, que consideran también en contra de derecho en base a una sentencia que como máximo permite la congelación de los sueldos, el Ayuntamiento de Marchena no ha llevado a cabo el recorte del complemento específico previa negociación con los funcionarios.

En la paga extra, el complemento específico ha quedado reducido el 35 por ciento, a razón del 5 por ciento por mes, multiplicado por siete meses desde junio a diciembre y que suponían cantidades de 200 a 600 euros según los casos.

Los funcionarios consideran, por una parte que el equipo de Gobierno no debería haber llevado a cabo esta reducción sin previa negociación y que por otra, esta reducción conlleva indirectamente un "incumplimiento del decreto ley del Estado" en el sentido de que se suma al 5 por ciento de reducción ya marcado por el Gobierno de la Nación.

También indican que para el equipo de Gobierno llevar a cabo la reducción del complemento específico, complemento que valora el puesto de trabajo en función de la responsabilidad, titulación, nocturnidades..., deberá llevar a cabo una nueva tabla de valoración de los puestos de trabajo como se ha hecho anteriormente en otras ocasiones para negociar las subidas que se produjeran en su día.

De esta forma, la pasada semana se convocó una Asamblea informativa por la Junta de Personal para trasladar estas cuestiones a los trabajadores, y hoy se ha solicitado la convocatoria de la Asamblea Ordinaria tras presentar el recurso de reposición.

En dicha Asamblea se decidirá si se convocan o dejan de convocar actos públicos de movilización y protesta, que coincidirían en el tiempo con fechas cercanas al concierto de Miguel Bosé o a la feria de Marchena, donde ya el pasado año se produjeron concentraciones de protesta de los trabajadores de RTV Marchena.

Por otra parte, los funcionarios se encuentran muy preocupados por el impago de la nómina de julio, mes en el que se ha pagado el retraso del 50 por ciento de sueldo del mes de junio y donde se encadenará un mes de retraso en el cobro, teniendo los trabajadores que cobrar la nómina de julio muy probablemente a principio de septiembre, algo que los funcionarios que actualmente trabajan en el Ayuntamiento de Marchena nos indican que no recuerdan que haya sucedido nunca, ni en los últimos 20 o 40 años según los casos, indicando que como máximo se hubiera producido algún retraso puntual de 10 días.

Más allá de lo inédito o inusual de la situación, la preocupación de los funcionarios pasa porque si las nóminas del Ayuntamiento (incluidos seguros sociales) cuestan 700.000 euros al Ayuntamiento, tal y como dijo el alcalde en Asamblea Extraordinaria, "¿cómo va a ser capaz el Ayuntamiento de conseguir 1.400.000 euros si este retraso continúa un mes más? ¿quién nos garantiza que vayamos a cobrar las nóminas realmente?".

La reducción de la masa salarial global del Ayuntamiento en base a la reducción marcada por el Estado, no llegaba a una media del 5 por ciento, habiéndose quedado aproximadamente en el 2,5-3 por ciento, por lo que la reducción del complemento específico podría ser una manera de llegar al total del 5 por ciento de reducción de sueldos marcado de media por el Estado, lo cual origina el conflicto de si es legal por cuanto el derecho del Ayuntamiento a llegar a ese 5 por ciento, o no lo es por cuanto el complemento específico es un aspecto al margen del decreto ley, que como hemos dicho sólo contempla salario base, trienios y complemento destino.

En todo caso, el equipo de Gobierno habría de negociarlo con los funcionarios, esperar a ver si llega a un acuerdo, y si no lo llega, tendría potestad para tomar la decisión correspondiente, pero siempre debe seguir un proceso de negociación.

Independientemente de ello, en el Ayuntamiento de Marchena se están llevando a cabo recursos individuales, aproximadamente más de 70, por los que los trabajadores están recurriendo esta pérdida de derechos y sueldo, produciéndose por lo tanto una dinámica que se viene dando en varios Ayuntamientos de toda España y de la provincia de Sevilla, como es el caso de Utrera también.