Local

Gran parte de los trabajadores del Ayuntamiento de Marchena han percibido lo atrasado de junio, un 50 por ciento de sueldo, pero tendrán que esperar a cobrar el mes de julio por falta de liqueidez hasta que la situación económica lo permita, según hemos podido conocer. Continúan por lo tanto las "dificultades de tesorería" y cobra prioridad el sueldo atrasado del mes anterior respecto al cobro de julio, que se hará esperar.


Los representantes de los trabajadores defendieron que el sueldo de junio se conformaba de la nómina ordinaria y paga extraordinaria, por lo que consideraron en su día que su sueldo del mes estaba cobrado al 50 por ciento y así se lo comunicaron a los responsables políticos del equipo de Gobierno.

Los representantes de los trabajadores manifestaron a principio del mes pasado que "las nóminas de los trabajadores deben ser la prioridad" para los gobernantes, si bien la situación persiste y todos los trabajadores con paga extraordinaria habrán de esperar a cobrar julio probablemente en el inicio de septiembre al percibir ahora el retraso correspondiente al importe de la paga de junio .

La situación se deriva por lo tanto en que se encadena una situación con otra y se podría pasar sistemáticamente al cobro con un mes de retraso, hecho que en otros organismos dependientes económicamente del Ayuntamiento, como RTV Marchena produjo retrasos cercanos a los 3 meses en más de una ocasión, por lo que esperamos y deseamos que se pueda resolver pronto y no se repita con los trabajadores del Ayuntamiento en el tiempo el mismo desenlace.