Juventud

El sábado de Feria definitivamente se pudo vivir un día de gran ambiente en el Real de la Feria, sobre todo a partir de las seis de la tarde, cuando se comenzó a incorporar el personal, que llenó de fiesta y alegría el recinto con ganas de pasárselo bien hasta la madrugada. Los Lunares, San Carmelo o la animada caseta de Los Quintos, entre otras, fueron puntos de encuentro de los más jóvenes hasta altas horas de la madrugada.


Con espléndidos trajes de flamenca, ellas más fieles a la indumentaria tradicional que ellos, se dieron cita en el recinto ferial a cuentagotas desde primera hora de la tarde a cuentagotas las jóvenes marcheneras, algunas de las cuales podíamos ver con Víctor Hugo López, gerente de Golden IP.

Un año más cientos de jarras de rebujitos corrieron por el Ferial, encontrándonos con gran ambiente en la esquina entre Los 40 y Yo y Los Quintos, caseta esta última donde podíamos ver al Caballero de Honor de Míster España, José Enrique Martín Aguilera, junto a su grupo de amigos, entre ellos conocidos deportistas del mundo del fútbol sala de nuestra localidad como los geniales Jorge Parra y Dani Hurtado. También se dejaba ver por la caseta el presentador de eventos Jorge Roncel, entre otros. 

El responsable de que tal cantidad de gente se mantuviera en la caseta marchenera fue en gran parte el grupo Puros de Nácar, que actúa hoy a partir de las 22:00 horas en la sala municipal de Cultura.

Posteriormente, se pobló de personas la zona de los botellones, que una Feria más conformaron parte del paisaje de sábado por la tarde.

También podíamos ver a los reyes y reina de la belleza con sus familiares y amigos. Es el caso de Francisco José González, Míster Marchena y de la Reina de las Fiestas, Cristina Reina, con traje de flamenca y su corona para representar la belleza y categoría de la mujer marchenera.

En las casetas de San Carmelo y Los Lunares se congregaron gran cantidad de personas conforme fue anocheciendo para enganchar sábado y domingo del tirón, sobre todo la joven chavalería que disfrutó la Feria como es lógico como si fuera la primera, en una tarde, en la que, como diría el pregonero Manuel Martín Portillo, se disfrutó como nunca la Feria como si fuera la última, ya que los días anteriores habían privado a muchos marcheneros con la lluvia de acercarse a vivirla.