Juventud

 

La asociación juvenil Miguel Hernández ha comenzado a funcionar en Marchena en el mes de mayo con propuestas en pro de la justicia social y una democracia participativa. La asociación trabaja con varias iniciativas en beneficio de la cultura, juventud y asociaciones de Marchena, y está abierta a todo tipo de personas comprometidas, conformándose como "punto de apoyo" entre los jóvenes de Marchena, según se recoge en sus Estatutos. La denuncia de los atropellos económicos que sufrimos hoy en día y la apuesta por lo público, también se recogen de forma clara en las líneas de esta nueva asociación.


En Miguel Hernández han encontrado la referencia de libertad, horizonte de miras y de cultura para darle nombre a su asociación. Y con la denominación con el nombre del poeta, han comenzado a andar en esta etapa de nuevos proyectos que emprenden desde inicios de mayo, antes del 15, desde el 7 aproximadamente, y aunque guardan ciertos paralelismos sus objetivos con los del movimiento 15 de mayo, ellos pueden decir desde su humilde ámbito de actuación, que se adelantaron.

12 jóvenes marcheneros trabajadores y estudiantes que se reúnen cada sábado a las 12:00 del mediodía en unas dependencias del Ayuntamiento de Marchena y que están abiertos a que "cualquier joven pueda entrar" en la asociación para trabajar conforme a las líneas marcadas pero siempre dispuestos a acoger toda nueva aportación, como también se recoge en la asociación.

Para un futuro próximo, organizarán un concierto benéfico en el que se grabe un disco cuyos fondos se repartan entre las asociaciones de salud o de carácter benéfico de Marchena, un concurso de Cortos para la juventud para lo que trabajarán en el objetivo de que el ganador se emita en TV Marchena, otro de Poesía y Fotografía en la sala Carrera, reconstruir el mural de Miguel Hernández en Marchena o incluso organizar alguna conferencia en Marchena donde representantes del 15-M expliquen su experiencia al público de nuestra localidad.

Toda una batería de acciones en pro de luchar contra las desigualdades, siempre de forma pacífica, de propuestas para empezar, bajo la presidencia de José Manuel Durán pero con todos remando de un barco que no es pirata pero que tampoco es un crucero donde tomar el sol, es un barco de trabajo, de ilusión y de ideas que se plasma en un Manifiesto donde entre otras cosas se refleja que la Asociación Miguel Hernández está constituida como una asociación "de izquierda, abierta, constituida de forma horizontal, donde todos participan en la toma de decisiones, y basada en los principios de libertad, igualdad, asociacionismo y progreso".

En el blog http://ajmhernandezmarchena.blogspot.com/ se publica un Manifiesto que recoge las pautas de actuación de la asociación y que dice así:

 A lo largo de la Historia ha habido gente que ha entregado su vida a la búsqueda de una larga lista de derechos y libertades inalienables para el ser humano y la naturaleza en su conjunto. Se trata de una serie de personas con nombres propios, entregadas y activas, emancipadas del yugo de la ignorancia y dispuestas a construir un futuro mejor.


Nosotros somos sus herederos desheredados, no queremos que su esfuerzo sea en vano y queremos seguir sus pasos. Estamos indignados por una clase política y una economía que cada vez nos asfixia más, que se acuerda de nosotros cada cierto tiempo para que le depositemos democráticamente nuestra confianza y luego acaben volviéndonos la espalda. Somos tratados como mercancías, se otorga valor a nuestras vidas y, por si fuera poco, los que antes eran la voz de los sin voz nos han traicionado para ponerse a merced de los poderosos, es decir, los medios de (des)información.


No queremos ser una juventud sin futuro, queremos recoger la herencia de aquellas personas que lucharon por susodichos derechos y libertades y prometemos solemnemente conservarla. Nuestras armas serán el pacifismo y la cultura, queremos inculcar a los jóvenes de hoy el legado de ayer, queremos crear motivos para cambiar, queremos llevar la razón y el pensamiento crítico por bandera y la tolerancia como estandarte. Somos conscientes de ello y aunque el camino esté empedrado no caminaremos solos mientras estemos acompañados, la unión hace la fuerza y nadie estará solo, estamos todos juntos e iremos hacia delante con estas premisas en pos de un mañana mejor.


Siempre con motivos razonados saldremos a la calle o a donde sea para cambiar nuestra situación y nuestro futuro, porque no estamos contentos con el trato al que nos someten y existen derechos que nos permiten quejarnos y estar respaldados legalmente.
- Queremos una sociedad igualitaria donde nadie sea más que nadie y las riquezas estén repartidas.

- Queremos volver a una educación pública y en la que se vuelvan a retomar los valores y que sea completa, imparcial y que no cambie a peor cada pocos años.
- Queremos una Democracia participativa donde sea en el pueblo quien realmente ostente el poder.
- Queremos separación de poderes.
- Queremos que los medios de comunicación no nos ofrezcan información sesgada e imparcial.
- Queremos que la justicia sea de todos y para todos, no estamos en el Antiguo Régimen, si un político, un banquero o cualquier otro poderoso comete un delito debe ser juzgado en función de su delito y no en función de su persona y sin fianzas altas que pagan con lo que han tomado de todos y que luego no va para nadie. Y lo mismo con este sistema judicial desfasado en el que asesinos, violadores y pederastas, entre otros, pasean alegremente por nuestras calles. El estado del bienestar también es no encontrarse con personas que puedan atentar contra nuestra integridad.
- Queremos restarle poder a los bancos y a la economía de mercado en general para que no seamos mercancías, nuestro único precio es la dignidad y ésta no está en venta. No estamos dispuestos a estar endeudados de por vida y a estar al borde de perderlo todo mientras haya personas beneficiándose de nuestra deuda y aflicción.
- Queremos concienciar a la población de esta situación y a los jóvenes sobre todo por ser la próxima generación que viva o que está viviendo y padeciendo las injusticias de esta cruda realidad.
- Queremos empezar desde la base, desde el ámbito local, esforzarnos en dar ejemplo.
- Queremos crear un marco de apoyo entre los jóvenes y sus propuestas, defenderlas y hacer que se tengan en cuenta, queremos acabar con la desatención hacia la juventud.
- Queremos inculcar cultura, conocimiento, ofrecer información completa e imparcial para que seamos nosotros mismos los que pensemos y valoremos y no lo que nos inculquen.


Ante estas premisas promovemos la cultura, la ayuda social a asociaciones y a movimientos sociales, a Cruz Roja, a instituciones en defensa del medioambiente, estamos abiertos a todo ello y, en definitiva, haremos lo necesario para cambiar.


Para finalizar este manifiesto, no tenemos intención de dejar palabras bonitas ni eslóganes locuaces, queremos que por sí solos se den cuenta, queremos despertar a las mentes dormidas y hacerlas salir de su letargo, que con razón y pensamiento crítico analicen la realidad y actúen. El conformismo, la pasividad y la indiferencia son nuestro peores enemigos; la paz, la cultura, la movilización y el inconformismo nuestra mejor arma.

JÓVENES, SALID DE VUESTRO LETARGO, RECLAMAD LO QUE ES VUESTRO, MOVILIZAOS, INDIGNAOS, UNÍOS

Por nuestra parte, queremos dejarles un poema de Miguel Hernández, que seguro que representa el espíritu de estos chavales que han tenido la fenomenal idea de crear esta asociación juvenil en Marchena:

El sudor


En el mar halla el agua su paraíso ansiado 
y el sudor su horizonte, su fragor, su plumaje. 
El sudor es un árbol desbordante y salado, 
un voraz oleaje.


Llega desde la edad del mundo más remota 
a ofrecer a la tierra su copa sacudida, 
a sustentar la sed y la sal gota a gota, 
a iluminar la vida.


Hijo del movimiento, primo del sol, hermano 
de la lágrima, deja rodando por las eras, 
del abril al octubre, del invierno al verano, 
áureas enredaderas.


Cuando los campesinos van por la madrugada 
a favor de la esteva removiendo el reposo, 
se visten una blusa silenciosa y dorada 
de sudor silencioso.


Vestidura de oro de los trabajadores, 
adorno de las manos como de las pupilas. 
Por la atmósfera esparce sus fecundos olores 
una lluvia de axilas.


El sabor de la tierra se enriquece y madura: 
caen los copos del llanto laborioso y oliente, 
maná de los varones y de la agricultura, 
bebida de mi frente.


Los que no habéis sudado jamás, los que andáis yertos 
en el ocio sin brazos, sin música, sin poros, 
no usaréis la corona de los poros abiertos 
ni el poder de los toros.


Viviréis maloliendo, moriréis apagados: 
la encendida hermosura reside en los talones 
de los cuerpos que mueven sus miembros trabajados 
como constelaciones.


Entregad al trabajo, compañeros, las frentes: 
que el sudor, con su espada de sabrosos cristales, 
con sus lentos diluvios, os hará transparentes, 
venturosos, iguales.