Juventud

 

 
Con esa exclamación entonada al unísono finalizaban su intervención las tres representantes de los alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato del IES López de Arenas, quienes celebraban emocionados y satisfechos su graduación junto con sus compañeros del Ciclo Formativo de Grado Superior de Administración y Finanzas y con la presencia de numerosos familiares y amigos que abarrotaban el hall del instituto, que a la postre resultó pequeño e incómodo para la cantidad de público que en él se congregó.

 
 
Minutos antes del comienzo del acto, el profesor Gonzalo Alcaide, encargado de conducir la ceremonia, ultimaba con los alumnos y alumnas los últimos detalles del protocolo, momento que era aprovechado por algunos para inmortalizar el momento junto a sus compañeros, como es el caso de Ana Mª Sigüenza Fontanilla y Abraham Requena Mesa que han obtenido Matrícula de Honor en Bachillerato y Mª Carmen Lobo Frías y su compañera Noemí Montes Gómez que han conseguido el Mejor Expediente en el Ciclo Formativo de Grado Superior de Administración y Finzanzas.
 
 
Los sones del himno universitario Gaudeamus Igitur (Alegrémonos pues, mientras seamos jóvenes…) la bienvenida a los alumnos y alumnas, como queriendo iniciarles en la nueva andadura que desde hoy mismo comienzan.
 
 
 
Seguidamente tomó la palabra el Director del Centro, José Moreno Hierro, quien deseó suerte a los alumnos en la nueva etapa de sus vidas, ya sea en la Universidad, en los Ciclos Formativos o en la vida laboral. “No os decimos adiós, sino hasta luego; las puertas del Instituto siempre las tendréis abiertas, y como decía Aristóteles, el hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe”.
Terminó su intervención dedicando unas palabras de cariño a los profesores José Manuel Sevillano, durante muchos años Director, y Antonio Ramos, ambos de baja por enfermedad, a los que deseó una pronta recuperación.
 
 
La profesora Asunción Herce manifestó, dirigiéndose a los alumnos y alumnas,  que los profesores se sienten orgullosos de “no sólo haberos transmitidos conocimientos sino valores para haceros personas más libres e independientes, capaces de superar los obstáculos que se os presenten”, les refirió una frase de Jack Nicholson (Una vez que salga de la escuela, sólo lo que hagas por ti mismo dará calidad a tu vida) y les aconsejó que “por mucho que os agobiéis, siempre se puede aguantar cinco minutos más y seguir luchando porque la vida merece la pena vivirla” y finalizó:  “como dice la canción, que todo os vaya bonito”.
 
 
En términos parecidos se expresó el profesor José Francisco Rodríguez Cenizo, quien felicitó al alumnado por los éxitos conseguidos y les aseguró que “ a pesar de las dificultades, siempre recordaréis las situaciones agradables” y les deseó que ojalá algún día puedan regresar al Centro como profesores.
 
El profesor Juan Antonio Zambrano, después de pedir al Director que el próximo curso el acto se celebrara en el patio exterior para mayor comodidad de todos, instó a los alumnos a que cuando en la Universidad les pidan un trabajo de investigación se acuerden de él. 
 
 
 
 
 
 
Les aseguró que “muchos de vosotros vais a trabajar donde os propongáis, porque habéis sido un ejemplo para todos, y entre todos hemos conseguido una gran familia; ha sido un placer teneros como alumnos”. Continuó animándoles a no cambiar y que sólo se preocupen de ser ellos mismos y felicitó a las familias por la calidad humana que sus hijos e hijas atesoran.
 
Para no ser menos que sus compañeros, Zambrano también echó mano de las citas, y en este caso recordó a Goethe: “El horizonte se mueve si tú te mueves” para finalizar deseándoles lo mejor y dedicándoles un piropo, “estáis todos guapísimos y guapísimas”.
 
Antes de la entrega de las orlas se proyectaron dos audiovisuales elaborados por los alumnos Víctor Manuel Segovia (Bachillerato) y Alicia Díaz (Ciclo Formativo), en los que se recogían momentos de la infancia, de viajes, de la vida en el Centro… a lo largo de estos años que les ha tocado vivir juntos.
 
 
En nombre de sus compañeros intervinieron las alumnas Ana Mª Sigüenza, Beatriz Portillo, Inmaculada Fernández y Noemí Ferreyra, quienes coincidieron en agradecer al profesorado el cariño y la comprensión que les han mostrado, a sus padres por su apoyo incondicional y agradecieron que “el Instituto no sólo nos ha transmitido conocimientos, sino que también nos ha formado como personas”, para concluir al unísono: “Hoy, después de tanto tiempo, por fin podemos decir ¡somos Graduados!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las palabras del alcalde, Juan Rodríguez Aguilera felicitando a los alumnos y a los profesores, animándoles a disfrutar de su noche y deseándoles suerte en la nueva etapa que comienzan pusieron el punto final a la entrega de orlas por parte de los componentes de la mesa, que contó con la ausencia obligada por motivos personales de la presidenta del AMPA, Mª Luisa Romero, ocupando su lugar Juan de Dios Pruna.
 
La fiesta continuó en el patio del IES López de Arenas donde alumnos, profesores, familiares y amigos disfrutaron de un refrigerio amenizado por pasacalles estudiantiles interpretados por un grupo de amigos, a los que el profesor Manuel Maqueda autocalificó como “hijos musicales de Pepe Bayón”.
 
 
 
 
Y antes de marcharnos, volvimos la cara atrás para releer uno de los murales que preside el lugar de la celebración, un fragmento de una de las cartas de Séneca a Lucinio: “No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente, porque vivir largo tiempo depende del destino, vivir satisfactoriamente de tu alma, la vida es larga si es plena”.