Juventud

El break dance se está consolidando como fenómeno de masas en Marchena. Este fin de semana se dieron cita los mejores bboying de toda Andalucía en la sala Akasha, donde no cupo un alfiler. The Porfium Crew en bboying y Flapy en Upsidemoving conquistaron sendos premios con presencia de participantes de Cádiz, Sevilla, Córdoba, Ceuta…y cientos de chavales expectantes. También hemos podido ver cómo el público se animó a presenciar el concierto de Mr. Groovy and The Blue Heads, magnífico un año más en la sala marchenera, donde en diciembre se va a formar la “traca” de buenos conciertos.


Empezamos por el final con ese espectáculo de saltos, de bailes, de movimiento, de ingenio, talento y habilidad que aportan los jóvenes que nos deleitan con sus piruetas espectaculares, como hicieron durante toda la tarde noche.


Es curioso el tema de los piques, como se encaran, como se ríen uno de los otros, la forma en que todo esto es intrínseco al juego, lo cómico de esas caras de “desprecio” al rival para tratar de desconcentrarlo o de altanería para impresionarlo.


Conscientemente está todo programado, como los boxeadores que presentan esos combates del año y se marcan el numerito correspondiente. Se trata en este caso, sin violencia ninguna evidentemente, pero sí con todo el sarcasmo puesto en el asador, pues de ir ganando enteros sobre el rival.


Y es que de hechos las eliminatorias finales desde cuartos, después de la victoria en upsidemoving de Flapy de Algeciras, fueron realmente igualadas, decidiéndose alguna de ellas por desempates realmente emocionantes.


Todos querían más y el audiómetro de la sala Akasha, llena hasta la bola como se dice en Marchena, iba subiendo y subiendo decibelios con cada pique y contrapique hasta llegar a la final donde The Porfium Crew, del Coronil, demostró su supremacía imponiéndose en un gran duelo a Fresh Rocking Flava, con componentes del Puerto de Santa María y Ceuta.


Happy y Rábano daban la nota de color con sus camisetas de cara al clásico (Madrid y Barça respectivamente) y la verdad que con gran tesón coordinando el escenario en un círculo que se hacía cada vez más pequeño con la relimpieza del mismo ante el sudor derrochado por los participantes en el esfuerzo por la victoria.


La música del Dj también animaba la fiesta y la propia competición, que se desarrolló como pueden observar con un tremendo éxito de público.


Mister Groovy, ¡qué grande!


Este es un grupo que cada vez que viene a Akasha muestra una pasión por la música francamente sensacional, con ese sabor a los setenta y ochenta y la voz ronca de su vocalista dando un aire de romanticismo y solera a estos cracks de la música.


Aires de rock, de country, de blues, polifacéticos, sensacionales, pero con estilo propio, volcados con lo que hacen, viviéndolo todo un público tan variopinto e incluso de muchos jóvenes marcheneros a los que instantáneamente engancharon.


Es un placer de nuevo poderlos haber escuchado con una calidad suprema, una elegancia, un dinamismo que con los distintos instrumentos le dan a la música, una concordancia entre guitarra y bajo, y ese toque con la especie de armónica especialísimo, tan en su momento justo todo, que acaban bailando y ellos disfrutando los primeros, como si en cada una de sus mentes la ilusión de la juventud fuera creciendo conforme avanzan sus años y su excepcional experiencia.


Pueden ver la programación de conciertos de Glazz, Tributos a Sabina y Beatles y Vargas Blues Band que desde esta semana comienza en Akasha, a través del enlace:

http://www.lavozdemarchena.es/index.php/cultura/1814-el-festival-de-break-dance-se-celebra-el-proximo-viernes-en-sala-akasha-que-depara-espectaculares-conciertos-con-la-vuelta-de-vargas-tributos-a-sabina-y-beatles-y-actuacion-de-mr-groovy-este-sabado