Juventud

El grupo In Albis Teatro, del Instituto Fuentenueva de Morón de la Frontera, dirigido por el profesor marchenero Pepe Luque, vuelve a Marchena los días 12 y 13 de noviembre (próximo viernes y sábado) para representar en la sala municipal de Cultura una gran tragedia griega, Siete Contra Tebas, y una de las mejores comedias de este teatro clásico, Anfitrión, de Plauto, obra con la que el IES de Morón ganó el Premio Nacional de Comedia Grecolatina.


Obras premiadas a nivel nacional interpretadas por jóvenes alumnos y dirigidas por un marchenero, son ingredientes muy interesantes para poder asistir a estas obras, si no lo son ya por sí mismas solas con su pasión, enfrentamientos, luchas de poder, descripciones de un contexto histórico fascinante...y se convierten por tanto en el verdadero teatro de dilemas, de choques entre opuestos y de diálogos realmente sobresalientes.

Teatro con mayúsculas que tendrá lugar el viernes 12 de noviembre por la noche con Siete Contra Tebas, de Esquilo, 2º Premio Nacional de Teatro Grecolatino en 2009, y el día 13 de Noviembre con Anfitrión, de Plauto, 1º Premio Nacional de Comedia Grecolatina y Ganador del Premio Buero Vallejo de Andalucía.

Tres euros el precio de la entrada y cuatro el abono para las dos son los precios de las entradas para ver el teatro de este grupo que desde que en 1999 comenzara con su aventura, el grupo In Albis ha ganado cinco premios nacionales (dos terceros: con Las Nubes de Aristófanes y Las Troyanas de Eurípides 2006 y 2007; dos segundos: Las Aves de Aristófanes y Siete contra Tebas de Esquilo 2008 y 2009; y un primer premio en el presente año con Anfitrión de Plauto). Además con esta última obra ha conseguido también en el presente curso los Premios Buero Vallejo de Teatro Joven en Andalucía.

A ello hay que unir otros muchos premios provinciales y actuaciones desde 2007 en los Festivales Juveniles de Teatro Grecolatino que recorren nuestro país (Itálica, Mérida, Segóbriga, Baelo Claudia, Madrid, Granada, Almería,…).

Les dejamos con una frase significativa de la dimensión del mundo grecolatino, que a modo de anécdota, pero bastante acorde con la realidad, nos manifestaba en una reciente entrevista Pepe Lquue: "Como decía un profesor muy admirado por mí, cuando llevamos en la muñeca un aparato para medir el crono (en griego tiempo) y que podemos llamar cronómetro y calzamos unas zapatillas NIKE (victoria en griego) que los americanos nos han hecho pronunciar “naik”. Si me levanto el Martes que es el día (dies Martis) que los romanos dedicaban al dios de la guerra (Marte) y al que dedicamos un planeta, el planeta rojo; si celebramos Juegos Olímpicos y corremos el/la Maratón, si hablamos de dieta mediterránea gracias al aceite de oliva que introdujeron fenicios y griegos en nuestra tierra, si la democracia nació en Atenas en el siglo V a.C., si…  así podíamos estar hasta que… Lo que ocurre es que cada vez somos más ignorantes y no reconocemos de dónde viene lo que nos rodea. …"