Juventud

julia moraza foto 1

 

Julia Moraza Vicente es una joven marchenera de 26 años de edad que ha completado el Grado Superior de Administración y Finanzas así como el de Alojamientos Turísticos, y que fue seleccionada con la segunda puntuación más alta en el taller de empleo "Culturízate, Marchena", dirigido a jóvenes de menos de 30 años, tal como se publicó en la web del Ayuntamiento. A pesar de ello, en un informe médico que se hizo a instancias el Ayuntamiento se le calificó como No Apta para la realización del curso, por tener anemia. Julia ha efectuado reclamación al respecto, ya que cuenta con un informe médico del Hospital de Osuna que indica que "actualmente no existe contraindicación para su reincorporación a la vida laboral". Una vez elegida para ser alumna del taller, la joven marchenera se ha llevado una decepción, ya que contaba con la ilusión de desempeñar el curso y cotizar un año completo. Sin embargo, con la decisión del Ayuntamiento de acatar el primer reconocimiento médico, no sin vaivenes, pues llegaron a declararla Apta, tras la presentación de su informe médico del Hospital, pero después volvieron a declararla No apta, se siente discriminada en el proceso, puesto que los informes médicos, en todos los demás aspectos, detallan un estado de salud impecable, no entendiendo la afectada que la anemia, a la que responde adecuadamente con un tratamiento de pastillas y, en caso que lo requiera, de hierro intravenoso, sea motivo suficiente para su exclusión de este programa formativo importante para su vida laboral futura y ahora necesario también para su economía, ya que estos programas son retribuidos económicamente en torno a cantidades ligeramente superiores a los 1.000 euros mensuales. Por su parte, el concejal del Área de Desarrollo Económico, Tejido comercial y empresarial y Empresas municipales, Antonio Huerta, requerido por este medio para contrastar la mayor información posible, no ha querido entrar al fondo del tema por estar obligado, nos comenta, a no opinar de "asuntos personales", y califica de "ejemplar y perfecta" la selección en los programas de empleo.

 


 

Julia Moraza fue seleccionada en segundo lugar del programa de empleo subvencionado por la Junta de Andalucía y ejecutado por el Ayuntamiento de Marchena, "Culturízate, Marchena", que ha dado comienzo hace dos semanas. No obstante, a día de hoy se encuentra excluida y sin formar parte de otros programas, como ha solicitado, si la anemia, el problema de salud que padece, que defiende que no es incompatible con trabajar ni con formar parte del referido programa de empleo, le impide formar parte de éste y, como en el propio proceso le habían dado la posibilidad (que de momento no se materializa) de formar parte de otro programa, por lo que no ha sido incluida ni en el Culturízate Marchena ni en el programa Marchena hacia el exterior.

 

La alumna marchenera manifiesta que "la anemia no me impide trabajar, respondo bien al tratamiento, creo que es injusto, muy severo, que por este motivo me dejen fuera".

 

Es más, apunta a este periódico que justo pocos días después de esta incidencia, ha sido contratada en una conocida empresa de nuestra localidad para trabajar en el área administrativa, aunque en principio por un período de dos meses, inferior en cualquier caso al de doce meses que dura el programa de empleo que habría cursado de no cruzársele por el camino el "no apto" médico. A este trabajo, acude a diario andando un importante tramo y regresando a casa de igual forma, ya en un verano en el que comienzan las altas temperaturas.

 

El listado de admitidos en estos cursos, para los que el requisito mínimo (al igual que para un tercer programa, Marchena en la web) era de Bachillerato, fue publicado en la web del Ayuntamiento el 10 de junio, y en el de "Marchena, Culturízate" en concreto, figuraba Julia en segundo lugar de las quince personas seleccionadas para este programa, con una puntuación de 76,5 puntos. Además de las seleccionadas, trece personas quedaron en la reserva y dos renunciaron.

 

El proceso de admisión, en este programa, así como en el programa "Marchena hacia el exterior", también dirigido a menores de 30 años, y en el de "Marchena en la web", para mayores de 45 años, ha constado tras la preselección efectuada por el SAE (Servicio Andaluz de Empleo) en la que se han puntuado con 70 puntos criterios de meses de antigüedad como demandante de empleo (hasta 20 puntos), no haber sido beneficiario antes de programa de empleo y formación (hasta 10 puntos) y prueba de conocimientos hasta 40 puntos, mientras que una entrevista de 30 puntos se subdividió en 10 de "ética y empatía" y otros tantos de "empleabilidad, motivación, disponibilidad y compromiso" así como de competencias básicas (lingüística y autonomía e iniciativa).

 

El curso "Culturízate, Marchena" forma al alumnado en dirección y coordinación de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil y en dinamización, programación y desarrollo de acciones culturales.

 

El problema llegó para Julia cuando el 11 de junio le comunican, tras reconocimiento médico realizado a los alumnos del curso en clínica privada, que no es apta por padecer anemia, recomendándosele que acudiera a su médico para el estudio y tratamiento de la anemia que tiene calificada en ese informe de bastante importante. Por lo demás, ese mismo informe recalca la normalidad e idoneidad de salud de Julia en otros muchos parámetros: aparato respiratorio, digestivo, circulatorio, nervioso, visión, audición, movilidad o tensión arterial, entre otros. El informe concluía también que no sería declarada apta hasta entrega de informe médico donde demostrara que la hemoglobina y los hematíes estuvieran cercanos a la normalidad y avisaba del riesgo de desvanecimiento en verano es "muy elevado".

 

A este respecto, Julia, que incide en la compatibilidad de su grado de anemia con el desempeño de cualquier actividad laboral, se pregunta qué puede pasar con personas con problemas de variado tipo como diabetes, colesterol...en sus respectivos ámbitos laborales, de aplicarse la misma decisión que con ella.

 

julia moraza foto 2

 

Ante el resultado de este informe, la alumna del taller de empleo excluida por su anemia, se sometió a otro informe, en esta ocasión en la sanidad pública, concretamente en el Hospital de la Merced de Osuna, en la tarde del 12 de junio, donde el nivel de hemoglobina subió respecto al marcado en el informe del día anterior. En este informe realizado en el servicio de Urgencias del hospital, aunque se matiza que la afectada recibirá diagnóstico definitivo en su médico de cabecera, se indica que "no existe contraindicación para su reincorporación a la vida laboral", con lo cual Julia comunicó telefónicamente a Recursos Humanos del Ayuntamiento esta valoración, así como, por e mail y de inmediato, a la clínica que efectúa el reconocimiento médico para estos programas de empleo, con el fin de que fuera readmitida en el curso, o cuanto menos, le dieran la posibilidad de formar parte de otros de los que se realizan, añadiéndole Julia que el informe hospitalario afirma que el tratamiento debe ser el referido tratamiento intravenoso de hierro y que no cita que la cantidad de hemoglobina fuera cercana a necesitar transfusión sanguínea, como le transmitieron desde la clínica que hizo los informes del programa de empleo.

 

A partir de ahí, comenzaron una serie de vaivenes que hicieron pasar a la joven marchenera de la decepción por caerse de una lista de admisión en la que había sido seleccionada, a la frustración de cómo se produjeron los acontecimientos, pues llegó a verse de nuevo dentro del programa de empleo y, finalmente, fuera, sin ser contratada.

 

Por partes; poco antes de las 9:00 horas del jueves 13 de junio, le fue comunicado a Julia Moraza, por la clínica que hace los reconocimientos de los programas de empleo, que era apta para cursar el programa de empleo en el que había sido admitida. No obstante, le era matizado que el motivo del apto se debía a la referida subida de hemoglobina y no a la consideración positiva efectuada por el médico de Urgencias del Hospital de Osuna.

 

Sin embargo, poco antes de las 11:00 horas de ese día 13 de junio, los responsables médicos de la clínica le comunican a la alumna que, una vez que habían hablado del caso con Recursos Humanos del Ayuntamiento de Marchena, consideran declararla nuevamente no apta, según estiman, por el riesgo de agotamiento que le pudieran suponer las actividades al aire libre y las temperaturas elevadas del verano. En esa comunicación por e mail, se le transmite a Julia que, en caso de que exista plaza, podrá realizar otro tipo de taller de los que oferta el Ayuntamiento. Actualmente, además del Culturízate Marchena, han comenzado el Marchena hacia el exterior (de Marketing y Compraventa Internacional) y Marchena en la web (de Atención al Cliente y confección y publicación de páginas webs), este último, en contra de los dos anteriores, dirigido a personas mayores de 45 años en lugar de a menores de 30 años.

 

Con todo ello, Julia Moraza presentó reclamación escrita en el Ayuntamiento de Marchena el día 14 de junio en el que, además de exponer los referidos hechos, solicitaba que se reconsidere su exclusión del taller de empleo Culturízate Marchena y la adaptación del puesto de trabajo, o en su caso, poder participar como alumna del taller de empleo "Marchena hacia el exterior", para el cual, con sus 76,5 puntos estaría dentro de las personas seleccionadas con mayor puntuación, concretamente la sexta mayor puntuación sería si la admitieran para ese curso, cuyos requisitos y proceso como decíamos, son los mismos: "Cuando llamo, me dicen que las plazas ya están ocupadas, y yo no quiero que a nadie le quiten su plaza; pero es que tengo la mía, fui la segunda mayor puntuada y creo que merezco tener la oportunidad y formar parte de alguno de los cursos". En esa reclamación, Julia Moraza incide en que la causa de su eliminación del proceso, la anemia, es un problema de salud que tiene un carácter "temporal y no excluyente" durante el período de duración del propio taller de empleo.

 

Desde entonces, han pasado ya casi tres semanas, y a Julia no le ha llegado más que la comunicación de no apta, no es incluida en ningún taller, y sus requisitos, méritos y capacidades debidamente acreditados para formar parte de estos programas de empleo, como se demostró en la valoración de su selección inicial, ahora no le valen para contar con la oportunidad de recibir la formación.

 

julia moraza foto 3