Juventud

matematicos 1

 

Diego Gutiérrez Martín y Ángela Moreno Romero tienen varios denominadores comunes; nacieron en Marchena en 2005, han sido mejores notas de sus IES en la EBAU (prueba de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad) en sus respectivos IES de Marchena, el Isidro de Arcenegui y el López de Arenas, han elegido la carrera de Matemáticas para seguir el curso de sus vidas académicas, por la sencilla razón de que a ambos les encanta, además de ser esencial en el estudio de otras muchas disciplinas y encontrarse muy en relación con la revolución informática de los últimos años, la inteligencia artificial. Los cambios progresivos del colegio al instituto y ahora, del instituto a la Universidad, los perciben ya ambos jóvenes a todos los efectos, vitales y académicos. Tanto Ángela como Diego, de personalidades ni iguales ni opuestas, pero sí diversas, nos explican, como tratan de hacer las Matemáticas los porqués de sus decisiones, sus elecciones, e incluso de sus sueños, a los que siempre han sentido que sus compañeros, profesores y personas que a lo largo de la vida les han acompañado y acompañan en este trayecto, suman.

 


"Ciencia deductiva que estudia las propiedades de los entes abstractos, como números, figuras geométricas o símbolos, y sus relaciones". Así define la Real Academia de la Lengua Española (RAE) el término matemática, habitualmente usado en plural con el mismo significado.

 

Coinciden Ángela y Diego en que la constancia es fundamental para obtener buenos resultados, en sus casos, un 13,73 y un 13,56 sobre 14 respectivamente, fruto de ese trabajo diario que solo les hizo repasar lo ya aprendido antes de los exámenes de la EBAU.

 

El Ayuntamiento de Marchena ha querido reconocerlos con la Distinción de Marcheneros del Año en la categoría de Educación de los Premios Andalucía, que se entregarán a todos los premiados el día 27 en acto público que se celebrará en la Sala Carrera. La designación, nos comentan, les ha llegado "por sorpresa", o les ha dejado en "shock" en el momento de recibir la noticia.

 

Se da la curiosa circunstancia de que los alumnos con mejores calificaciones de los dos IES marcheneros han comenzado a estudiar Matemáticas en la Universidad de Sevilla. El salto del instituto a la Universidad "es un cambio brutal; de vivir siempre en casa de tus padres pasas a vivir a un piso de estudiantes, a una convivencia (en este caso con dos chicas que conocía del pueblo), a conocer nuevas personas, nuevos compañeros. Después de llevar con mis amigas toda la vida desde que entré en el instituto que hice nuevas amistades (y ahora estudiamos cada una cosas distintas), entrar en la Universidad es un mundo nuevo, el miedo de encajar o no con nuevas personas, pero muy bien, contenta", expresa Ángela Moreno Romero, hija de Carlos Moreno (conocido instalador de aires acondicionados) y Yolanda Romero (administrativa).

 

matematicos 4

 

matematicos 3

 

Diego Gutiérrez Martín, hijo de Diego Gutiérrez (abogado y asesor) y de Rosi Martín (maestra de larga trayectoria en el Ángeles Cuesta), asegura que el paso por el instituto "me ha ayudado mucho a crecer como persona; cuando entré era muy inquieto y revoltoso y ahora soy mucho más tranquilo, y además, como había estado en el cole en Ángeles Cuesta y la mayoría iban al López de Arenas, en el Isidro de Arcenegui al principio no conocía a casi nadie y me ayudaron mucho los profesores y los compañeros, ha sido una etapa muy importante porque hemos pasado allí seis años, un tercio de nuestras vidas".

 

"Cuando empiezas el IES eres una niña todavía y al principio cuesta, porque te das cuenta de que no siempre estarán los profesores encima tuya como en el colegio, y poco a poco te van dando más libertad a medida que pasan los años, lo que te permite ser más autónomo", valora Ángela.

 

Entrando en materia, Diego afirma que "las Matemáticas me han encantado desde pequeño; mi tía estudió Matemáticas y me regalaba libros didácticos, por ejemplo las colecciones de Lucía y Bruno, que incluían curiosidades, historias y juegos, aparte de sumar, dividir...había juegos y las Matemáticas estaban de trasfondo, y desde ahí me empezó a gustar mucho".

 

A Ángela desde siempre le gustaba el área de la Educación: "En mi casa, con una pizarra que había, jugaba como si fuera yo la maestra, pero en el instituto fue realmente cuando me di cuenta de que me gustaban las Matemáticas, y en esto prácticamente me abrieron los ojos dos profesores, Montse Carmona y Luis González", por lo que en el futuro "quiero dedicarme a la enseñanza de las Matemáticas".

 

Precisamente Diego, manifiesta que "no sé a qué me dedicaré en el futuro, pero tengo claro que a la educación no; no se me da mal la didáctica pero llevar las clases con los niños no son lo mío", declara sonriendo ante la antítesis de su respuesta a la previa dada por la compañera. "Me gusta el tema investigación, pero la realidad es que en España las salidas están muy complicadas en ese ámbito, porque no está lo suficientemente valorada, así que por ahora no lo tengo claro".

 

"El salto a la carrera se nota. Las Matemáticas que conocíamos hasta ahora (en el instituto) no tienen absolutamente nada que ver (con las de la Carrera). A mí, por lo menos, me ha redescubierto el mundo de las Matemáticas. Hay gente que al encontrarse con que es totalmente distinto no le ha acabado de convencer, pero en mi caso, me han gustado ahora las Matemáticas más aún de lo que me gustaban antes, así que elegir la carrera ha sido un acierto total", apunta Diego.

 

No obstante, en el saludable camino de la argumentación, ya tuvo un antecedente destacable, una persona que le cambió la visión sobre las Matemáticas, la profesora María Jesús Moreno", en su día mejor expediente de la carrera. "La realidad es que hasta 2º de Bachillerato, donde me dio clases María Jesús Moreno, hasta ese momento, las Matemáticas no habían supuesto tanto reto, pero con ella la verdad es que fueron más duras, y eso me ha ayudado personalmente a afrontarlas en la Universidad de mucha mejor manera. Ella nos hizo mucho hincapié, más allá de los conocimientos, en la manera de aplicar las Matemáticas, de explicarlas, de razonarlas, todo argumentándolo de manera teórica, y eso es todo lo que se pide ahora en la Universidad, por lo que todo ese planteamiento que nos ha inculcado, nos ayuda".

 

Ángela hace hincapié en que "hoy en día las Matemáticas son muy importantes, tanto en términos laborales, como en que un informático, un ingeniero, o un físico...necesitan saber de Matemáticas, porque son la base para construir nuevas cosas, y entonces, están muy relacionadas con todo", declara la joven marchenera en afirmación que guarda paralelismos con la del matemático, astrónomo y astrofísico John David Borrow (1952-2020): "En el fondo, matemáticas es el nombre que le damos al conjunto de todos los patrones e interrelaciones posibles".

 

Detrás de cada matemático, aunque lo personal y lo académico se entrelazan en estos años de las vidas estudiantiles, hay una persona. Ángela es amante del deporte, de los Carnavales, de la Semana Santa, de la Feria: "Bueno, realmente me gusta todo lo que sea la fiesta o ir a dar una vuelta a la Vía Verde o por Marchena, estar con los amigos, contarnos cómo nos va, ahora que cada uno está estudiando en sitios diferentes como Granada, Madrid, Cádiz, Osuna y que nos vemos menos que antes, pues juntarnos nos da mucha alegría, y de entre mis amigas nuevas de la Universidad, pues algunas ya han venido a visitar Marchena", destaca Ángela.

 

matematicos 8

 

matematicos 7

 

matematicos 6

 

matematicos 11

(imagen de archivo, LVM, 2017).

 

matematicos 10

 

"Yo te diría que todo lo contrario; el deporte no es lo mío, mi hobby es la música, me subo a todo lo que tenga que ver con la música, que junto con las Matemáticas, son los dos pilares fundamentales de mi vida", expresa Diego, que toca diversidad de instrumentos, que ofreció un gran pase de pianista en la graduación del IES Isidro de Arcenegui y que recuerda con agrado el grupo estupendo que montó el Puli y del que formó parte en la chirigota juvenil de Marchena.

 

De hecho, "tuve un gran dilema entre decantarme por Música o por Matemáticas, pero siendo realista, la única salida profesional con la Música es prácticamente la docencia, porque...vivir de tocar el piano viven una o dos personas en toda España, entonces tuve que priorizar y como las Matemáticas me gustan igual y por suerte tiene muchas salidas, elegí Matemáticas", si bien "sé que en un futuro haré el Grado Superior de Piano, que ahora con la carrera no lo puedo compatibilizar".

 

Como ciudadanos críticos que son, hablamos con Diego y Ángela de cómo viven la realidad de la educación en diversos aspectos, y de la actualidad de hoy en día, la general y la más común a la gente joven, mostrándose ambos abiertos al debate.

 

Sobre los planes educativos que han pasado en Bachillerato, Diego ofrece su punto de vista: "La educación en España, si bien está bastante bien, creo que hay cosas que mirar y que mejorarlas. En nuestro Bachillerato de Ciencias, la mayoría de las asignaturas no tenían nada que ver con nuestra carrera. Es innegable que hemos de tener cultura general sobre todos los temas, pero, por ejemplo, veo un poco innnecesario que en la ESO hayamos visto toda la literatura desde el siglo XV a contemporánea, y en Bachillerato se repita la misma literatura".

 

Ángela, por su parte, reflexiona sobre aspectos generales de la educación: "La sociedad está cambiando mucho. Muchísimos adolescentes dejan más de lado los estudios y se dedican más a la juerga, que está bien, pero realmente hay que centrarse en el momento. Yo salgo, pero también tengo tiempo de estudiar, que es realmente necesario y es a lo que te quieres dedicar", declarando que "los maestros, hoy en día, tienen mucho que aguantar en sus clases, por eso pienso que un maestro nunca está pagado, porque al final en las clases aguanta los distintos problemas que cada uno trae de su casa y que se juntan allí".

 

"Por eso yo no quiero ser maestro", agrega Diego, que abre el campo de debate a la plena actualidad de las ciencias: "La informática en general es completamente el futuro, y las Matemáticas están muy relacionadas con esto. Es una de las salidas más importantes de las Matemáticas. La programación de la inteligencia artificial es una gran salida hoy en día y además en todos los ámbitos; en la educación hay muchísimas aplicaciones que se están explotando, pero deberían impulsarse muchas más; en la sanidad, robots que serán capaces de llegar a operar, pero hay que tener cuidado, que ya vemos películas de ciencia ficción que te indican que la tecnología puede llegar a controlarlo todo, y siempre hay que tener clara la distinción entre ser humano  y tecnología, pues si la tenemos, todo serán ventajas".

 

La tecnología también ha llegado para quedarse en las redes sociales, por ejemplo. Sobre las RRSS, Ángela expresa que "te permiten conocer ciertas personas, pero también es un ámbito donde no todo es como parece; ciertos tik tokers o influencers te transmiten su mundo, pero es eso, su mundo, y no está lleno de flores como aparentan. Hay que saber separar realidad y redes sociales", manifiesta, pronunciándose sobre la Inteligencia Artificial, que "ha dado un avance de dos años para acá, incluso muchos estudiantes la utilizan para hacer trabajos y coger ciertas ideas, pero como dice Diego, hay que tener clara la distinción, son robots, y nosotros somos seres humanos".

 

Por último, tanto Ángela como Diego, reconociendo que las Matemáticas les ofrecen muchas salidas, animan a los jóvenes marcheneros a estudiar "lo que realmente les guste, porque van a tener que estar con ello muchos años o incluso el resto de sus vidas", más allá de las oportunidades que se dén con cada carrera, recuerdan a los jóvenes que "tiempo hay de todo", tanto de estudiar como de salir y reivindican que lo esencial a esta edad, cada cual en su disciplina y en su vocación, incluso si aún la están despejando entre varias posibilidades, es "luchar por tus sueños; lucha por tus sueños, persigue tus sueños y los conseguirás", concluyen.

 

matematicos 5