Juventud

japy vicente trinidad 4

 

Fue el 16 de noviembre de 2010 cuando la UNESCO reconoció al flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y por ello se decidió que se celebrara en esa fecha su Día Internacional. Y aquí en Marchena se ha celebrado con una magnífica ponencia teórico-práctica a cargo del guitarrista Japy y del cantaor Vicente Trinidad, ambos jóvenes talentos que llevan a Marchena por bandera allá donde actúan .


VÍDEO ACTUACIÓN JAPY, VICENTE Y TAMARA TRINIDAD EN EL CANAL DE YOUTUBE DE LA VOZ DE MARCHENA 

 

 

japy vicente trinidad 1
 
'Savia nueva, un viaje de lo añejo a lo joven' es el título de la referida ponencia, cuya presentación corrió a cargo de Manuel Ramón Ternero Villalobos, en representación de la Peña Flamenca de Marchena y de ACUPAMAR, organizadoras de estas Jornadas de Patrimonio, que hoy ponían el broche final con este viaje a través de distintos palos del flamenco, de una manera didáctica y cercana tanto para los entendidos como para los no iniciados en este arte singular. El presentador hizo un recorrido por la formación e influencias de Japy así como por la tradición y el parentesco de Vicente Trinidad con cantaores como Lebrijano y Chocolate, y destacó sus actuaciones conjuntas, sobre todo en República Checa y Francia y a bordo de un crucero.
 
japy vicente trinidad 2
 
La andadura comenzó dejando claro su objetivo de que el público percibiera "la evolución del flamenco a través de los sentidos, más allá de presentar datos y fechas, que sintáis en vuestra piel los cambios que se han producido en ciertos palos del flamenco, mientras otros mantienen su esencia". Y así su primera parada comenzó en el siglo XIX con la extraordinaria interpretación de Vicente Trinidad de una saeta cernicalera que nos transportó al mismo Tiro de Santa María en el momento que las moleeras detienen una y otra vez el paso de la Virgen de la Soledad, advirtiendo Martín Pruna Japy que el toque de guitarra cásico en la seguiriya "se irá abriendo en otros palos".
 
japy vicente trinidad 3
 
Y de Marchena a Huelva, cuna del fandango, que en la noche marchenera hizo suyo Vicente Trinidad, yendo desde Manuel Agujetas hasta Israel Fernández, donde la guitarra de Japy puso en práctica lo que antes había comentado. De oeste a este, del Atlántico al Mediterráneo, con parada en Almería para interpretar la taranta y el taranto, cantes solemnes y tristes "que surgieron en las minas donde los trabajadores no veían el sol".
 
De la solemnidad a la alegría, de Almería a Cádiz, y para que todo fuera acorde con el momento, ambos artistas se descalzan sus zapatos clásicos para sustituirlos por sus botines "para quitarnos el polvo y el barro de las minas y empaparnos de la sal de la bahía". De nuevo ambos artistas pusieron de manifiesto sus magníficas cualidades, con una arrolladora personalidad y sentido del compás, de ese "tirititran tran tran tran, que unos atribuyen a la deformación de una letra de una canción inglesa y otros al cantaor Ignacio Espeleta en un momento de agobio en el que olvidó la letra".
 
japy vicente trinidad 5
 
A tiro de piedra de Cádiz, Jerez de la Frontera, tierra de la bulería "rey de las fiestas junto con los tangos y la rumbas y donde los cambios de tonos y ritmos según el lugar, siempre tienen el denominador común del tiempo de doce compases". Y es aquí donde según Japy se ha evolucionado de una forma más vertiginosa en el toque, donde Parrilla de Jerez sentó las bases hasta que cambiaron el concepto completamente Paco de Lucía, Vicente Amigo o Diego del Morao". De nuevo la voz gitana y rasgada de Vicente y la guitarra llena de matices de Japy asombraron a un público, que en gran parte, les desconocían.
 
Finalmente y para finalizar este viaje  de lo añejo a lo joven, brindaron al respetable una canción por tangos de Pepe de Lucía, que volvió a poner al público en pie, no sin antes desearles a los presentes "un feliz día del flamenco, un flamenco que está muy vivo y que lo llevamos con nosotros adonde quiera que vamos, con mucha ilusión, trabajo, respeto y admiración a nuestros antepasados; vinimos en zapatos y nos vamos en botines".
 
japy vicente trinidad 6
 
Y para que el regalo fuera completo, subió al escenario Tamara Trinidad, hermana de Vicente, que interpretó magistralmente un fandango y unas bulerías de Jerez, redondeando una noche en la que se puso de manifiesto que innovar desde el conocimiento contribuye a mantener ese Patrimonio Inmaterial de la Humanidad tan nuestro como es el flamenco, maravilloso protagonista de estas VI Jornadas sobre Patrimonio de Marchena.

Suscríbete al canal de Youtube