PC Asesores

Solays


Juventud

angela alba 7

 

VÍDEO. El marchenero John Camp, que recientemente ha producido 'Regresión', disco de la artista sevillana Rosse presentado en la Sala X el pasado domingo, alcanza diez años de trayectoria en el mundo de la producción musical. Los estudios Roswell, ubicados en calle La Cilla de Marchena, acogen a un sinfín de intérpretes, muchos de ellos jóvenes que han encontrado una oportunidad para iniciarse en el ámbito musical, para lo que no disponen hoy en día de demasiadas ventanas abiertas. John Camps nos comenta las claves del laborioso trabajo de la producción, un mundo fascinante de descubrimiento continuo de ideas hasta su definitiva transformación en el mensaje musical. El productor marchenero analiza también el panorama musical en nuestra localidad.


 

VÍDEO DEL REPORTAJE EN EL CANAL DE YOUTUBE DE LA VOZ DE MARCHENA

 

REPORTAJE AUDIOVISUAL: ANA GONZÁLEZ ALFÉREZ / TEXTO: VÍCTOR M. MARTÍN. Juan Antonio Campaña, más conocido en el ámbito de la producción musical andaluza como John Camp, es un marchenero que a sus 28 años lleva ya más de diez recorridos en este ámbito, sin olvidar su faceta de músico, pues debemos recordar que es un excelente batería.

 
Ha bebido en el ambiente de la sala Akasha desde que era adolescente y en un contexto musical marchenero de efervescencia de grupos como en el que hubo en el cambio de la primera a la segunda década de siglo, y que, como nos comentará seguidamente, ha dado lugar a una etapa de cierto vacío que deja lugar para varias reflexiones.


En su sede de Estudios Roswell, calle La Cilla, que tiene la intención de ampliar próximamente, pero ya perfectamente equipados con la última tecnología, desarrolla su actividad desde años atrás.


John Camp nos comenta que es esencial esta cercanía que ofrece al intérprete marchenero para que tenga la comodidad de poder grabar sus trabajos en su pueblo, y ahora mismo trabaja con Ángela Fuentes, Alba Becerra ‘Bibe’, además de haber pasado por él otras jóvenes talento de la música como Isabel Carmona Bono, entre otros, así como artistas de Sevilla capital, de toda la provincia y de ciudades cercanas a Marchena, fundamentalmente.

 

angela alba 6

 

angela alba 8


“Yo trato de ayudar a los nuevos chicos y chicas que están empezando en la música”, manifiesta John: “No sé si será cosa de que no hay movimiento en el pueblo, pero me da la impresión de que hay poca oferta de contenidos. Es cierto que hay cursos por el Ayuntamiento de cosas de música, pero sobre todo enfocado a Semana Santa y a clásico”, señala.


Por contra, “de música contemporánea aquí en Marchena la oferta es prácticamente nula”, lamenta Johns, que expone que “hay gente a la que les gusta los instrumentos contemporáneos y producción a nivel de música electrónica, pero no hay ningún tipo de cursos para instrumentos contemporáneos, más allá de algunos de bandas de música de Semana Santa, que el nivel que algunas enseñan en instrumentos contemporáneos es bastante bajo”.


John Camp incide en que deben existir más oportunidades para los músicos marcheneros: “Cuando empecé a tocar, estaban grupos como Parking, mi banda Marlopa, La Voz del Mimo, o el Concurso de Maquetas en el Akasha, que el que hay actualmente nada que ver tiene con el de entonces; el Akasha se ponía entonces estaba hasta la bola, para mí, desde los trece años, es mi segunda casa, había otro ambiente diferente”, manifiesta.


Sin embargo, afirma tajantemente que “no ha habido una renovación cultural con la gente más joven, y me choca bastante” y añade que “quitando el Akasha, hay pocos espacios musicales. El flamenco sí tiene su espacio, pero no veo escenarios fáciles de localizar en el pueblo y esto hace que sea más fácil tocar fuera que aquí mismo. Si hay oportunidades, no se ven, y si las ven, la ven cuatro personas”, señala John.


Transformar ideas y trabajar en equipo


“A veces me vienen con una idea básica, una guitarra o un piano y una línea vocal”, afirma John, comentando su proceso de trabajo.


“Lo que hacemos yo y mis músicos es enfocarlo e intentar que el mensaje llegue más fuerte, jugando con la música, la armonía, texturas; se ha dado el caso a veces de que el tema final nada tiene que ver con la idea principal a nivel de arreglos, armonía…e incluso para temas propios suelo pedir segunda opinión, porque muchas veces estamos tan cegados con la idea básica, y eso te ayuda a crecer: una segunda vista, una segunda opinión”.


Pone como ejemplo el reciente trabajo de producción para el EP de Ángela Fuentes: “Me presenta varias canciones, con una guitara acústica y cantadas, y a partir de ahí es un trabajo de descomposición; de coger la idea fundamental, la armonía y la melodía de las letras y trabajar sobre algo nuevo; saber lo que ella ha querido decir, que a lo mejor en ese momento no tenía nivel técnico para llevarlo a cabo como ella hubiera querido, y a base de hablar con ella y entender lo que quiere decir, hablo con mis músicos, nos sentamos y todos intentamos conseguir transmitir lo que ella quiere transmitir. Es el caso de una canción que nada en absoluto tiene que ver con la que finalmente se publica”, a lo que la propia Ángela añade que ha tenido la oportunidad de aprender “el proceso de evolución del mensaje y cómo enriquecerlo, para que llegue a decir lo que tú quieres decir exactamente”.


La artista marchenera, que conoció por casualidad la existencia de los estudios de John, corrobora todo lo anterior, incidiendo en que “la experiencia me ha encantado, vengo muy a gusto a trabajar, tanto con Juan, como con Alba, con Alberto también, es increíble. Cada persona aporta algo a ti proyecto, y juntos hacemos una piña, somos más. Juan me ha ayudado mucho en todo, a sacar lo que yo quería decir, lo que yo quería transmitir, es un músico genial”, asegura. “Vine con una idea de una letrilla, de una guitarra, y me cuesta todavía entender todo el proceso que conlleva hacer una produ de los niveles que estamos hablando. La gente no sabe en realidad todo el esfuerzo y trabajo que hay detrás de lo que hacemos, es importante darle visibilidad y enseñarlo, hemos estado dos años encontrándole el punto. Mucho curro y al, final, queremos que la gente que aprecie el esfuerzo y que vean lo bonito que es trabajar en ello”.

 

angela alba 3

 

alba bibe 2


Alba Becerra, ‘Bibe’, otra artista marchenera y a su vez asistenta de producción musical de Estudios Roswell, declara que en su primera toma de contacto y hasta hoy en día se ha sentido en los estudios “como una esponja, Juan es mi maestro, aprendí de todo”, incluidas las clases de producción que ha recibido.


Bibe expresa que “el estudio lo siento como una segunda casa dese siempre, me ha ayudado a encontrar la música que yo quería hacer. Escribía, pero no sabía por dónde tirar. Quieres hacer cosas, pero no tienes medios. Y me he encontrado súper bien, en mi caso, mis canciones son muy personales, y está bien que no te corten las alas” a la hora de producirlas.


Coincide Bibe en señalar que “la gente no valora lo que hay detrás de la producción musical y del esfuerzo de la gente que canta; sí, te dicen vale la gente canta, toca instrumentos, pero no le vamos a dar importancia, cuando verdaderamente es una forma de comunicación importante para todos”.

 

Productor de 'Regresión', disco de Rosse presentado en la sala X

 

rosse camp

 

Fotografía: Daniel Gata. Revista 'Sevilla Indie'.


El domingo pasado fue un día muy especial para John Camps, que después de la dilatación en el tiempo por la pandemia, ha ido concluyendo la producción del disco ‘Regresión’, de una intérprete de Dos Hermanas, Rosse, que lo dio a conocer al público el pasado domingo en la conocida sala X de Sevilla.


Después de trabajar en el proyecto desde 2018 y de contar con algunas bajas de músicos que, por motivos laborales o de vida, no han podido culminar el proceso, el disco, que trata de la terapia proceso de aceptación de un trauma de principio a fin, ve la luz y lo hace con la voz de una intérprete excepcional como es Rosse. Algunas de sus canciones del videoclip se grabaron en Sala Akasha.


En este trabajo ha podido John contar con un músico “increíble” como Álex Romero, director musical de Aitana y que ha trabajado también en OT, con el Circo del Sol o con Flavio, entre otros: “Se aprende muchísimo con él, aporta una visión a las canciones, que en un principio yo no se las había visto”, explica.


El disco de Rosse “ha dado luz a una gran creatividad”, ya que se trata de una artista y una temática inclasificable en cuanto a género musical, lo que “da lugar a trabajar nuevas ideas, conceptos, sonidos, texturas. Cada canción es un mundo, pero la canciones conectan entre sí. Me siento muy orgulloso de trabajar en este proyecto, porque sientes y entiendes cosas de la música que con otros géneros donde todo es más cerrado, no llegas a indagar tanto qué está diciendo, qué sentimiento muestra tal nota musical, por qué usar ese arreglo, esos coros, ese ritmo…”


Por último, la reflexión final de John Camp se enfoca a la “envidiable comunidad” de productores musicales andaluces en la que se siente muy integrado y de la que se deshace en elogios, no sin recordar al productor Jairo Blanco, “que lo quiero más que todas las cosas y que conste por grabado y por escrito”.


Afirma rotundamente que “al principio cuando empecé en este mundo todo era muy hermético, y ahora cuando uno necesita algo del otro nos apoyamos mutuamente, no nos falta tiempo para darnos una respuesta. En Andalucía hay gente muy top de reconocimiento a nivel español, con Grammies, artistas de varias discográficas gordas, pero la etiqueta del ego se ha perdido, nadie es más que nadie, cada vez que tenemos un proyecto le damos una vuelta, nos hemos dado cuenta de que entre todos sumamos”.

Suscríbete al canal de Youtube