Sociedad

 alt

La directora del Roete, Ángeles Acedo, y el bailaor marchenero Miguel Ángel Talaverón, expusieron los variados beneficios y mejoras de la salud que contiene por sus características el baile, arte a través del cual se potencia la expresión artística, de sentimientos, se potencia la armonía corporal, el sentimiento de pertenencia a un grupo, el trabajo del sentido del ritmo...y en el caso de personas con fibromialgia, para las cual se encuentra específicamente trabajando Miguel Ángel Talaverón, les ayuda a aliviar su enfermedad.  El bailaor marchenero actúa hoy viernes 24 de abril a partir de las 20:30 horas en el Teatro Gades de Málaga, siendo protagonista del musical 'La Vida es bella'.


Conchi Cobano, presidenta de Fibrocampiña, presentaría a los ponentes agradeciéndoles su presencia en esta jornada de la Semana de la Salud organizada por el Ayuntamiento de Marchena.

alt

alt

alt

Tomó la palabra en primer lugar la directora de la asociación cultural El Roete de nuestra localidad, Ángeles Acedo, quien destacó que a través de ejercitar el baile con regularidad se fomentan tanto las relaciones humanas como la prevención de lesiones.

El baile, al fin y al cabo, es "necesidad de expresarse", manifestó, destacando la capacidad de integrar beneficios para "cuerpo y mente", o un arte que "estimula la actividad neuronal más que un novelista al escribir", ejemplificó Ángeles Acedo, que destacó que la potenciación del desarrollo armónico del propio cuerpo y el sentido del ritmo, favorece la buena salud de corazón, pulmones...o  incluso en los bebés su aprendizaje para la movilidad, gatear...

La capacidad de equilibrio fruto del baile, la motivación de lograr superarse, el sentimiento de pertenencia a un grupo y compartir valores éticos, culturales...fueron puestos de manifiesto por la directora del Roete, que también destacó la capacidad de unir mundos y sensibilidades a través de actividades solidarias, reseñando el 'Tango por África' o diversas actividades de promoción del bienestar y la solidaridad en las que siempre ha participado El Roete.

Además, el baile es muy importante para "estimular la capacidad cognitiva, la atención y la concentración" en otras muchas facetas de la vida más allá del propio baile, pues mejora la capacidad de procesar información neuromuscular y neurosensorial, expuso, señalando que durante la actividad del baile se coordinan muchas acciones de movimiento, reflejos, escucha, coordinación con el compañero...todo lo cual ayuda a fijar la memoria y a la reproducción psicomotriz, así como al desarrollo de una "corriente afectiva" de la que resulta un estado de "integración social" e incluso de "reconocimiento público" que siempre beneficia la salud, también a niveles de autoestima y liberación de emociones.

La mejora de la vascularización sanguínea, la capacidad del baile de albergar a todas las edades y adaptarse a todas las capacidades, y la transmisión de valores culturales o incluso la posibilidad de ser desarrollado por personas con discapacidad, lo cual fue expuesto en un magnífico vídeo final, fueron otras de las ventajas del baile para la salud que explicó Ángeles Acedo.

alt

alt

alt

alt

alt

Posteriormente, tras la merienda saludable preparada por los alumnos del IES Maese Rodrigo de Carmona, intervino Miguel Ángel Talaverón, bailaor que ha forjado sus primeros pasos en El Roete y actualmente estudiante de 3º Curso de Pedagogía del Flamenco en el Conservatorio Superior de Danza de Málaga. Precisamente en la capital malagueña actúa esta tarde, en el Teatro Gades a partir de las 20:30 horas, en una representación de la Vida Es Bella adaptada a Danza Española y en la que hace el papel protagonista que en el séptimo arte interpretó Roberto Benigni.

Miguel Talaverón desarrolla en la asociación Afibroma de Málaga la parte práctica de la Tesis Doctoral de Ángela Chica de 'Efectos modulares sobre la salud de un programa normalizado de danza en pacientes con fibromialgia' a través del cual se está demostrando que "se producen mejoras en la psicología de los pacientes, tanto en seguridad, autoestima como en psicología positiva, optimismo, tonicidad, elasticidad muscular...".

Ángela Chica es catedrática en Educacióin Física, bailarina profesional, actriz y licenciada en Magisterio y autora de esta tesis en curso en la que Miguel Talaverón participa desde principios de octubre con sesiones de una hora y media cada semana, observando que "los recursos del baile vienen muy bien" para aliviar la fibromialgia. De hecho, la enfermedad de la madre de Ángela Chica fue el inicio de la idea de desarrollar la tesis, ya que personalmente la autora comprobaba que el ejercicio físico mejoraba la salud de su madre y desde entonces va coordinando este trabajo con los doctores Antonio Hernández y Miguel Carranque.

alt

alt

Las principales dificultades que se ha encontrado Miguel Talaverón en esta andadura son "tensión muscular, estrés, ansiedad, muchas posturas erróneas que los pacientes traen asumidas de su vida cotidiana", todo lo cual ha ido corrigiendo en estas sesiones en las que ha trabajado dinámicas de grupo, feed backs entre pacientes y profesor, y adaptando los grados de esfuerzo a las posibilidades de cada cual, de modo que durante la charla también insistió en la importancia de la comunicación de posibles dolores al profesor para que éste perfeccione su propio programa de ejercicios.

El no hablar de la enfermedad entre pacientes para no causar energía negativa, realizar ejercicios cognitivos mediante pistas y actividades dinámicas motivadoras en personas cuyos puntos hipersensibles están muy repartidos, han sido otras de las pautas de Miguel Talaverón, que también ha observado como la fibromialgia afecta a población cada vez más joven últimamente.