Hermandades

La Presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Cofrades y Presidenta de la Asociación de Mujeres Cofrades de Cartagena, María Victoria Botí Espinosa, declaró en el Congreso Nacional Cofrade de Marchena que la asociación que preside se ha constituido desde 2005 como una plataforma concebida para "dar oportunidad" a las mujeres cofrades de participar en la Semana Santa y reivindicarse en distintos ámbitos. En el del costal, experiencias de Granada, Huelva, con la presencia de la primera capataz de Semana Santa de Huelva, Covadonga Dupuy, y de Cartagena, comentaron sus experiencias. Moderó la Mesa el periodista cofrade Esteban Romera.

 


 

La capataz del Trono de la Despedida de Jesús de la Agrupación California del Ósculo de Cartagena, Belén Ruiz, resaltó la expectación que en su día suscitó que las mujeres portaran dicho trono, mucho mayor a cualquier Virgen de Dolores y que "se mira con lupa" cualquier error de la mujer en el mundo del costal, incluso hasta que griten vivas a Jesús, aparte de poner de manifiesto que la propia dificultad de la mujer para "salir de sus propios complejos" o que ya no hay tantas listas de espera de portadoras de trono, suponen que el mundo de la costalera tienda a tenerlo complicado en el futuro por esos lares.

Por su parte, Covadonga Dupuy, capataz del Cristo Yacente de la hermandad del Santo Entierro desde este preciso año, repasó su trayectoria desde su participación como costalera con la hermandad de la Borriquita de Moguer y su integración en la cuadrillad de la Urna, en 2004, la primera de mujeres en Huelva capital, descubriendo "el cruce de sensaciones" que le produjo ser costalera sin haber tenido nunca antes vinculación a la Semana Santa por razones de tradición.

Una mezcla de apoyo de las hermandades, de necesidad por falta de costaleros o de cuadrillas, como sucedió en el último caso por distintos motivos y con poco margen de reacción, y la voluntad de poder hacerlo con total naturalidad, provocaron que Covadonga y su cuadrilla tomaran las riendas del paso del Cristo Yacente, y aunque lógicamente cuente con menos experiencia y pida más tiempo para mejorar la técnica al cargo del paso, está convencida de que poco a poco se irán dando paso en "la carrera de obstáculos" que las mujeres que quieren ser costaleras suelen tener que saltar.

Por su parte, Elisa Pérez, presidenta de la Asociación de Mujeres Cofrades de Granada, costalera de la hermandad del Trabajo, destacó que hay varias hermandades con cuadrillas de costaleras en la ciudad de Granada, destacó en primer lugar que "lo que se vive ahí abajo es otro mundo distinto" y que "no es sólo cuestión de fuerza" ya que sacan pasos con numerosas figuras y peso con "niñas muy delgaditas", recordando que "debajo del paso no se nos ve, somos una cuadrilla de personas que con nuestro corazón llevamos a nuestros titulares".

Elisa Pérez, reflejó que hay 160 niñas asociadas para ser costaleras más 35 nuevas altas y "sólo quince bajas y por embarazo", por lo que "yo soy más optimista" acerca del futuro de la mujer costalera.

Por su parte, la hermana mayor de los Javieres, caso único en Sevilla de presencia femenina al frente de la dirección de una hermandad, si bien no fue contundente a la hora de que una mujer deba ser capataz alegando a su satisfacción con la actual cuadrilla de costaleros y capataces de la hermandad, sí reivindicó que puedan ser costaleras, ya que sienten lo mismo en cuanto a afición y devoción que los hombres y afloran en ellas de igual modo los sentimientos que en los costaleros, defendiendo evidentemente que puedan presentar sus candidaturas a ámbitos como el de Hermana Mayor.

De esta forma, Maruja Vílches cree que lo que ya he empezado, el movimiento de la mujer costalera es "algo que no se puede parar, y que seguirá adelante en positivo".

Finalmente, la presidenta de Asociaciones Nacionales de Mujeres Cofrades de España, María Victoria Botí Espinosa, reseñó que "sigue habiendo cofradías que no permiten el acceso a la mujer, yendo contra la Constitución" y mientras estas hermandades "no dén un paso atrás", pues "no veo muy bien el futuro" de la mujer en cualquier ámbito cofrade y en especial en el de costalera.

Durante su intervención, Botí insistió en que la Semana Santa "necesita del 100 por 100 de todas aquellas personas que puedan participar", ya que "no tienen ningún sentido que se discrimine al 50 por ciento por parte de algunas hermandades, instituciones y cofradías", y destacó que con la labor de las asociaciones cofrades de mujeres se sacan pasos en distintos puntos de España llevados por mujeres desde Barcelona a Jaén, pasando por Zamora, Cartagena, Huelva o Granada, entre otros muchos puntos.

De esta forma, se preguntó por qué "se habla del mundo del costalero y no del costal" en referencia al propio título de la ponencia, por lo que reivindicó que "seamos iguales ante nosotros mismos si somos iguales ante Él".

Imágenes de Vídeos Expuestos por las ponentes de Granada y Cartagena

 

 

Suscríbete al canal de Youtube