Cultura

alt


El artista marchenero Miguel Ángel Talaverón, ‘El Niño del Roete’ se encuentra trabajando en su próximo espectáculo de producción propia, titulado ‘Esperpenteando’, con el que viene a “destapar los clichés del flamenco para decirle a los críticos que, además de lo ortodoxo, existen nuevas vías”.  El bailaor ha triunfado protagonizando a Guido (Roberto Benigni) en la adaptación a danza española de la vida es bella y forma parte como profesor en un estudio que avanza para demostrar que el baile flamenco presenta ventajas para la salud de los pacientes con fibromialgia.

 


El proyecto de Esperpenteando se encuentra en fase de estudio y trabajo de mesa y es el tercero que emprende Migue, después de ‘La Vida en el Tablao’ y ‘Puesto en escena’, este último con representación en Marchena y gran éxito.

 “Veo que muchos críticos entienden el flamenco de una manera de la que discrepo y con Esperpenteando queremos dar respuesta para que se vayan admitiendo otros caminos, sin restar importancia a lo puro”, declara el marchenero, que incide en que “el arte flamenco es resultado de todas las culturas y estudiar lo ortodoxo precisamente, nos puede llevar por nuevos caminos sin limitaciones ni prejuicios, donde lo puro no sea lo único que existe”.

Por tanto, Esperpenteando se presenta como un espectáculo de danza/teatro con notas cómicas y flashes de interpretación gestual que sorprenderá al público que lo presencie por los distintos escenarios de Andalucía.

Los elementos simbólicos, como nos muestra el bailaor, serán fundamentales en el eje de contenidos de la nueva obra. De esta manera, el bastón representa la fuerza y lo añejo, el chalequillo flamenco la tradición, las botas el esfuerzo y la disciplina y las castañuelas, la cultura andaluza, y el atril, la figura del crítico, que será representado por un actor.

alt

alt

alt

alt

Precisamente a lo largo y ancho de nuestra comunidad autónoma, en especial por las de Málaga y Granada, Migue Talaverón, ‘El Niño del Roete’, ha sido uno de los grandes protagonistas de la producción ‘La Vida es bella’, que ha representado la película del actor y director italiano Roberto Benigni mediante un espectáculo de danza española en el que Migue ha hecho las veces de Guido, padre del niño, resultando un éxito de acogida en los enclaves de Málaga (entre otros Teatro Sale Gades al que corresponden las imágenes) y Granada donde se ha representado.

alt

alt

alt

Por otra parte, no ha sido menos importante en este trayecto reciente del último año, la labor de docente emprendida por Migue como profesor de baile de alumnas pacientes de fibromialgia, llegándose a la finalización del estudio y a falta de la fase de resultados que incorporará la directora del estudio, Ángela Chica Chica, formada en Danza Española, Arte Dramático y Educación Física.

La aportación de Migue Talaverón a pie de terreno ha servido para que las mujeres con fibromialgia comprueben los efectos positivos de recursos del baile flamenco para mejorar su salud física y psíquica y rebajar los niveles de ansiedad y estrés que padecen por sus diversos problemas musculares y esqueléticos, avanzando que los resultados serán “muy positivos”, lo cual tratándose de un estudio novedoso es más que interesante en el campo de la salud.

Por último, Migue Talaverón sigue su labor docente en la asociación cultural que le ha visto crecer, El Roete, donde junto a Ángeles Acedo imparte talleres de flamenco, danza para la salud y sevillanas, así como risoterapia.

Asimismo, actúa individualmente como bailaor solista y en ballets en escenarios fundamentalmente de Málaga y Sevilla, con lo cual su ritmo de actividad es trepidante curtiéndose en el mundo del flamenco y la danza gracias a la simbiosis de dotes técnicas y creativas que aúna el artista de nuestra localidad.

alt