Hermandades

El Llamador de Plata 2010, Antonio Álvarez Carmona, pronunció hoy en la recogida de este galardón unas palabras contra la retirada de crucifijos en los colegios, actualmente aprobada por ley: " Hay que dar la cara por defender nuestra fe que desde todos los medios, leyes y órdenes nos están machacando hacia la secularización de un país católico obligándonos a que quitemos nuestro signo, la cruz que nos hace discípulos de Cristo. Jóvenes de la Semana Santa, nuestros enemigos no podrán con nosotros, sóis vosotros hermanos cofrades los que tenéis que luchar, porque la hermandad no es sólo Semana Santa, son 365 días al año, compartir, dar y recibir y cumplir el primer mandamiento, honrar y dar culto a Dios y a su Madre".


Se ha mostrado no obstante el galardonado Llamador de Plata seguro de una recuperación de la fe en Marchena después de abortar su preocupación tras ver jóvenes elegantemente vestiendo viendo imágenes del Señor justo antes de llegar esta mañana al Salón de actos del Ayuntamiento y con el pregón de Jesús Díaz, que lo ha llenado de Esperanza, nunca mejor dicho. "Fenómeno, no te puedo dar la enhorabuena, sería absurdo, queda hueco, en hora buena, la palmadita en la espalda y luego...ahh uno más. Te digo gracias, has llegado al corazón de esperanza viva de un pueblo cristiano. Ahora estoy lleno de satisfacción, de esperanza, contento, hay un gran futuro", manifestó.

Antonio Álvarez, agradecido a la Tertulia El Llamador y al alcalde por "dignificar" el acto con su presencia, también se sintió orgulloso de su Marchena de "campos en calma, fandangos y soleares, de su historia y de su Semana Santa" que desgranó con piropos a todas sus imágenes y a la que ama desde que su padre, de fuera de nuestra localidad, le inculcó el amor por Marchena, por la Semana Santa y por la Virgen de la Esperanza, de la que "se enamoró, luchó tanto y la quiso tanto, que en 1934 estuvo a punto de costarle la vida conseguir que salieran los pasos a la calle, pues en 1932 y 133 no lo dejaron las autoridades".

Para concluir, Antonio Álvarez dijo sentirse "orgulloso de ser el hijo del Eco de Marchena", el periódico de referencia de la época en nuestra localidad y con cuyo nombre se le conoció a su padre e incluso también a él, y que "nunca fue reconocido en nada, además de también expresar su orgullo por "defender la fe en los momentos que se presenten, que Dios os bendiga".

De esta forma y con el himno nacional de España se cerró este acto de entrega de El Llamador de Plata prácticamente a continuación del Pregón Juvenil como habrán podido deducir. La trayectoria del galardonado, nacido en 1941 y empleado de Correos, y resumida por Joaquín Carmona en la presentación, destaca por su participación en junta directiva de la Veracruz, donde ha ocupado los puestos de secretario, vicesecretario, oficial y Diputado de Caridad, en la actualidad, además de haber sido costalero.

También participó activamente en la fundación de la hermandad de la Borriquita y fue pregonero de la Semana Santa de Marchena en 1981, además de llevar a cabo La Pasión Según Marchena, programa radiofónico cofrade por excelencia desde 1959, mientras que en la década de los 90 colaboró en las retransmisiones de TV Marchena en la Semana Santa. Otras facetas que dan cuenta de su actividad social intensa son las de vicepresidente de la Peña Bética en su época, componente de la coral Polifónica Juan Navarro y directivo de El Casino, entre otras, además de socio de la que fuera peña taurina El Viti.

Todas esta participación y "actividades que he hecho, lo hago en este tiempo y soy uno de los muchos divorciados de España" por lo que agradeció a su esposa, presente en el acto, que "me dejara hacerlas y me aguantara" durante todos esos años.