Hermandades

El marchenero y cofrade de los pies a la cabeza Diego Carmona nos ha sorprendido a todos con su fotografía ganadora del cartel de Semana Santa que edita el Ayuntamiento de Marchena. El Santo Entierro frente a Santa Clara visto desde la esquina de la calle Orgaz, forma un ángulo diagonal precioso con un plano contrapicado en el que se atisba el paso del Cristo muerto, la capilla de la Humildad y el cielo de nubarrones y pletórico en el contraste con el sol. La ilusión desprendida por Diego Carmona ha ensalzado un acto de gran alegría para él por ser su primer trabajo publicado.


Hermano de Nuestro Padre Jesús Nazareno desde muy pequeño y también de las hermandades de la Veracruz y de la Borriquita, voz indiscutible durante muchas retransmisiones de Semana Santa de Radio Televisión Marchena y cofrade de corazón presente en numerosas salidas de las hermandades de nuestro pueblo, últimamente con su cámara a hombros, Diego Carmona ha sido hoy todo satisfacción y mucho de nerviosismo del momento fruto del enorme orgullo que le ha supuesto ver por primera vez su trabajo hecho público y además como ganador.

El acto de presentación ha contado con la asistencia de hermanos mayores, representantes de la corporación municipal, del Consejo de Hermandades, el pregonero Manuel Labella, el concejal de Cultura, Antonio Calle, y el alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, además de la de numerosos amigos y familiares de Diego Carmona, visiblemente emocionado e irradiando una felicidad contenida, aunque con algunos golpes dignos de destacar que narraremos a continuación.

Antes, en primer lugar, ha tomado la palabra el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Marchena, Antonio Calle, que ha destacado el momento de la fotografía como ese "instante objeto de gozo, placer y rápido deleite del observador en el que se recoge la pasión de Cristo y que nos transporta a época pasadas, aunque no todo lo vivido es igual que el presente ni será parecido al futuro".

Calle ha destacado como se recogen los momentos anecdóticos y personales de cada fotógrafo en cada fotografía, todos con su encanto en unas fechas en la que aunque por las especiales condiciones climatológicas, aunque "todavía estén ausentes las golondrinas y los naranjos de la calle La Cilla, los primeros en florecer por su orientación, aún estén un poco desorientados, todo estará en su sitio el domingo de Ramos", para concluir definiendo al ganador, Diego Carmona, como una persona sobradamente conocida de la que "ya hay poco qué decir, una persona de gran inquietud y sensibilidad social, y además, ha quedado constatado, de buena visión artística".

Diego Carmona ha señalado que "es un honor, no os podéis imaginar como me llena de orgullo que un trabajo mío por primera vez vea la luz, es el mejor regalo que se me ha podido hacer, no sabéis lo entusiasmado que estoy, aunque no os lo podáis creer hoy me cuesta hablar en público".

Mención especial tuvo la Escuela de las Artes para Diego Carmona, ya que ahí se ha forjado en tres cursos de fotografía donde "he hecho muy buenos amigos y he contado con la ayuda del profesor Antonio José Calle, que fue el que seleccionó este trabajo y es quien me ha metido el gusanillo, él no ha ganado este concurso porque iba abajo del Santo Entierro y no podía echar la foto, que si no lo gana" bromeó. De hecho, el cartel ganador es en los últimos años obra de alumnos de la Escuela de las Artes Alfonso Fraile, algo que "nos ilusiona muchísimo", agradeció.

Diego Carmona agradeció al Consejo de Hermandades y Cofradías de la Villa de Marchena la inclusión de algunas de sus fotografías en la revista cofrade, en especial la de la contraportada, la Virgen de la Piedad en su salida procesional desde San Sebastián, además de hacer varias menciones muy especiales para él:

"La fotografía se sabe que tiene tres procesos, el de tirarla, y ese se lo agradezco a mi mujer Trini que siempre me aguanta, gracias Trini, y el de escogerla y el de sacarla o revelarla, y ahí le doy las gracias a un gran fotógrafo y mejor amigo que es Pepe Metro (Fotómetro) que fue el que escogió primero esta foto, ¿sabéis cuántas fotos hice la pasada Semana Santa? 2.952, ¿y sabéis cuantás eligió? 17", dijo en referencia a esos ratos que con Pepe Metro ha pasado "yo diciendo que me gustan unas fotos y a él no, las que a él le gustaban a mí no, y todo el mundo cabreado, pero él le ha dado el toque de calidad suficiente".

Prosiguió 'dándole caña' Diego Carmona al bueno de Pepe Metro recordando que le dijo hace ya tiempo "Pepe, el día que gane un premio, el cuadro para mí y el dinero para ti, pero perdona Pepe, aquí no hay dinero ahora", ya que el concurso no establece premio económico, manifestó entre la carcajada del público.

La fotografía en sí del Santo Entierro ante la Iglesia de Santa Clara ofrece grandes contrastes en el atardecer en ese recorrido a la inversa que realizó tras la salida de Santo Domingo el pasado año y está hecha a 1/320, con ISO 200 y velocidad de diafragma 11, más "varios alinos de Pepe" Metro. "Estaba a punto de llover y es una imagen de seriedad, de sobriedad", destacó Diego Carmona.

Finalmente, el alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, bromeó sobre "lo malísimo que soy echando fotos" destacando la"grata sorpresa" que le ha producido la calidad de la obra de Diego Carmona.

Amigos como Francisco Romero, su hermano Pepe Carmona, también gran cofrade, Manuel Álvarez, Leonardo o Miguel García, así como su familia y todos los amigos del mundo cofrade, han querido acompañar a Diego en esta noche especial para él y lo han felicitado al final del acto en el que el ganador del cartel se ha parado distendidamente a hablar uno por uno con todo el que se le acercaba, especialmente con los hermanos de la Soledad que miraban con entusiasmo el cartel y a los que Diego exclamaba pletórico "¡Va por ustedes!".