Hermandades

El Cartel del Consejo de Hermandades y Cofradías de la Villa de Marchena para la Semana Santa de 2010, obra de Antonio José Calle Pliego, se ha presentado este mediodía en la Iglesia de San Sebastián. Muestra una instantánea de la Virgen de la Piedad vista desde el interior de un balcón de la calle Las Torres, una representación con la que el autor ha buscado el sentir más íntimo de la Semana Grande marchenera reflejando el detalle de los barrotes. Calle le ha dedicado al capataz Pintado la obra. También se ha presentado la revista que ha editado el Consejo con amplia información histórica de la Semana Santa.


Antonio José Calle Pliego ha ganado con esta imagen sencilla, pero llena de sobriedad y de fuerza, el cartel de la Semana Santa 2010 que ha elegido el Consejo General de Hermandades y Cofradías, y que demuestra la variedad de recursos técnicos y de contenidos del fotógrafo, que al contrario que en el cartel ganador de la tertulia El Llamador, ha captado una imagen de la noche en una tregua del paso depalio de María Santísima de la Piedad en su paso por la calle Las Torres con una de las antiguas torres al fondo.

Juan Manuel Vicente ha presentado el inicio del acto repasando la clasificación de los tres primeros entre las 65 fotografías presentadas: la tercera, 14 puntos, la segunda, 16, y la primera y elegida cartel, 24.

El autor del cartel, Antonio José Calle Pliego, ha explicado que la fotografía recoge unos barrotes algo desenfocados por la cercanía de la lente de la cámara y que han sido empleados como "punto de intimidad" que refleja como es vista la Virgen detrás del balcón, además de destacar la nitidez del rostro de la Virgen en esta toma captada con 2 segundos de exposición en plena noche de Jueves Santo y carente de movimientos ni vibración, lo que le da un temple exquisito a la imagen, con las luces que "nos sumergen en la candidez de la Semana Santa".

Antonio José Calle Pliego, licenciado en Bellas Artes y profesor de fotografía en la Escuela de las Artes Alfonso Fraile de Marchena, ha agradecido a sus alumnos, a su familia y a su novia el apoyo que le brindan en su profesión y en su afición a la vez, a la fotografía.

Calle ha querido acordarse de la persona del capataz de la Virgen de la Piedad: "También se lo quiero dedicara a Antonio Romero Pintado, la persona encargada de llevar este paso durante tantos años", ha afirmado después de hacer una breve pero marcada pausa para darle el sitio que le corresponde a Pintado.

El tesorero del Consejo de Hermandades y Cofradías, Juan Miguel Borrego Martín, ha destacado la "luz cálida y triste que transmite la herencia espiritual" de la Semana Santa de Marchena que ofrece el cartel ganador de la Semana Grande donde "abrimos nuestras ventanas y nuestras almas, con el ansia contenida, con la primera saeta de un joven en el anonimato del interior del balcón, con el enfermo que le pide a la Virgen poder volver a verla el próximo año".

Borrego expresó que el cartel es "luz de Marchena, por tu presencia y no de las flores, con la compasión, clemencia y ternura que nos alienta para ir tras ella", en referencia lógicamente a la Virgen de la Piedad, que deja sus "huellas repartidas para bendecir al Niño, también entre los enamorados que se convierten en esposos teniéndote como testigo"

Finalmente, explicó el reflejo de una "realidad poliédrica" común a todas las manifestaciones de la Semana Santa Marchenera: "fe, devoción, tradición e historia", que se reflejan en la Revista del Consejo de Hermandades, la que recomendamos por su alto valor histórico y la gran calidad tanto de muchas de las fotografías de momentos excepcionales de la Semana Santa, como por la fundamentación histórica de muchos de sus artículos y el diseño elegante y elaborado de Manuel Bernal, autor de la fotografía de portada con la imagen del Dulce Nombre y su cruz a cuestas en la noche marchenera.

La imagen que ven corresponde a la revista de 2010. Al llegarnos previamente la portada del ejemplar, la ven publicada con fecha 2009, pero en los ejemplares publicados, el error se encuentra subsanado, siendo la imagen la misma.

La de contraportada, recoge a la Virgen de la Piedad con el torreón de San Sebastián de fondo, obra de Diego Carmona, mientras que la interior de portada recoge el cartel ganador, y al plegar la de contraportada encontramos una del propio Manuel Bernal con el Dulce Nombre de espaldas en el interior de su templo.

La revista, con 69 páginas, incluye un artículo inicial del Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, solicitando la celebración de la Semana Santa desde la autenticidad religiosa, continúa con un artículo del presidente del Consejo de Hermandades, Francisco Duarte, sobre la labor evangelizador de la Venerable Hermandad de San Pedro Apóstol a lo largo de los siglos, recoge una entrevista sobre las vivencias personales de Manuel Labella, pregonero de este año, que adelanta un pregón "muy cofrade" con protagonismo por igual para todas las hermandades.

La revista cuenta con un magnífico artículo de Sebastián Ramírez en el que explica el duro pleito que mantuvo la Orden de Santo Domingo para que la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús se trasladara a Santo Domingo, lo que zanjó el Arzobispado en 1593 negándole la razón a dicha orden, ya que la hermandad tenía sus raíces sociales en San Sebastián y allí siguió pese a los "privilegios y gracias" que la Orden religiosa defendió haberle otorgado con la estrategia de reservar el derecho de predicación y celebración de cultos "con las consecuentes prestaciones económicas" según el autor.

Otro de los puntos destacados de la revista es la inclusión del texto del Pregón de explosión de los sentidos y poesía de Florencio Montes en 1990 y unos versos de dicho pregón en la última página bajo una imagen monumental desde las alturas de Marchena:

Al día siguiente, domingo glorioso, Marchena se despierta rejuvenecida de repiques primaverales y se palpa su carne jubilosa, confirmada en su fe por la resurrección de Jesucristo. Al filo de la alegría desbordante, alza su pañuelo de cales, húmedo aún por las lágrimas de la Pasión y lo agita en el aire para despedir a sus Cristos y a sus Vírgenes, según su leal querer y atender. Entretanto el corazón del pueblo, reinicia sus labores cotidianas y aguarda empezando el año próximo para acudir a la cita inviolable de su Semana Santa, un año más, un siglo más, un cielo más.

La pasión, el sentimiento y las vivencias del día a día de cada Hermandad, son expuestas en diferentes artículos de la revista por sus hermanos mayores, además de otro apartado dedicado a los patrones y santos de Marchena que ha de reseñarse.

La presentación del cartel y de la revista del Consejo ha terminado con los agradecimientos a los colaboradores y a las autoridades presentes por parte del presidente Francisco Duarte Maqueda y el público que ha llenado la Iglesia de San Sebastián en este primer domingo de Cuaresma, viendo expectante el cartel.