Hermandades

El marchenero José Enrique Carmona Perea ha presentado este mediodía en la capilla de la Veracruz ante una gran expectación de público, el libro "Santa Vera Cruz, Legado de una Hermandad", que se podrá adquirir abonando 15 euros como donativo a la Obra Social Nuestra Señora de la Esperanza, por expreso deseo del autor, que ha expresado que "todos los antepasados son los que verdaderamente han escrito la historia de la hermandad" y ha definido la obra "ajustada a lo leído y a lo consensuado y que no ha caído en el anecdotario ni en el sentimentalismo que me deje colgado en las alturas".


Parafraseando de esta forma a Serrat, José Enrique Carmona Perea ha definido su obra en un acto muy concurrido y con una gran asistencia de público que esperaba ansioso un libro sobre la historia de la hermandad, sobre su legado, y que ha celebrado con gran satisfacción a juzgar por los rostros de los presentes, que la tradición, la historia y los hechos se reflejen en esta obra que el autor ha ido trabajando en los últimos años a raíz de una petición de la propia Hermandad para elaborar el contexto histórico de la hermandad para que constara en las actas de la Coronación Canónica de la Virgen de la Esperanza, acontecimiento que ha marcado la primera década de este milenio para esta histórica hermandad de la Semana Santa de Marchena.

El presentador del acto, Francisco Hidalgo, valoró "el amor por la Vera Cruz y la curiosidad para conocer los hechos que desde siempre le infundieron su padre y su hermano Antonio" al escritor del libro, una obra que indaga en la antigüedad de la hermandad, la modificación de sus reglas, todo ello de forma rigurosa, destacó, para de esta forma "conocer de donde partimos para saber donde debemos dirigir nuestros pasos".

El autor del libro confirmó que en un viaje dentro de los actos de la Coronación, el hermano mayor de la hermandad le expresó la necesaria inclusión de un reseña histórica, algo a lo que no le dio mucha importancia "con los investigadores que hay en Marchena", pero que una vez que se le encomendó, ha tomado con una ilusión tal que ha acabado todo derivando en la realización de este libro, que "lo quería terminar para el 475 Aniversario, aunque no ha podido publicarse antes por mi inexperiencia a veces, y otras por tener que enfrentarme a los avatares del destino".

"Gracias a todos los investigadores marcheneros, a Rafael Mármol y Antonio Álvarez por abrirme las puertas del IM y del Eco de Marchena, a los responsables de las jornadas de Historia de Marchena", expresó Carmona, que aprovechó la ocasión para informar de que los donativos del libro irán destinados a la Obra de Caridad de la Fundación Nuestra Señora de la Esperanza, creada desde la Coronación de la Virgen.

"Esta obra no pretende ser una biografía ni una autobiografía de mis vivencias, es una historia que se ajusta a todo lo consensuado y lo leído, me he alejado de caer en el uso del anecdotario, que anécdotas hay incluso muchas que son verdad, ni en el sentimentalismo que me deje colgado en las alturas", afirmó.

A raíz de ahí, el autor tuvo un extenso capítulo de agradecimientos a un sinfín de personas: "A Paco el presentador, a dos jóvenes cruceros, Rosa Álvarez y Manuel Ricardo Labella por su afán investigador, aunque no por sus fotografías y sabéis por qué lo digo, ya hablaremos, gracias a Luis Andrés por el prólogo, a las recomendaciones de José M. Calderón, a Enrique Lobo y a Codexsa por su disposición, al hermano mayor Juan Ramón por su empeño, y aprovecho para decirle que debe apostar por la restauración de este retablo que es la mejor forma de velar por el patrimonio histórico, por el legado de antepasado que hay en él, porque son los antepasados quienes verdaderamente han escrito la historia de la hermandad y esta obra".

José Enrique Carmona Perea, se preguntó "¿qué le pasaría por la cabeza a Francisco Rodríguez Santos, a Aguilar Galindo, a Díez de la Cortina, a José María de la Concha, a José Salvago a Manuel Aguilar, a Ternero Ibarra, qué le pasaría por la cabeza a estos Hermanos Mayores y a sus Juntas de Gobierno y a todos los hermanos anónimos que han entregado su devoción y su aliento?" Fueron algunos de los muchos hermanos mayores que nombró el autor del libro para destacar la labor de llevar hacia adelante la hermandad, cada cual desde un ámbito distinto.

"Gracias a los dos hermanos Manolo Álvarez y Alfonso Rodríguez por irme haciendo hermano, no sin recordar a hermanos cómplices como Francisco Bellido y mi tío Miguel con la lucha con las manivelas, a Leonardo, a José Joaquín y a Ramón Campanita, a Rafael Borrego, a todos muchas gracias".

El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera, presidió el acto junto al hermano mayor de la hermandad Juan Ramón Baeza, el párroco de San Juan, Juan Ramón Gallardo, el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías, Francisco Duarte, y el propio presentador del acto Francisco Hidalgo.

El primer edil manifestó que "es un honor ser alcalde de este pueblo con personas así", en referencia a José Enrique Carmona Perea por "poner a disposición esta obra para todo el pueblo de Marchena y dedicar tanto tiempo a este trabajo", a la vez que agradeció a Codexsa "su importante apuesta por el patrimonio de Marhena, pues ésta es la cuarta publicación que patrocina".

El Hermano Mayor de la Veracruz, Juan Ramón Baeza, afirmó que esta obra servirá para "agrandar el patrimonio" de la hermandad y "saber de las raíces para saber qué nos mueve y hacia dónde vamos" para bromear con el autor que "esto no se debe quedar aquí" en el sentido de que debe servir como base para futuras investigaciones y "profundizar en este patrimonio tan rico", para concluir agradeciéndole haber puesto a disposición de la Fundación Nuestra Señora de la Esperanza la recaudación que origine su libro. En el agradecimiento a Codexsa, Juan Ramón Baeza precisó que "muchas veces desconocemos lo que tenemos".

Al final del acto, los Rectores y representantes de las hermandades de Marchena, presentes en el acto, y los concejales de Cultura, Antonio Calle, Festejos, José Antonio Fernández, y Desarrollo Económico, Jorge Vega, felicitaron de primera mano a José Enrique Carmona Perea.

La emoción se palpó en todas las personas de la hermandad y asistentes al acto que se fundieron en un sentido abrazo con el autor del libro, saludado y felicitado por personas de la hermandad como Antonio Álvarez, el capataz José Antonio Romero, miembros históricos como Francisco Romero, Pepe Bellido, León Salas y Manuel Labella, pregonero de este 2010, entre otros, así como por multitud de personas que se han mostrado orgullosas y satisfechas de contar con un libro de este calado.

El autor no escatimó en firmar los primeros ejemplares de los libros al público congregado en la capilla de San Francisco, incluso en la misma puerta había gente que escuchaba más que veía el acto y con todo ello culminó la presentación de un libro esperado por el mundo cofrade y por los investigadores de nuestra localidad.