Hermandades

Una gran paella elaborada por los hermanos de la Hermandad del Señor de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de Los Dolores y la actuación del grupo de sevillanas y canciones rocieras La Fragua, son los platos fuertes de la noche de este sábado en la Velá de Santa Clara, que por octavo año organiza la hermandad de Miércoles Santo marchenero. El Hermano Mayor, Antonio Ruiz Molina, ha destacado en otro orden de cosas, la buena marcha de la campaña extraordinaria para la financiación del nuevo cuerpo de Ciriales con el que pretende contar la Hermandad para la próxima Semana Santa.


Desde este jueves y hasta el domingo, el barrio de Santa Clara "se está volcando" con la velá de agosto, ya tradicional en las puertas de la capilla y que se completa con juegos de animación infantil, una magnífica barra con precios populares y tapas exquisitas, para cerrar la conmemoración de la festividad de Santa Clara con una Misa Función Principal el próximo martes 11 de agosto a las 21.15 horas en la parroquia, en honor a Santa Clara, símbolo de la capilla, el barrio y la Hermandad de la Humildad.

Ruiz Molina ha destacado "el gran ambiente" que se vive cada año en la velá de Santa Clara y que desde el primer día de esta fiesta está volviendo a darse, con numerosas visitas de personas de otras hermandades para convivir durante estas noches de agosto en las que al menos la temperatura es bastante más agradable que durante el día. A las puertas de Santa Clara la gente "se está animando mucho" al Juego del Tablero en el que adquiriendo un número entre los 100 que existen, pueden aspirar a entrar en un sorteo en el que las diferentes casas colaboradoras les premian con la adquisición de uno de sus servicios, superior siempre al coste del número.

En cuanto a proyectos, Ruiz Molina ha comentado su satisfacción por el arreglo de la iluminación y sistema de cableado de la capilla, así como por el descubrimiento del arco de su interior, a la vez que ha informado de que "está resultando un éxito" la campaña de financiación extraordinaria con la aportación de un euro semanal a la hucha de la Hermandad para la adquisición de las dalmáticas de los ciriales. Con esa colaboración hasta el momento de "más de 300 personas", la Hermandad está consiguiendo fondos mientras que los ciudadanos colaboradores pueden jugar a dos números del cupón de la ONCE, que en caso de que le toquen le reportan 120 euros.

Las dalmáticas se compondrán de damascos rojo burdeos y saya blanca en la parte inferior. Por primera vez en la historia la hermandad dispondrá de este cuerpo, que se suma a otros rasgos característicos como el cuerpo de la Legión Romana o, en otro orden de cosas, la Escuela de Saetas, dirigida por Roberto Narváez.