Hermandades

El músico Sergio Rodríguez Herrera, que perteneció a la banda de maría Santísima de la Palma y falleció por enfermedad en septiembre de 2008, será recordado para siempre con la rotulación del pasaje de San Agustín, por donde tocó la corneta años y años a Nuestro padre Jesús de la Paz. Se aprobará en Pleno Ordinario este jueves, donde también se propondrá la adhesión de Marchena al proyecto Flamenco, Patrimonio de la Humanidad, de la Junta de Andalucía.


Después de numerosos actos de homenaje que desde el cariño le han brindado sus compañeros de banda, con el certamen musical en su memoria, e incluso otras agrupaciones musicales de Marchena, teniéndolo siempre en su memoria, el Pleno Municipal al completo ha acordado rotular el pasaje de San Agustín con su nombre.

El Grupo Socialista presentó hace meses la propuesta para eliminar el nombre de Alférez Provisional de la citada calle marchenera y denominarla Sergio Rodríguez, pero finalmente se ha llegado al acuerdo de todos los partidos para designar con el nombre del músico y compositor, al emblemático paisaje de San Agustín.

Les trasladamos la propuesta plenaria al completo:

Sergio Rodríguez Herrera, nace en Marchena el 14 de diciembre de 1974, en el seno de una familia religiosa y trabajadora y su infancia transcurrió de forma normal dentro de aquellos años.

Desde pequeño, fue una persona conmovida por el mundo de la música de Semana Santa, contagiado por el ambiente que vivía en su casa. Con ocho años sus padres deciden regalarle un pequeño órgano y con 11 años realiza su primera composición musical “Triunfo de la Santa Cruz”, dedicada al primer paso de su Hermandad de “la Soledad” de la que fue costalero.

En 1988 junto con unos amigos, va a apuntarse a la Agrupación Musical Dulce Nombre de Jesús, única Banda existente por aquel entonces, pero escogen a sus amigos y a él no, aduciendo que era muy pequeño.

En junio de ese mismo año se entera que la Hermandad de “la Borriquita” va a formar una Banda de Cornetas y Tambores, y él, deseoso se ofrece y es admitido.

Comenzó tocando el tambor pero pasó poco después a la corneta que era y fue lo suyo. Era tal su dedicación a la Banda, que sin darse cuenta, allá por el año 1992 era ya director de la misma, habiéndolo sido antes también de la Banda Infantil.

Era una persona exigente y en el año 1995 decide apuntarse al aula de música del Ayuntamiento para durante tres años aprender música lo que le sirvió tanto para interpretar como componer.

Compuso diversas marchas como: “Entre Palmas y Olivos” dedicada a la Hermandad de “la Borriquita”, “Rey de los Judíos” dedicada al Cristo de la Vera Cruz, “Betsaída” y “Santa María” dedicada a su Hermandad de “la Soledad” siendo esta última marcha utilizada como banda sonora de la famosa serie de Televisión Española “Cuéntame” en un capítulo dedicado a la Semana Santa.

Compuso también “Divino Poder” dedicada al Gran Poder de Granada a quien acompañó durante 14 años con su Banda de Cornetas y Tambores María Santísima de la Palma. Durante su enfermedad tuvo tiempo de componer otras tres marchas: “Virgen de la Milagrosa” dedicada a la Milagrosa a la que acompañó durante 15 años, “Cernicalera” a su Hermandad de “la Soledad” y “La Palma” dedicada a su Hermandad de “la Borriquita” pero también de escribir un libro titulado “Vivencias de un músico” donde cuenta sus vivencias dentro de la Banda de Cornetas y Tambores María Santísima de la Palma y al mismo tiempo, la historia de dicha Banda.

Durante veinte años, recorrió toda Andalucía llevando el nombre de su pueblo (Marchena) por bandera: Granada, Cádiz, Almería, Córdoba, Jerez,… y también visitó ciudades como Ciudad Real junto a su querida Banda, a la que dedicaba días y noches entre ensayos, clases de solfeo,…

Sergio era una persona honesta, sencilla, trabajadora,… Conocida y querida en el pueblo (como quedó patente el día de su fallecimiento el 17 de septiembre de 2008 donde pasaron para darle un último adiós numerosos amigos, conocidos, familiares, instituciones civiles y religiosas,…) y aquel que disfrutó de su amistad, lo recordará siempre porque fue una persona buena.

Desde el año 2009, cada año la Banda de Cornetas y Tambores María Santísima de la Palma organiza el certamen de Bandas Nuestro Padre Jesus de la Paz “Memorial Sergio Rodríguez Herrera” como forma de recordar a uno de sus “luchadores más incansables” y ahora este Ayuntamiento en Pleno y de forma Unánime quiere sumarse al reconocimiento de la persona de Sergio Rodríguez Herrera por su indudable contribución a la música y Semana Santa de Marchena en donde nos ha dejado parte de su alma y por su espíritu de lucha ante la adversidad que demostró durante su vida.

Por lo expuesto, el Pleno del Ayuntamiento de Marchena de forma unánime, en reconocimiento a labor realizada por Sergio Rodríguez Herrera propone para su aprobación las siguientes propuestas de acuerdo:

Primera: Rotular el pasaje de la Plaza de San Agustín por el que procesiona la Hermandad de Nuestro Señor de la Paz y María Santísima de la Palma como “Pasaje Sergio Rodríguez Herrera”.


Segunda: Dar traslado de los presentes acuerdos a la familia de Sergio Rodríguez Herrera, Hermandad de “La Borriquita”, Hermandad de “La Soledad” y al Consejo de Hermandades.


Tercero: Ampliar el presente reconocimiento a todos aquellos jóvenes y no tan jóvenes que han dedicado y siguen dedicando muchas horas de su vida a la música en las distintas Bandas de Marchena, algunos de los cuales ya nos han abandonado al igual que Sergio, pero cuyos sones seguirán acompañándonos en los días más importantes de nuestra localidad.

Flamenco, Patrimonio de la Humanidad
El Ayuntamiento de Marchena, por otra parte, formulará propuesta de adhesión a la campaña para que el Flamenco sea denominado por la Unesco Patromonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que lidera la Junta de Andalucía y a la que se han sumado Murcia y Extremadura, después de que ya se produjera un intento frustrado en 2005 debido al rechazo que sufrió en el seno de las Naciones Unidas.


Por todo ello, el equipo de Gobierno incluye en la propuesta que “el Flamenco es la expresión artística más representativa de la identidad andaluza, reconocida en el mundo entero y actuando como nuestro mejor embajador cultural. Reúne de forma más que sobrada con los méritos culturales, etnográficos y sociales que le hacen merecedor de ser incorporado a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO”.

“Es por lo expuesto que las instituciones públicas andaluzas tenemos la responsabilidad y obligación de defender, fomentar el conocimiento, la investigación, promoción y difusión de cuantas acciones se lleven a cabo en favor del Flamenco” por lo que el Ayuntamiento marchenero se compromete a “apoyar cuantas iniciativas se lleven a cabo con objeto de garantizar la máxima consideración y protección patrimonial del Flamenco”.