Hermandades

portada redi

 

ACTUALIZACIÓN FOTOGRÁFICA Y DE CRÓNICA, La Junta de Gobierno de la Hermandad del Santísimo Cristo San Pedro, María Santísima de las Angustias, Nuestra Señora del Rosario y San Juan Evangelista ha decidido, momentos antes de la hora fijada para la salida, las 20:30 horas del Viernes Santo, no realizar estación de penitencia, según nos informa en un comunicado, debido a los pronósticos meteorológicos. Lamentamos no poder ofrecerles imágenes del interior del templo de Santo Domingo en esos justos instantes, lo cual así ha decidido la Hermandad para preservar la intimidad de los hermanos. A partir de las 20:30 se procederá al rezo del Viacrucis en el interior del templo, cuyas puertas se abrirán al pueblo de M;archena una vez concluído el mismo.

 


 

cristo1 redi

 

La iglesia de Santo Domingo, una vez terminado el Via Crucis, fue testigo de cómo no pocos de los hermanos se quedaban en el templo, resistiéndose a marcharse, a dejar escapar el Viernes Santo que, antes de la salida procesional, aproximadamente a las 19:50 horas, comenzó de nuevo a descargar lluvias, de manera intensa, incluso copiosa, durante más de una hora, por lo que la salida, prevista a las 20:30 horas y, vistos los partes meteorológicos que pronosticaban más lluvias a lo largo de las cuatro horas aproximadamente de cofradías, no se produjo.

 

Los paraguas del poco público que, comparado con ediciones en las que no cabe un alfiler en las escalinatas del Ayuntamiento y tampoco desde el templo a la cercana capilla de San Francisco, ya sabía perfectamente que la lluvia terminaría por aguar el Viernes Santo al completo, se abrieron de par en par, quedando el Ayuntamiento y Calle Santo Domingo ya muy desangeladas a las 20:20 horas, minutos antes de que a las 20:25 fuera oficial la decisión de la Junta de Gobierno cristera encabezada por el Rector, José Francisco Aguilar Reina. Apenas unos cuantos curiosos y músicos de la Banda Villa de Marchena que no pudieron acceder al templo, quedaban al resguardo de las cornisas de las casas, esperando que lo lógico se hiciera oficial, como así fue casi sobre la hora señalada.

 

La Plaza del Ayuntamiento, fantasmagórica en la ocasión (aún más con las blanquecinas luces LED), quedaba prácticamente vacía y la perplejidad no cesa después de seis salidas procesionales suspendidas, que en el Sábado Santo quién sabe si pueden ser siete, y terminar por completar una Semana Santa sin cofradías en las calles que ni los más viejos del lugar recuerdan.

 

cristo 3

 

cristo 4

 

cristo 5

 

cristo 6

 

cristo2 redi

 

cristo 7

 

cristo 8

 

cristo 9

 

cristo 10

 

cristo 11

 

cristo 12

 

cristo 14

 

cristo 21

 

cristo 15

 

cristo 17

 

Después del Via Crucis, los hermanos cristeros, inigualables en su forma de guardar respeto y silencio por las imágenes de los sagrados titulares, acompañaron al Santísimo Cristo de San Pedro, a María Santísima de las Angustias y a San Juan Evangelista (palio de una personalidad descomunal) hasta altas horas de la noche, con leve movimiento del paso de la Virgen para que todo quede presto para preparar las imágenes en su sitio para el Domingo de Resurrección.

 

Familias enteras se quedaban al menos con el consuelo de vivir un Viernes Santo unidas, aunque en la intimidad de la Iglesia, mientras que el sacerdote marchenero Francisco Duarte daba ánimos a la corporación cristera, y prácticamente a todas, dada la asistencia al templo de la Hermana Mayor de la Borriquita y de los Hermanos Mayores de la Humildad, Dulce Nombre y Vera Cruz, justo en ese momento de encuentro en el que se invocaba para que el próximo año 2025 puedan salir a las calles las procesiones y vivirse en la religiosidad popular que también es emblema de Marchena en su Semana Santa.

 

Nuestros ánimos a la hermandad cristera, que esperemos que, después del año pasado salir en andas, en la próxima Semana Santa al fin salga de nuevo como es tradicional, con la presencia que todo lo domina, la del Cristo de San Pedro, entonces nuevamente bajando las escalinatas de salida, para hacer visible al pueblo, tal como diría hace unas semanas en el Pregón Joven, Javier López, "la comunión de lo divino y lo terrenal", la expresión del "límite del sufrimiento humano" y se haga a los ojos de todos "un imán, un vórtice que nos cautiva de manera inevitable".

 

cristo 16

 

cristo 22

 

cristo 18

 

cristo 20

 

cristo 19