Hermandades

besapie jesus 10

 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno tiene por costumbre abrir las puertas del habitáculo superior del Sagrario a los mayores, en primer lugar, en el besapié del Viernes de Dolores, donde se suceden historias de fidelidad absoluta de los devotos, que dejan no solo una estampa de tradición pura, sino, como los que ya nos dejaron, un legado, este día, en forma de cola incesante hasta la vieja fábrica de frutos secos que une calle Sevilla con el Barranco. Todos esperan dejar la huella de su amor en los pies de Jesús, que dentro de una semana ya habrá recorrido las calles de Marchena, en un nuevo Viernes Santo.

 

 


 

 

Personas que superan los 90 años de edad se postran ante la túnica blanca de Jesús y le besan los pies, descalzos como los de las mujeres que lo volverán a acompañar en siete días desde las seis de la mañana, desde San Miguel, el corazón del fervor, de la devoción que no cesa.

 

Eufemiano, ex Hermano Mayor, o Pastora, ayudada por su nuera, muy devota de Jesús, no se quieren perder la cita ineludible, la presencia cercana, porque el tiempo avanza, inexorable, pero la edad siempre es nueva cuando se besan los pies de Nuestro Padre Jesús Nazareno, cuya presencia zamarrea hasta los más fríos corazones.

 

Con Jesús estarán hasta que la muerte los separe, siempre con la fe de encontrar su presencia en el cielo.

 

besapie jesus 1

 

besapie jesus 2

 

besapie jesus 7

 

besapie jesus 5

 

besapie jesus 8

 

besapie jesus 9

 

besapie jesus 11

 

besapie jesus 3

 

besapie jesus 4

 

besapie jesus 6

 

En San Miguel, justo antes del Besapié, veíamos el paso de María Santísima de las Lágrimas, valorada con esmero y delicadeza por el pregonero de este año de nuestra Semana Santa, Alfonso Rodríguez, hace cinco días, en el Pregón.

 

Manuel Delgado, capitán de la Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús Nazareno, nos recibía en la Casa Hermandad, en exposición de elementos de la centuria; escudos, armaduras...

 

Es un acto más joven pero ya con varios años de recorrido en la Hermandad, que reaviva el espíritu del Viernes Santo cuando ya reluce el sol, y forman parte del impresionante cortejo tanto a pie como a caballo.

 

El público ha podido disfrutar una vez más, gracias a la pasión con que explican y exponen todo detalle, tanto Manuel Delgado como sus veteranos compañeros Manuel Rueda, Francisco Pulido y Manuel Ramón Guisado, entre otros.

 

armaos 1

 

armaos 2

 

armaos 3