El último capítulo de “Un grito sin voz”, de Antonio Jiménez Castillo, tiene como eje vertebrador la idea del titular, mediante la cual expone como a base de datos estadísticos, números, y diferentes creaciones, el ser humano se ha desprendido de una realidad no acorde con lo vivido hasta llegar a un punto en el que, seamos conscientes o no, podríamos estar perfectamente ante la creación de las razones para construirse una nueva humanidad como ya pasó en períodos históricos como la Revolución Industrial, por ejemplo.

Leer más...

Hace unos días el Defensor del Pueblo Andaluz, el Sr. José Chamizo (para los amigos Pepe) en comparecencia en el Parlamento de Andalucía le vino a decir a los parlamentarios que el "pueblo está hasta el gorro de los políticos" por percibir que anteponen sus intereses y luchas partidistas por encima del bien común. Conozco a Pepe desde hace muchos años, su compromiso e independencia está por encima de todos y es hombre que sabe escuchar y tiene una gran sensibilidad, más allá de las propias atribuciones que tiene como Defensor.

Leer más...

Antonio Jiménez Castillo plantea varias salidas de la crisis desde un punto de vista alejado de las persuasiones políticas y de ideas prestablecidas, mecánicas y simplistas que son precisamente las que nos han hecho caer en esta situación. “Datos articulados y medias verdades” no nos harán progresar lo más mínimo, se teme el articulista en la VII entrega de “Un grito sin voz”.

Leer más...

Antonio Jiménez Castillo nos ofrece una interesantísima sexta entrega de su ensayo “Un grito sin voz”, en la que habla sin tapujos de la “ceguera colectiva” generada por el Plan Bolonia para la Universidad europea, que con sus “requisitos absurdos” ha construido una Universidad deshumanizada y acrítica que ya se venía construyendo en los tiempos de ‘bonanza económica’ en la que las palabras “se fueron despojando de reflexión y la economía se extendió ramificada por cada uno de los espacios reservados por el hombre”.

 

Leer más...


En la quinta entrega de “Un Grito sin voz”, Antonio Jiménez Castillo nos habla del vacío de contenidos en el que se envolvió la política, la economía e incluso las relaciones humanas en la época del “boom” económico, analizando como las “urgencias y el ahora” han desembocado en la indignante situación actual, pues “los políticos tomaron tanto protagonismo, que acabaron suplantándonos” a los ciudadanos, afirma el joven marchenero en este escrito acompañado nuevamente de interesantes reflexiones en el actual capítulo:

Leer más...

Más artículos...