gonzalo lozano ok 2

 

La Cuaresma enfila su recta final con una nueva Semana Santa en puertas, esta vez afortunadamente para todos con las cofradías en la calle. Los pasos de nuestras queridas hermandades vuelven a habitar el interior de los templos coronados por la iconografía narrativa autóctona de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. La inquieta espera ante una nueva estación de penitencia dirige como es tradicional la mirada al cielo, pero al mismo tiempo lo hace hacia la adulterada información que sobre la incidencia del COVID-19, las autoridades competentes racionan en función de sus intereses partidistas. (Imagen: Jesús Giraldo).

 

Leer más...

cadiz caleta ok

 

¿Qué puede pasar por la mente de un náufrago cuando otea una isla en medio del mar? ¿Qué puede pensar un emigrante que ha padecido por sabanas y desiertos, que ha cruzado en patera el Mediterráneo, cuando está trabajando y considerado persona de derechos en cualquier país europeo? ¿A qué dios rezará ese niño que pudo haber muerto de una enfermedad letal en su lugar de nacimiento y es salvado en un hospital del primer mundo? (Imagen: La Voz de Marchena).

 

Leer más...

baile flamenco ok

 

Ya dijimos que fue en los cafés cantantes donde proliferaron los bailes flamencos, allá por el primer tercio del XIX, en la zona Cádiz, Jerez y Sevilla, pero que inmediatamente se trasladó a Madrid, Barcelona…, a casi todas las capitales y provincias españolas. Fue una época en el que la gestualidad y la temática taurina imperaban en la vestimenta, en las conversaciones, en el baile…, el mundo del toro era un hervidero de la calle, no en vano el arte de la tauromaquia había cogido un auge enorme en la España de aquella época. Apuntan, historiadores flamencos, que fueron “La Cuenca”, “El Jerezano”, “El Estampío” y otros muchos bailaores los que aportaron sus pasos, sus movimientos y sus requiebros a lo que se llamó el “tauroflamenquismo” (mediados del XIX).

 

Leer más...

et moises sigue vivo

Nostradamus (siglo XVI) dejó una sarta de profecías ambiguas en forma de cuartetas en las que pronosticaba desastres como epidemias, guerras, sequías, terremotos etc. que, por temor a ser perseguido por la Inquisición francesa, camuflaba con metátesis, anagramas y sobre todo metáforas que pueden tener cierto parecido con algunas realidades que han ido ocurriendo a lo largo de los siglos posteriores. Igual ocurre con los horóscopos y el mundo esotérico: te predicen muchas situaciones comunes de las cuales algunas se acercan a tus referencias cotidianas.

 

Leer más...

et baile flamenco

El baile flamenco, tal como lo conocemos hoy, tiene una vigencia de dos siglos; hablamos desde que tenemos conocimientos por los escritos y dibujos de tantos y tantos escritores que se asombraron de la espontaneidad y riqueza multirracial de nuestro arte, pasando por la evolución sufrida a través del tiempo y las innovaciones a las que se ha llegado hoy día. A nuestro baile, le suele acompañar por supuesto el cante, el compás de las palmas y casi siempre la guitarra. Su edad coincide con la popularidad de los cafés cantantes (1870-1930), donde alcanzó su máxima magnitud. A diferencia de los bailes folcloristas y castellanizados, el baile flamenco es individual, introvertido, la mayoría de las veces sin argumento, improvisado y con gran concentración tanto en el dolor como en la fiesta.

 

Leer más...

Más artículos...