PC Asesores

Solays


reencuentros

 

EDUARDO TERNERO. Estos días de navidad, cuando el cuerpo nos pide salir a comprar todo eso que nos anuncian por la tele, cuando queremos ver el alumbrado nuevo, belenes, tomar una copa, un café…me estoy encontrando amigos qUE hacía tanto que no les veía, que les había perdido la pista, que incluso a algunos no les recordaba. Les ves y te suena vagamente aquel rostro, nos miramos un poco sorprendidos de cómo hemos cambiado. A veces ni te acuerdas del nombre de alguno, de otros te vienen sus nombres pero no les reconoces, a otros ni les reconoces ni te acordarás de sus nombres y pasarán por tu lado como desconocidos, cuando igual era un vecino de la infancia, jugasteis en el colegio juntos o estaba en aquella pandilla de malandrines que formabais…; pero, ¿quién, al cabo de 60 años, tiene memoria para eso? (Imagen: Tecmilenio).

 

Leer más...

et flamenco cofre

 

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. Demos un repaso a la historia. Estamos dejando un siglo de convulsiones, un final de siglo XVIII que pudo haber cambiado aquella España medieval, de miserias, de vasallaje, en una nación moderna. Hubiese bastado con seguir las corrientes francesas, las que nos llegaban de Europa y haber olvidado el Absolutismo de los Borbones, aquella España caduca, de latifundios, de esclavitud y hambre, donde la nobleza continuaba con su poder y donde el pueblo seguía gritando aquello de “¡Vivan las ‘caenas’!”. Fotos (Fernando VII y Juerga flamenca en Triana).

 

Leer más...

et perdon

 

EDUARDO TERNERO. Me contaron una especie de chiste que decía: “Un pueblerino fue a la ciudad y al bajar del tren, un transeúnte cosmopolita, trajeado, con la prisa y el trasiego de la ciudad, le pisó un pie. Al instante, de forma frívola e irrelevante, le dijo: “perdón”, y se alejó. El aldeano se fue hacia él y le asestó un pisotón diciendo: “estamos en paz, yo cuando voy a volver a verte”. Cuando se iniciaba la telefonía móvil, hace ya más de treinta años, un anuncio de la tele decía “nunca ha sido tan fácil pedir perdón”.

Leer más...

muro santa maria

 

JOSE A SUAREZ. Mientras  caen trozos del muro del Palacio Ducal, comienza la prospección geomagnética de los jardines, y el templo de Capuchinos revela nuevos datos a través de nuevos estudios que conectan Marchena, Ribera y Murillo. La apasionante historia del Palacio Ducal no deja de sorprender. Se diría que Marchena no sabe qué hacer con las ruinas de su viejo Palacio medieval. No sabe, no quiere, no puede o las tres cosas a la vez y mira para otro lado.

Leer más...

tio luis de la juliana2

 

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. Hoy vamos a tratar de una especie de leyenda, de la que solo tenemos algunas certezas (muchas de ellas no confirmadas), que tienen mucho que ver con la memoria de la gente. Generación tras generación nos han llegado comentarios, una especie de mezcla entre historia y leyenda, de un nómada de los pagos de esta tierra, sin que podamos aseverar todo lo que de él se ha dicho. Hablamos de Tío Luis “el de la Juliana”, un gitano, aguador-cantaor, que andaba por los caminos de Cádiz, Jerez y Triana.

Leer más...

Más artículos...