Firmas

 pateras ok 2

 

Hoy rescatamos un poema del Blog 'Un poema cada semana' del IES López de Arenas, unos versos de solidaridad poética que nos llega de la mano de la poetisa colombiana Carolina Cárdenas, que mira de frente a la realidad de quienes sufren desigualdades, penurias e injusticias y toma partido por ellos, claramente, como merecen, en el poema 'Peces de aguas muertas'.

 


 

"En este blog hay muchos poemas que cantan a la belleza, al amor, a los temas más amables de la vida, pero también es necesario usar la poesía para hablar de los temas más injustos, por solidaridad, por conciencia social, por dignidad. No tiene sentido celebrar la palabra, la poesía, la literatura, si su mensaje es hueco, vacío o ciego (...) queremos que la poesía sea un aldabonazo para la conciencia de cada lector", promueve el blog coordinado por el profesor Antonio Martín:

 

"La única manera de que no olvidemos a los indigentes es nombrarlos, dedicarles poemas, espacios de encuentros. La única manera de recuperar esos peces de aguas muertas es que no se pudran en el mar de nuestro olvido e indiferencia", manifiesta de forma certera el profesor acerca de este poema, que dice así:

 

Los olvidados apenas respiran entre cloacas

y el sol hincha y marchita sus rostros

hasta no reconocerse.

Entonces un día olvidan sus nombres

y su más preciado recuerdo.

Son muertos que desconocen sus pasos.

Cuerpos pegados que náufragos

intentan salvarse.

Nadie los oye, son un grito que desaparece

entre las grietas, la noche y los ríos.

Son peces de aguas muertas

que se esconden en su caída

 

Recuerda el comentario a este poema en el blog que además de la dimensión aguda de la pobreza a nivel mundial,  que nos ha llevado nuevamente en llas últimas semanas a la masiva llegada de pateras e incluso al deplorable episodio de la valla de Ceuta y Melilla que se saldó con 38 inmigrantes muertos a las puertas de España, en nuestro país también hay datos muy a tener en cuenta, por desgracia: "Más de tres millones de personas no pueden permitirse comer carne o calentar la casa. Lo que se denomina, la privación material severra, no poder permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días, mantener la vivienda a una temperatura adecuada o no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos, ha aumentado casi un 50 % en el último año y afecta a 3,3 millones de personas, el 7 % de la población española" y que ante esta situación debemos considerar que "los indigentes no son cifras, son personas de carne y hueso, vecinos a los que no queremos ni acercarnos, pero que forman parte de nuestra comunidad más cercana. El poema se centra en lo que les ocurre: pierden sus nombres, sus recuerdos, y los convierten en invisibles para el resto. Aunque griten, no los escuchamos. Somos sordos selectivos, sordos en medio de otros ruidos a los que prestamos atención, negando la voz de los nadies. Y, si lo pensamos, son nuestra gente y si no estamos atentos, podemos caer en un discurso que roza la aporofobia sin darnos cuenta. El peligro acecha incluso en el lenguaje, por eso es necesario reivindicar la poesía como un modo de dar visibilidad a un problema de desigualdad e injusticias" que se sufren en mayor grado, si cabe, en este duro mes de ola de calor en nuestro país y gran parte del mundo.

 

ANÁLISIS AL COMPLETO DEL POEMA EN ESTE ENLACE

 

 LA POETA: CAROLINA CÁRDENAS JIMÉNEZ.

 

CAROLINA CARDENAS

 

Narradora, poeta, columnista, docente y editora colombiana. Licenciada en Humanidades con énfasis en Lengua Castellana. Postgrado en Creación narrativa de la Universidad Central. Docente y tallerista de Creación Literaria. Fundó la revista literaria Gavia de la Universidad Distrital (2005), la cual dirigió y editó. Su obra Caen cenizas sobre la ciudad fue publicada por la editorial chilena por Conhueno (2021). Finalista en el Concurso de poesía Nueve editores con la obra Después de la nada (2021). Premio Internacional de Poesía, Rostros para autores con un rostro. Accésit, con las obras Ninguna tierra me habita Y sin embargo soy (2018). Ganó el concurso de cuento Estímulos a la Creación Artística (Kennedy, 2006) con el libro Parajes inesperados. Ganó el segundo puesto en el II Concurso Nacional de cuento El Túnel (2011) con el texto A la deriva. Finalistas en el Concurso Nacional de Cuento La Cueva con el texto Mañana será otro día (2012). Publicó Somos náufragos (2013). Su obra ha sido becada, premiada y publicada en revistas, libros en el Salvador, Colombia, México, Argentina y Cuba. Fue columnista en el Periódico El Mañana en México y Tres mil suplemento Cultural del Salvador. Actualmente, columnista de un blog en El Tiempo, periódico de Colombia y editora del Portal Cultural Quira Medios.

 

II CONCURSO DE MICRORRELATOS

 

 relatos fotos 2

Tras realizar la Comisión organizadora un primer proceso de selección, quedan 20 finalistas que son enviados a los miembros del Jurado. Los miembros del Jurado realizan un proceso de valoración y de puesta en común de los siguientes títulos:


La bañera victoriana de Ismael Gómez Mateo.
La intérprete, de Jairo Ortiz Rosero.
Chamán, de Lourdes Aso Torralba.
Decidí no hablar de mi ex, de Óscar Alberto Samoilovich.
En canal, de Ana Prado Collado.
Rebelión en la tina, de Isabel Garnica.


Finalmente, por consenso se llega a la conclusión de que el ganador es Chamán, de Lourdes Aso Torralba, que se proclama ganadora entre los 204 trabajos presentados en la categoría de adultos, realizados por participantes de siete nacionalidades distintas.


Los finalistas en la CATEGORÍA DE 1ºESO A 3ºESO son:


Barcos de papel, de Yerai Ros Ganuza.
Todo por mi hijo, de José Diego Castro Mateo.
No te vayas de mi vida, de Lucía Baeza Blanco.
La sonrisa de un niño, de Julia Perea Rodríguez.
Mi vida huele a flor, de Lucía Cárdenas Soldán.


El ganador es “Todo por mi hijo”, de José Diego Castro Mateo.

 

Los finalistas en la CATEGORÍA DE 4ºESO A 2ºBACHILLERATO (menores de 18 años) son:


La última palabra ,de Marina Pérez de Moliní.
La última palabra, de Lucía López Melero.
Vuelta a empezar, de Enrique Mateo Martín.
El cortocircuito, de Ángela Moreno Romero.
Lo que dura el amor, de Esther Diéguez Pérez.

 

El ganador es “Vuelta a empezar”, de Enrique Mateo Martín.

 

El jurado calificador del II Concurso de Microrrelatos organizado por el IES López de Arenas estuvo formado por Ginés Cutillas, escritor y profesor en la Escuela de Escritura del Ateneo de Barcelona; Miguel Ángel García Argüez, escritor y profesor de la Universidad de Cádiz; Tirso Priscilo Vallecillos, poeta, novelista y docente de Secundaria.

 

Los miembros de la Comisión organizadora, con voz, pero sin voto fueron Sara Moreno Bellido y María Gloria López Berdugo, profesoras de secundaria del departamento de Lengua castellana y Literatura del IES López de Arenas.

 

Suscríbete al canal de Youtube