et cantinas

 

Cuando escuchamos un cante por cantiñas o por alegrías, nos acordamos de las jotas, y otros cantes que componen el compás del jaleo (soleá) que se fueron ‘aflamencando’. Ahora, estamos descubriendo que, tal vez, en los tiempos del francés (finales del XVIII principios del XIX), quizás fueran antes los cantes por cantiñas que las propias jotas. Ya se usaba y se sigue usando el término cantiñear para expresar que alguien, mientras faena o se embelesa, improvisa o está cantando en voz baja, para sus adentros. Para otros muchos, la palabra “cantiñear” en Andalucía también se ha utilizado para lanzar al aire cuatro versos acompasados, como un juego; que, lo mismo rompen en soleares o en las propias cantiñas pues, aunque sean hermanas, tienen distinta modalidad, aire distinto, diferente sentimiento a la hora de expresarlo. Entenderemos que la cantiña es un cante más desenfadado, y la soleá más jondo e intimista.

 

Leer más...

et palermo

 

Aquella semana de primavera tocaba poner rumbo a la isla italiana de Sicilia. Nuestra amiga y compañera palermitana, Ángela, nos esperaría en el aeropuerto de Palermo, la capital de esa región autónoma que conforma la isla siciliana. El Proyecto, que habíamos confeccionado los españoles y unificado con Italia y Francia, decidió poner la sede, para aquel trimestre, en la isla donde rugía el Etna, uno de los volcanes más activos del mundo. Al salir del aeropuerto Falcone-Borsellino (así se llama el aeropuerto de Palermo en honor a los dos jueces asesinados por la mafia), Ángela nos dio la bienvenida; le acompañaban Francesca y Paolo, otros dos profesores componentes del Grupo de Trabajo y que compartían el Proyecto Europeo con nosotros. Palermo es una gran ciudad, en la que confluyen diversas culturas desde la bizantina, la normanda, la árabe y por supuesto la romana y la española, no en vano los españoles fuimos dueños de Sicilia desde 1516 hasta 1714.

 

Leer más...

vieja mota 2

 

CORTITA Y AL PIE. Parafraseando un monologo del genial George Carlin, “tenemos que dejar de quejarnos de los políticos, ¿de dónde cree la gente que vinieron nuestros políticos? No cayeron del cielo, no pasaron a través de una membrana desde otra realidad paralela. Vienen de padres españoles, de familias españolas, de centros educativos españoles, de universidades españolas, de empresas españolas, y lo más importante, fueron votados por electores españoles. Es lo mejor que tenemos para ofrecer, es lo máximo que somos capaces de dar. Así que quizás es hora de pensar que no son los políticos los que apestan, sino nosotros”. (En la imagen de portada, La Vieja del Visillo, personaje creado por el humorista José Mota).

 

Leer más...

erostrato1 redi

 

EDUARDO TERNERO. Hay fenómenos naturales   a los que el hombre, la humanidad, aún no ha sido capaz de dominar o  de dar soluciones, sobre todo a aquellas que están relacionadas con el clima, las derivas  de la corteza terrestre, los movimientos  del mar producidos por la mareas, el oleaje, iceberg…, dando, todos ellos,  lugar  a  tragedias o catástrofes que afectan  directa o indirectamente a la naturaleza y por ende a todos los animales y el ser humano. 

Leer más...

cagancho redi

EDUARDO TERNERO. LA VOZ FLAMENCA. No cabe duda que Triana ha sido cuna de grandes artistas, de insignes hombres y mujeres que han demostrado al mundo sus conocimientos en diferentes facetas de la música y del resto de las artes. En Triana  han emergido sagas completas de toreros, cantaores, bailaoras y guitarristas a lo largo de los siglos. Es el caso de los “Cagancho”, una dinastía de gitanos – dedicados al mundo del flamenco y del toreo –, que ocuparon el XIX y el XX. Artistas que serían vástagos, con total seguridad,  de muchas generaciones anteriores. Una saga que compartiría siglos de convivencia a la par con los “Pelaos” y los “Puyas”,  conformando una gran parte de la historia del arrabal trianero. 

Leer más...

Más artículos...