Semana Santa 2015

alt

La hermandad del Señor de la Vera Cruz y Nuestra Señora de la Esperanza Coronada completó su Estación de Penitencia con el orden y rigor imperantes de siempre, enclavado el cien por cien de su recorrido en la feligresía de San Juan. Más de 480 años de vida y un presente donde todo sigue discurriendo abriéndose paso la cruz de guía con su célebre emblema 'Toma tu cruz y Sígueme'.


Las primeras reglas de la hermandad datan edad 1533, aún inicios del siglo XVI. A día de hoy, la Vera Cruz es historia viva de la Semana Santa marchenera y se adivina a lo lejos entre el ruido sordo de tambores y cornetas de la banda de la 'Borriquita', siendo su capataz José Antonio Romero.

Toma tu Cruz y Sígueme, una invitación a perderse por las callejuelas de este barrio añejo de Marchena que rodea el cortejo procesional tras los cultos al Santísimo en la parroquia de San Juan, evento de tal enjundia que ya en su origen se consideraba el principal acto de culto externo de la procesión crucera.

alt

alt

alt

alt

Pajes, monaguillos y acólitos vestidos con pulcritud y elegancia, la singular cruz del Cristo chico e insignias y banderas que portan penitentes con cinturón de esparto y túnica de cola identificativos como acompañantes del Señor, a diferencia de la túnica de capa de la Virgen, abrieron la procesión, intercalándose los tramos de cruces. A ambos costados delanteros del paso, agentes de la Guardia Civil han hecho acto de presencia.

Toma tu Cruz y Sígueme que cobra especial dimensión cuando entre nubes de incienso, se aprecia el monte de lirios morados a los pies del Señor de la Vera Cruz, corona y potencia en plata sobre dorado, tras el cual se erige el Tiro de Santa María dándose la noche la mano ante la figura del Cristo, emergiendo su rostro ensangrentado sobre los cuatro grandes faroles de su paso, así como la negrura de las heridas en manos y pies, apreciándose en ellos sus característicos clavos.

Ligeramente alicaído pero sereno, con el tradicional sudario y su cuerpo hendido, la el Cristo de la Veracruz, de tez morena, cabellera sobresaliente, penetra en los corazones de quienes observan esa mirada castigada por el dolor, pero aún no rendida en la cruz de plata restaurada por los hermanos Delgado. 

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

A continuación, el verde mar esperanza del cortejo procesional que antecede a Nuestra Señora de la Esperanza, ancla la fe crucera en la noche del Jueves Santo que vemos transitar de Doctor Diego Sánchez y Miguel de Cervantes hacia Cristóbal de Morales, Padre Marchena, San Francisco y Carrera, antes de volver a San Francisco.

Esperanza Romero, a sus 85 años, vuelve a recitar a pies del Tiro a la Virgen de la Esperanza, inspiradora de sueños marineros y a la que canta saeta Luis Fuentes. 

Poesía que se hace su manto antiguo verde oscuro, el cual bordado de hojas de acanto y de palma simboliza la Resurrección, horizonte de palio de estrellas que cotejan versos de historia sellados en su extensa candelería de simbología de alusiones parroquial, franciscana, dedicada a distintas órdenes religiosas y a las que se añade este año vela al 125 Aniversario de Madre Carmen del Colegio de Santa Isabel, o las que recuerdan el X Aniversario de la Coronación, todas ellas pintadas a mano y que conforman un repertorio de pasado y presente de la hermandad.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

La Esperanza, con hombres bajo las trabajaderas capitaneados por José Antonio Carmona y a los sones de la banda Virgen del Valle de Burguillos, luce saya bordada por las hermanas Antúnez con diseño asimétrico y hojas de cardo, lleva en su mano su clásico pañuelo y un rosario donado en la Coronación, visitiendo también el fajín rojo donado por el capitán general Merry Gordon en 1980 y cuenta con exornos decimonónicos de ramilletes de flores de lis.

Un conjunto resplandeciente en el que también se estrenó candelabro de guardabrisas en la peana, y con el que la bella imagen de Nuestra Señora de la Esperanza iluminó al barrio de San Juan, que tomó su cruz y la siguió, encandilado de sus mejillas rosadas, de su juventud y esperanza eterna.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

 

 

Suscríbete al canal de Youtube