Semana Santa 2015

alt

El casco a modo de cabeza de lobo (con material sintético), representando el valor de la Centuria, fue la novedad más llamativa. Lo portó el sígnifer, que a su vez llevó en mano un estandarte con numerosos iconos alusivos a Roma. La Centuria completó su desfile entre la expectación del público y de las cuadrillas de costaleros reunidas en calle Orgaz, y homenajeó antes de su salida al invitado de honor, José Granados.


La tarde comenzó a las seis en la calle Sevilla, donde en el lugar habitual se ajustaron sus indumentarias antes de la salida a las órdenes del capitán José Antonio Pérez.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Allí capitanes, gastadores, senatus, tropa, acheros e infantiles prepararon su tradicional desfile por las calles, no sin antes homenajear a José Granados, un 'macaquero' de pro en todo momento acompañado por su familia y que recibió un cuadro conmemorativo del homenaje y el tradicional 'romanito'.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Entre los nuevos pequeños romanos, pudimos ver a Aitor Vega y Álvaro Roncel, ambos muy entusiasmados en todo momento y que desiflarían posteriormente con aplomo por las calles de Marchena. Tienen seis años, son hermanos de la Humildad, compañeros de clase en el colegio Ángeles Cuesta y el último de ellos nieto de José Roncel y sobrino de Juan, que también forma parte de la Centuria.

Unai Paniagua, de 8 años, y Javier Ruiz, de idéntica edad e igualmente con antecedentes familiares en la Centuria, fueron de la partida.

alt

alt

alt

alt

alt

El nuevo estandarte portado por el sígnifer es todo un compendio de símbología romana, pues la mano representa el saludo romano, el barco la conmemoración de la batalla de Mesina, y cuenta con las leyendas Roma Vincit y por detrás Martia Nostra, dedicada a Marchena y en especial a la vinculación que une a la Centuria con la Agrupación del Dulce Nombre de Jesús, de manera que en señal de la misma, estandartes antiguos y nuevo de la Agrupación y el de la Centuria (SPQR) encabezaron el desfile, a los sones de banda sonora dándole mayor emoción.

alt

alt

En el imponente caminar de la tropa se vieron también los tres juegos de praelaes o medallones, 30 nuevos escudos, 20 para la tropa imitados en bronce, latón y metal, 7 roelas, 2 infantiles y uno para el sígnifer, o los estandartes de la Fretensis, con simbología del águila y el léon, aparte del barco.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Toda una renovación ajustada a la rendición de tributo a la historia de Roma y la singular manera de ponerlo en las calles con pasión y firmeza.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Los vítores siempre ponen la piel de gallina al paso por la calle Orgaz, donde los costaleros y la Centuria se funden en una sola ilusión, la inminente salida del Señor de la Humildad. La ovación fue auténticamente de gala, sintiéndose los soldados agasajados por el enorme cariño que le dispensan las cuadrillas y sus capataces, especialmente un entusiasmado David Romero.

A la llegada a Santa Clara, el orden y la disposición en el patio imperaron antes de la salida procesional, disponiéndose todos para marchar tras el Señor de la Humildad una vez que salió de Santa Clara y hasta ya entrada la madrugada.

alt

alt

alt

alt

 

Suscríbete al canal de Youtube