Entrevistas

alt

Ángeles Acedo ha sido designada para representar al Rey Baltasar en la Cabalgata de Reyes Magos de Marchena del próximo lunes 5 de enero. A falta de pocos días, muestra su preocupación por lugares como la esquina de la calle San Miguel con la calle Sevilla y la Cruz, donde se están realizando unas obras que "espero que estén terminadas para el día de Reyes o se pueda acondicionar este lugar para que pueda asistir el público". Por lo demás, "a base de mucho esfuerzo diario e imaginación", se encuentra preparando un acontecimiento donde la carroza del Rey Baltasar será "la más flamenca que hayan visto nunca", expresa la directora de la asociación cultural El Roete.


Esta marchenera, que reconoce que se vio en "estado de shock" en el momento en el que el alcalde le comunicó su designación como Reina Maga, pues "no me lo esperaba, y en un primer momento le colgué, pero luego le dije que sí". 

Niños y niñas del Roete, cuerpo de baile, adultos colaboradores de la asociación, estarán presentes en la carroza, desde donde "se lanzarán sobres con cosas gratis", mostrando una imagen que hará de ella "la más flamenca que nunca se haya visto en una Cabalgata", y por supuesto, cion muchísimos obsequios vinculados al baile.

De pequeña, Ángeles Acedo (hoy en día Jefa de Departamento de Ordenación Profesional en la Consejería de Salud, además de directora de El Roete y madre de una niña), "era una niña que jugaba muy fácilmente con cualquier cosa, aunque lo que más me gustaba era todo lo relacionado con juegos donde hubiera que utilizar la química, mezclando productos, de pensar, de ingenio...aunque también me hizo mucha ilusión una muñeca Nancy que me regalaron".

Residente en el barrio Madre de Dios y alumna del Colegio Santa Isabel, Ángeles Acedo conoció a finales de los 70 y principios de los 80 de primera mano la Cabalgata marchenera que se organizaba desde la parroquia de San Miguel: "No nos preocupábamos tanto de lo que se tiraba, si no de la estética, ocupándonos de hacer carrozas originales, la Cabalgata pasaba por el Centro y el Barrio Madre de Dios, aunque no tenía un recorrido tan amplio como el de hoy en día".

Eran fechas en las que aprovechaba para ver a sus tíos y primos de La Campana, o cuando venían familiares que viven en tierras castellanas, Navidades con presencia de un Belén en casa: "Todo era completamente manufacturado, íbamos al camp, cogíamos piedrecitas, ramitas de los árboles, todo era muy natural, además recuerdo que me encantaba llenar el cielo de estrellas", en esta infancia en la que la madre, ama de casa, maestra de corte y confección que hacía trabajos para la familia, y que en su tiempo más libre impartía clases de baile en verano, le enseñaba trucos de manualidades a las que era muy aficionada, mientras que el amor por la artesanía le venía de su padre, quien fuera tonelero de profesión.

Las Navidades "no se vivían con tanto derroche como actualmente, teníamos la cena con algún postre especial, pero no se echaba de menos esas comidas de Nochebuena o Nochevieja como se entienden hoy en día porque no estábamos acostumbrados", expresa SM Baltasar, que recuerda que en el colegio donde estudió, Santa Isabel "se vivía muy intensamente en su sentir religioso la Navidad, de hecho cada noche de 24 de diciembre recuerdo ir a la Misa del Gallo, y cantar villancicos en el coro", otro de los ejes de donde le viene el interés por la música y la cultura a Ángeles Acedo.

alt

A raíz de esa mezcla de cultura, calle, baile, música, juegos...recientemente ha desarrollado programas como el 'Desayuno Sano' en El Roete, en los que con la colaboración de la Junta de Andalucía y de las hermandades marcheneras, han pasado niños y niñas de Marchena, además de los propios componentes de la asociación cultural, por actividades de divulgación de la alimentación mediterránea, y posteriormente la celebración en pleno parque de la Avenida, de jornadas de juegos participativos: "Costó trabajo explicarle a los niños algunos juegos, pero fue una experiencia muy bonita y saludable, de auténtica diversión".

Todo ello, en un contexto donde "hoy en día a los niños no les falta de nada, les llegan juguetes por un sitio, por otro, por tanto en mi época los niños esperaban con más expectación los regalos que hoy en día, porque el día de Reyes era prácticamente el único en el que llegaban...y ahora tenemos cumpleaños, fiestas fin de curso, santos, comuniones...de modo que el misterio del que se rodeaba el día de Reyes era más especial, no existía tanta publicidad, ni revistas de juguetes ni posibilidades como hoy en día, que quizá se abusa un poco del consumo".

En este sentido, la Reina Baltasar quiere reivindicar "la importancia del juguete educativo, que se le regalen a los niños y niñas cosas útiles que les sirvan para jugar entre ellos, no sólo máquinas que le sirvan para aislarlo".

Por ello, vive la Navidad como una época "con una serie de valores a transmitir, sociales, solidarios, que no se pasen estas fechas como una época de consumo, si no que sean de reflexión, de renacimiento personal, de pensar en los otros, en las injusticias que vivimos en el mundo que nos rodea y plantearnos hacer algo para mejorarlo".

alt

De cara a la Cabalgata, "todos los sitios tendrán su encanto, no tengo ninguna preferencia personal", afirma, después de varios meses que le han hecho "despertar a veces a las cuatro de la mañana acordándome de algún detalle que quede por organizar o que se me haya olvidado confirmar" para la Cabalgata, en medio además de una apretadísima agenda como directora del Roete con las actuaciones del 'Belén Belén', colaboraciones con bandas y espectáculos en clubes sociales, entre otros eventos. En cualquier caso "a base de mucho esfuerzo diario y de echarle imaginación", espera que el día 5 de enero todos los marcheneros y marcheneros puedan disfrutar de un bello espectáculo en este día tan especial.

alt

Eso sí, lamenta que no todas las calles de Marchena ofrezcan su mejor aspecto y llama al Ayuntamiento a que "las calles estén debidamente acondicionadas el día de la Cabalgata y que en puntos como éste, en plena Iglesia de San Miguel, el público pueda estar en las aceras y en la explanada de la Iglesia y haya más espacio del que hay disponible", señalaba a finales de la pasada semana.

Al año 2015, Su Majestad Baltasar, le pide "salud y alegría, es mi grito de guerra, y más equidad, si las cosas se distribuyeran mejor habría menos hambre, pobreza y miseria, pero para ello hace falta que los más poderosos vayan renunciando a parte de lo que tienen, y su ambición es algo difícil de frenar, aunque si se va consiguiendo, merecería la pena que todos pudiéramos vivir con dignidad".

Ángeles Acedo concluye agradeciendo a todas las personas y colaboradores sin quienes no podría tener lugar la Cabalgata de Reyes Magos y también a la Consejería de Salud, donde se han volcado para que la reina marchenera viva ese 5 de enero la noche más especial.

alt

Suscríbete al canal de Youtube