Entrevistas

ETREVISTA. A Melchor Jiménez Heredia, Melchor Chico, el toque flamenco le corre por las venas. Nieto del mítico Melchor de Marchena y sobrino del genial Enrique de Melchor,su mejor maestro, este marchenero de 40 años se subirá una vez más al escenario de la Plaza Cardenal Spínola en nueva edición de la Fiesta de la Guitarra, que tendrá lugar el próximo sábado 28 de julio a partir de las 22 horas.


Melchor Chico nació en el seno de una familia flamenca y desde niño se sintió atraído por este arte, sobre todo por la guitarra, influido sin duda por su abuelo y por su tío. Así cuando apenas contaba 12 años de edad recibió las primeras clases del también marchenero Antonio Cortés, hasta que su progresión y su empeño hicieron  que su tío Enrique se fijara en él y ya empezara a tomarse un poco más en serio esta faceta artística.

Melchor recuerda “aquellos veranos en los que mi tío paraba aquí en Marchena debido a los numerosos festivales que tenía por toda Andalucía y me enseñaba las primera falsetas”. Más tarde Enrique fijó su residencia veraniega en Fuengirola y hasta allí “me llevaba con él y me tiraba tocando todo el día, encerrado en el cuarto de baño para no molestar a los vecinos; a él se lo debo todo porque era muy exigente conmigo y con él mismo, porque era un perfeccionista nato”.
 
 
Recuerda en la lejanía sus primeros pinitos en los escenarios, “la primera vez fue en el Club de Pensionistas tocando con mi padre, que también era aficionado y más tarde en las casetas de feria, tocando sobre todo sevillanas”.
Andando el tiempo, formó parte de un trío de guitarras Aduke Sar Singa ( Adónde quieras con música), junto con su primer maestro Antonio Cortés y Juan Reyes, llegando a participar en los circuitos de la Diputación de Sevilla e incluso en la VI Bienal de Flamenco, en el teatro Lope de Vega “compartiendo cartel con Pata Negra y con el propio Enrique de Melchor”.
Recién comenzada la década de los 90, Melchor Jiménez tiene que cumplir con el servicio militar, y a su vuelta se dedica a “estudiar mucho, a perfeccionar la técnica y a escuchar a los maestros como mi tío Enrique, Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Tomatito...siempre bajo la ayuda y la supervisión de mi tío”.
Precisamente gracias a la influencia de su tío, muy pronto entrará a formar parte del elenco artístico de la genial Rocío Jurado, a la que acompañó durante 10 años “haciendo numerosas galas dentro y fuera de España”. A la inigualable artista chipionera la recuerda como “una mujer cercana y sencilla, realmente encantadora… siempre le gustaba que fuera a su camerino para hacer voz y no paraba de tener detalles con todo el grupo, fue un placer poder estar con ella durante este tiempo”.
Actualmente forma parte del grupo marchenero La Bejazz, donde se encuentra plenamente integrado y "donde puedo componer y dar rienda suelta a la improvisación y a la innovación".
Son muchos aficionados los que opinan que Melchor Chico debería ocupar un puesto más alto dentro de la guitarra flamenca y él mismo reconoce “que hay muchos guitarristas que no tienen nombre y son mejores que algunos de los que están en candelero” y por supuesto “la crisis ha hecho mella en el flamenco, y además ahora cada cantaor lleva su propio acompañante, con lo que es más complicado entrar en los festivales”.
Hablando de festivales, reconoce que esta XXXIX Edición de la Fiesta de la Guitarra tiene un buen cartel, aunque está de acuerdo con el crítico flamenco Manuel Martín Martín y considera que “mi tío merecía algo mejor porque ha llevado el nombre de Marchena por todos los rincones del mundo y quizás no se le ha tratado como merecía”. Sin embargo agradece los recientes reconocimientos que la figura de Enrique de Melchor ha tenido tanto a nivel provincial como local y adelanta “que en noviembre se va a organizar un festival en su honor en el que estarán presentes las primeras figuras de forma desinteresada”.
Precisamente a una de esas figuras, José Mercé, ha tenido el honor de acompañar, así como a otros ilustres de la talla de Lebrijano o La Macanita, aunque reconoce que siente más a gusto como solista “porque deja más lugar a la improvisación y no tienes que estar pendiente del cantaor”.
El próximo día 28 de julio, los buenos aficionados tendrán la posibilidad de disfrutar del toque de dinastía de este marchenero, que ya actuado en numerosas ocasiones en el festival, “aunque con un paréntesis de cuatro años, durante el mandato del PA-PP, que se olvidaron de mí sin que sepa las razones… quizás haya que preguntárselas a ellos” y que reconoce que según el día y su estado de ánimo toca más o menos, “incluso hay días que ni toco”, debido en parte a las obligaciones que como padre le reclaman sus dos pequeños.
 
 
Agradecemos a Melchor este rato de charla, junto a nuestro amigo José María Martín, Chema, durante el que no ha parado de mostrar su admiración y agradecimiento a su tío Enrique de Melchor y ha reconocido sus preferencias en el cante por Camarón, Mairena, Caracol y de los más actuales Mercé, Guadiana, El Cigala o Miguel Poveda.
Recuerden, que la cita con Melchor Chico y con la Fiesta de la Guitarra, también con Adismar para la cual irán destinados los beneficios de la taquilla (entradas a 6 euros), es el sábado 28 de julio en el incomparable marco de la plaza Cardenal Spínola.