Entrevistas

El triatleta marchenero Rafael López Ordóñez nos concede una entrevista en la que nos da a conocer que en este 2011 volverá por sus fueros en las pruebas de larga distancia, retos con los que siempre nos emociona. Rafael, incluido en el listado de Deportistas de Alto Rendimiento de España, aumentará un 40% sus kilómetros que recorrerá y disputará el Mundial de Triatlón en Las Vegas y en Finlandia el Europeo, pero sigue siendo aún mejor campeón humano y ayuda a los jóvenes del hospital San Juan de Dios con lesiones medulares a su rehabilitación física y psicológica.


Rafael López Ordóñez ha vuelto a completar un gran año 2010 con triunfos que ha ido sumando a su palmarés ya extenso desde 2008 y con más ganas si cabe. Ya no sabemos de donde saca esas fuerzas el deportista marchenero, pero lo que es cierto que a sus 46 años, le queda cuerda para rato visto nada más el impactante calendario de pruebas que le queda por delante y para el que antes de afrontarlo nos recibe en su casa, donde ya guarda una auténtica colección de trofeos.

Junto a las marcheneras hermanas Siles, campeonas del Mundo de Pesca, ha sido incluido en el listado de deportistas de alto rendimiento de España, elaborado para reconocer méritos ycon objeto de que se puedan acoger al programa ministerial de becas: "Esto ha sido una gran alegría, me llamaron de la Junta de Andalucía y no me lo creía ¿dónde me han metido? ¿qué hago yo ahí con Pedrosa, Lorenzo y toda esta gente?", expresa con sentido del humor Rafael López Ordóñez.

El marchenero, que llega a su casa después de una matinal de sábado soleada con la siempre fiel acogida de su familia, cada año mejora sus sistemas de entrenamiento, en atletismo, en ciclismo y en natación, donde espera que el proyecto de piscina cubierta en Marchena pueda hacerse realidad pronto, y en el que está también inmerso el presidente de la Federación Andaluza de Triatlón, José María Merchán.

El balance de lo que fue 2010 ha sido "muy bueno", a pesar de dificultades como las del Mundial de Triatlón, que se desarrolló en condiciones muy duras por el frío y la lluvia desde las 6:30 horas en Budapest: "Se me hizo durísimo después de haber estado en el campeonato del Mundo de Duatlón en Edimburgo", recuerda Rafael López Ordóñez, que no obstante en Edimburgo obtuvo una meritoria medalla de plata.

En el Europeo de Triatlón fue cuarto y en el de Duatlón logró el oro en la coqueta ciudad francesa de Nancy. Desde luego, lugares variados y ciudades de todo el mundo ha conocido Rafael López Ordóñez en estos últimos años, en los que ha estado en una gran cantidad de países europeos, Australia, Hawai, Brasil..."Es cierto que Nancy es una de las ciudades más bonitas que he visto, pero también quiero decir que cuando viajas te das cuenta de que vivimos en un sitio muy bonito", dice por Marchena, que "sólo cambiaría por dos o tres lugares, lo digo de corazón, mi pueblo me gusta y cómo sevive aquí, la alimentación...eso no lo encuentras por ahí".

La semana pasada participaba Rafael López Ordóñez en el I Duatlón ciudad de Sevilla de forma simbólica y también acudirá a una prueba rápida en el circuito de automóviles de Ronda, pero el gran objetivo de Rafael, como hemos señalado anteriormente, será la larga distancia, aunque él la llame media en virtud de que considera Gran Distancia sólo los Iron Man completados.

La primera prueba puntuable de Medio Iron Man se disputará en Marbella el 3 de abril, y en la que Rafael López Ordóñez completará 90 km de bicicleta, 20 de atletismo y 2 de natación en los que se producirán diversas circunstancias, algunas de ellas sorprendentes para el triatleta, como la inclusión de la prueba de ciclismo por plena autovía AP7, con el consiguiente corte durante 6 o 7 horas de dicha autovía, lo cual es muy significativo del potencial económico de la organización. En el aspecto más técnico, partes de albero en el sector Puerto Banús-Estepona de atletismo, pueden hacer que "la silla ruede menos suave de lo normal", afirma Rafael.

El 29 de mayo participará en Barcelona en otra importante prueba, en la Medio Iron Man de la ciudad condal, donde encontrará a grandes del triatlón europeo con los que "he hecho buena amistad, un triatleta de Inglaterra, otro amigo suizo", con los que aprovecha las nuevas tecnologías para estar "en contacto por facebook a menudo" y que son dos de los muchos deportistas con los que ha congeniado el marchenero.

En Vitoria le espera el campeonato de España de Media Distancia en verano, aunque previamente hará una incursión en el sprint con la disputa del Europeo de Triatlón en esta modalidad, aprovechando que la prueba se disputa en España, concretamente en Pontevedra, donde ya ganó el campeonato de España de Triatlón al sprint.

Rafael López Ordóñez también repetirá en Gijón en el mes de mayo, ciudad que le vio conquistar una plata en el campeonato de España de Ciclismo y un bronce en el nacional de duatlón debido a un pinchazo que le impidió mejores metas aún.

Todo ello está enfocado a llegar al Mundial de Triatlón de Larga Distancia, que se disputará en Nevada (Las Vegas, Estados Unidos), el 11 de noviembre de 2011, y donde figuras del deporte español como Gómez Noya, Eneko Llanos o Virginia Berasategui estarán presentes.

"Me gusta la larga distancia, me motiva, me lleva a mis mayores retos, es otra dimensión la larga distancia, otra historia", señala ilusionado Rafael López Ordóñez, que como están comprobando, se encuentra sin que le tiemble el pulso para esta descomunal montaña de kilómetros que recorrerá este año.

Antes del Mundial, habrá de pasar por el Europeo de Larga Distancia, en Helsinki (Finlandia), el 20 de agosto. Este número de kilómetros considerablemente mayor está haciendo que Rafael López Ordóñez se haya planteado para este año entrenar "17-18 horas de meedia semanales, que cuando las pruebas están cerca son más de 20 horas", por encima de las "12-15" del año 2010, ya que se prepara para "lo que realmente me gusta, y es que además debo tener en cuenta que ya no soy un chaval, que tengo 46 años y debo buscar más la resistencia que las velocidades explosivas".

Por este motivo, el Triatlón que se hará olímpico para 2016 en modalidad sprint, puede esperar a dentro de unos años a ser nuevamente potenciado por el marchenero, ya que hasta entonces le quedan cinco años por delante. Las televisiones con sus horarios breves y estrictos y la facilidad para cubrir en directo pruebas cortas, parecen estar detrás de que esto sea así para las Olimpiadas, aunque de todas formas acudirá a Londres durante este año en unas pruebas que la Federación Internacional de Triatlón realizará para "ver el nivel, la cantidad de atletas, analizarlo, seleccionar la distancia exacta" a raíz de una prueba piloto que se desarrollará en la capital londinense. Para el Campeonato de España de Triatlón también estará presente López Ordóñez, aunque falta por decidir el sitio.

No olvida la "gran ayuda" de los patrocinadores: "Quiero agradecer su colaboración a John Deere, a Muebles Sárria, a Diputación de Sevilla, a Invacare, a Modesto el constructor que me ayudó a terminar la pasada temporada, a todos los que me han ayudado", indica Rafael.

Cuándo se le pregunta a Rafael López Ordóñez dónde está el techo, hasta dónde piensa llegar, la respuesta es muy clara: "Mientras me acompañen los brazos, voy a seguir, ojalá siga teniendo suerte y me respeten las lesiones".

No sólo su intención es seguir por muchos años sino hacer que a otras personas con problemas medulares graves y paraplejias les mueva a continuar en la vida precisamente el deporte, por lo que colabora con el hospital de San Juan de Dios en Bormujos durante un día a la semana en el que acude como voluntario a rehabilitación de pacientes: "Cuando te pasa algo así, es duro, lo primero que tienes que hacer es que el coco te empiece a funcionar, y a raíz de ahí a saber manejar las sillas, o a aprender a ponerte un pañal si hace falta, la cuestión es que la gente se anime y si puede llegar a ser a través del deporte, mucho mejor, con fuerza de voluntad todo se puede superar, el mundo no se acaba por esto".

De hecho, a uno de ellos lo ha convencido para que este año reviva una experiencia propia como recibir én Sierra Nevada clases de esquí para personas con discapacidad física, a través de la Fundación Deporte y Desafío.

Rafael López Ordóñez es hoy en día por todo ello un personaje reconocido por los organismos oficiales deportivos e institucionales que en los últimos años le han reconocido con premios por su trayectoria y afán de superación en Marchena, Sevilla, Andalucía e incluso la propia Federación Española de Triatlón en Madrid, por lo que es solicitado con frecuencia para dar conferencias y contar lo vivido en numerosos ámbitos, lo cual hace con entusiasmo y las mismas o más ganas que competir, que ya es decir.

Por ello, Rafael López Ordóñez siempre lanza un mensaje de optimismo con argumentos desde su propia experiencia, que le ha deparado hasta casos rocambolescos como una amiga de Holanda con graves problemas medulares a raíz de un accidente, y que 13 años después de sufrirlo "le atropelló una bicicleta en Palma de Mallorca estando allí de vacaciones, parece que del propio golpe se le descongestionó la médula y empezó a notar sensaciones de movimiento y se recuperó, nunca se sabe lo que puede pasar".

Aparte de esta anécdota, Rafael señala que "nunca se sabe lo que puede pasar, hay que intentarlo, y es mucho mejor estar preparado haciendo deporte y moviéndote por ti mismo, en la vida cuando se cierran unas puertas, se abren siempre otras".

Suscríbete al canal de Youtube