Entrevistas

 miguel talaveron archivo 6

 

ENTREVISTA. “Siempre he llevado la máxima en mi carrera, que la persona que se preocupa por comprar una entrada, y emplea dos o tres horas de su vida desplazarse, llegar a un teatro, volver a su casa, se merece el máximo respeto. Tú tienes un compromiso con el público; no es levantar una mano, poner una cara, y decir esto es arte; no. El arte lleva consistencia, lleva estudio, lleva hilo conductor; si no tienes ese compromiso, mejor no te dediques y si no tienes la ilusión que de chico, tampoco”, declara Miguel Ángel Talaverón Atoche (Marchena, 1987) en este año de 2024 que es el vigésimo que cumple en los escenarios como profesional desde que debutara de la mano de un monstruo como Israel Galván en el espectáculo Toreros Alucinógenos en el Teatro Central de Sevilla. Desde entonces, bajo la premisa de que "el flamenco es un arte vivo", ha participado en numerosos espectáculos tanto en solitario, como en compañías, como de creación propia, y cumple dos décadas en pleno apogeo de proyectos y la ilusionante gira del espectáculo Ilocuo con actuación estelar en el Teatro Isabel La Católica de Granada, el 4 de mayo. Repasamos en esta entrevista, paso a paso, la evolución de un bailaor vocacional, graduado en Danza por el conservatorio superior de Málaga, y que dentro de 20 años espera seguir bailando. Desde que en la escuela marchenera del Roete aprendió unas bases muy completas para continuar creciendo e innovando en el baile flamenco, ha actuado alrededor del mundo y transmite la ilusión del primer día.

 


 

miguel talaveron fotos 6


La Voz de Marchena (V.M): Buenas tardes, Miguel, felicidades por tu 20 Aniversario. ¿Cómo fueron tus inicios en el baile flamenco?

 


Miguel Ángel Talaverón (M.A.T): Hola, Víctor. Muchas gracias. Yo ya bailaba desde los tres añitos. Sabemos que me formé con Ángeles Acedo y me llevó de la mano a diferentes profesores para complementar la formación, pero bailaba ya desde los tres años. En la gala de X Aniversario del Roete, Ángeles me regaló un cursillo de flamenco que impartía Israel Galván, donde lo acompañó también Ana Martín Romero. Y dimos el nivel y fuimos seleccionados para participar en el espectáculo protagonizado por Galván, Toreros Alucinógenos.


V.M: Una gran alegría en aquel momento, imaginamos.


M.A.T: Fue mi primera actuación profesional en teatro con sus técnicos y todo lo que conlleva este mundo. Además de vivirlo profesionalmente por primera vez, también lo decidí ser bailaor flamenco. Viví aquello, me gustó muchísimo y dije, pues creo que ya he dado con mi profesión. Porque antes lo hacía un poco más por hobby, porque me gustaba. Yo tenía súper claro que iba a bailar toda mi vida, lo que no tenía claro era si me iba a dedicar profesionalmente. En el elenco estábamos todos los del Ballet Andaluz, aparte de otras profesionales de primera fila hoy como La Choni, Leonor Leal…y al cante Miguel Poveda, al baile pastora Galván, Israel Galván, fue un espectáculo muy de primera fila. En el cuerpo de baile representábamos el momento en el que el toro muere y van hacia él a recogerlo. A Israel (Galván) yo le llamo el “Picasso del flamenco”, sin lugar a dudas. Se imaginó la sangre del toro y las moscas que iban a la sangre del toro. Y nosotros nos encargábamos de eso por seguidillas y marcándonos nosotros el compás con la boca a la vez que bailábamos, algo que es muy muy complicado, mucho más que a palmas, (reproduce el zumbido de la mosca) en cuanto a coordinación. Fue en febrero de hace 20 años en el Teatro Central de Sevilla.


V.M: Has hablado antes de tu formación en el Roete, pero entre los tres años que empiezas a bailar y que llegas a la asociación roetera, ¿cómo fueron tus primeros pasos?


M.A.T: Antes de llegar al Roete, Isa, una amiga de mi hermano Edu, daba clases de sevillanas, y ahí me enseñó las sevillanas y fui a mis primeros concursos, pero ella solo daba clase en el verano y yo quería seguir y ya Ángeles Acedo me proporcionó una formación dancística más continuada. Creo que soy la tercera generación del Roete, entré con 7 años en el Roete, en 1994, casi cuando se formó la asociación.

 

Del Roete destaco que es una escuela muy muy completa. Toca danza clásica, contemporáneo, baile español, flamenco, que es la troncal del Roete, pero es que las cuatro disciplinas más importantes se complementan, es muy completa Ángeles Acedo; casi todos los que nos dedicamos profesionalmente con titulación somos discípulos de ella, la que ha formado escuela y estilo propio en Marchena. Juanjo Díaz, Lola Maya, Nuria Parra…


Tengo esta formación muy presente y a partir de ella siempre he tratado de ir evolucionando, y la forma de hacer oficial el desempeño de mi profesión fue, a los 21 años, prepararme y presentarme a las pruebas de nivel, que las pasé, y de ahí en adelante sacarme la carrera, soy Graduado en Danza (por el conservatorio superior de Málaga).

 

miguel talaveron archivo 3


V.M: ¿Cómo fue tu vida de estudiante en una carrera que sabemos que, por la logística que conlleva, necesita de un importante presupuesto en vestuarios, trajes? ¿Tuviste que compaginarlo con algún otro trabajo? ¿Qué dificultades se presentan en esos momentos?


M.A.T: Aprovecho esta pregunta para decir que el estudio de Pedagogía de la Danza son estudios muy caros, necesitas indumentarias, mantones buenos y profesionales, bata de cola, castañuelas…necesitas tocar todas la disciplinas con sus elementos danzísticos propios correspondientes. Muchos de los que estudiamos nos tenemos que buscar la vida de manera paralela en el mundo de hostelería, pero, por suerte, los niños escaseamos y tenemos la suerte de ejercer la danza a la vez que estudiamos. Recuerdo que Ángeles Acedo me daba muchos bolos, los tablaos de Sevilla y de Málaga también nos requerían a los bailaores, Fibrocampiña y Afibroma de Málaga nos dieron mucho trabajo con bolitos, y compaginando todo eso pude completar mis estudios. En toda España hay conservatorios superiores en Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga. El de flamenco con más nivel, a mi criterio, es el de Málaga.


V.M: Posteriormente llegan ya todos tus espectáculos que conocemos y, bajo nuestro punto de vista, nos llama la atención, la continuidad de tu trayectoria, pues muy pronto, nada más terminar, has podido gozar de muchas actuaciones y con presencia puntual y fluida en nuestro pueblo, por supuesto.


M.A.T: La primera oportunidad conmigo como director de mi propio espectáculo, Puesto en Escena, me la dio (el alcalde Juan Antonio) Zambrano y Enrique Martín Romero que estaba de concejal (de Festejos) en 2012 en la sala de Cultura. Ya en 2014 haría ‘La vida en un tablao’ y empezó también ‘La vida es bella’, que fue el primer éxito a nivel nacional en la compañía de Ana Vílchez conmigo como bailaor principal. Ana Vílchez es una de las grandes mujeres que confío en mí y le cuadraba mi forma de bailar, anduvimos por todos tablaos de Andalucía con más renombre y a raíz de ahí se establecieron bolos y me di más a conocer y el mundo empresarial del flamenco puso los ojos en mí y me llevaron ya a ciudades como Madrid y Barcelona y giras europeas e internacionales.

 

miguel talaveron archivo 2

 

miguel talaveron archivo 8


V.M: El flamenco en el extranjero tiene una valoración que nos sorprende gratamente y también vemos extranjeros acudir a festivales y conciertos en Andalucía.


M.A.T: En la actualidad, el flamenco se mantiene gracias al extranjero, no al español. Las academias de Sevilla, Jerez, Madrid, Barcelona…están llenas de japoneses y de latinos que vienen para tener una formación más real, así como la Bienal de todas las ciudades en espectadores. En los pueblos son más los propios habitantes, pero a gran escala se mantiene gracias al éxito que tiene (el flamenco) en el extranjero y a quienes pueden permitirse venir a España a costearse sus estudios y a formarse.


Recuerdo con gran cariño la primera actuación en Marruecos para el instituto Cervantes. Hacía el papel de un chico que explicaba el flamenco, dentro del espectáculo, de la mano de Ángeles Acedo con Lucía La Piñona (bailaora gaditana). Siempre te marca la ilusión de la primera vez que viajas.


También fue una magnífica experiencia formar parte de la compañía Ciudad de Sevilla en Corea del Sur. En 2006, estuvimos en Lotte World Teatro (de Seúl) representando la misma función durante tres meses en un pedazo de teatro increíble. Lo que más me impresionó es la manera de trabajar de los coreanos, que es trabajo intenso pero de verdad, es decir, 14 horas diarias, mínimo. De hecho, el Día del Trabajador lo celebraron trabajando más para que haya sobreproducción y tengan que bajar los precios. Recuerdo que grabamos un anuncio para la TV nacional y estuvimos 17 horas trabajando durante la grabación.


V.M: En este 2024 llegarán muchas grandes noches, pero nos consta que te ilusiona el estreno de Ilocuo en el Teatro Isabel La Católica de Granda, el 4 de mayo (ya pueden adquirir las entradas para este evento).

 

miguel talaveron fotos 2


M.A.T: Es una segunda parte, primero quisimos hacer (en 2022) un guiño a las emociones vividas en el confinamiento y ahora, dejando ya atrás aquella etapa, nos volcamos en las emociones que tiene el ser humano y la manera de comportarse, de mezcla, fusión, entre loco e ilógico, que es así como se ha formado el título, Ilocuo. Hay elementos que se quedan desfasados de ese momento de la pandemia que muy poca gente quiere recordar, y ahora hemos evolucionado hacia estas emociones y apreciamos cómo el ser humano está evolucionando hacia una era sin emoción y se está despegando de la esencia que tenemos, parece que las emociones se mecanizan, y frente a ello, Ilocuo será un alegato a recuperar la emoción real del ser humano. Ilocuo, en definitiva, habla de la emoción sin el género, de la emoción pura y dura del ser humano, sin contar otro tipo de historias.


Además, el hecho de actuar en el Isabel La Católica, el teatro más importante de la ciudad de Granada, con Ana Vílchez, nuestra directora granaína, supone una presión doble para ella, y para todos, y para nosotros es un escenario muy importante.

 

miguel talaveron archivo 7

 

miguel talaveron fotos 4


V.M: Ahora que menciones el factor presión, ¿hasta qué punto es positiva o perjudicial para el artista?


M.A.T: Todas las grandes y los grandes siempre, siempre, han tenido muchísimos nervios antes de salir. Podemos hablar de Antonio Gades, Matilde Coral…Lola Flores que antes de salir siempre la tenían y decían que, en el momento que no se siente eso, malo, retírate, porque eso es ya que estás perdiendo el respeto. Yo siempre he llevado la máxima en mi carrera, que la persona que se preocupa por comprar una entrada, y, dos o tres horas de su vida desplazarse, llegar a un teatro, volver a su casa, se merece el máximo respeto, y eso es lo que realmente te da la presión. Tú tienes un compromiso con el público, no es levantar una mano, poner una cara, y decir esto es arte; no, el arte lleva consistencia, lleva estudio, lleva hilo conductor; si no tienes eso compromiso, mejor no te dediques y si no tienes la ilusión que de chico, tampoco. Tiene que ser una combinación de ilusión, de nervio, pero de estudio y consistencia detrás. No imitar por imitar, sino intentar contar.


V.M: Hemos repasado ya algunos de tus espectáculos. Uno que emprendiste por iniciativa propia, fue Esperpenteando.


M.A.T: Esperpenteando llegó en un momento en el que estaba harto de los críticos tradicionales y no por mí, que me han tratado muy bien, pero algunas críticas que leía parecía como que tenían la verdad en su mano, decir cómo se baila, cómo colocar las luces al técnico, o cómo cantar al cantaor o cantaora. Está muy bien conocer el mundo tradicional, y yo lo conozco porque he estudiado pedagogía del flamenco, donde se estudian todas las ramas, está muy bien saber de dónde venimos, cómo se baila y cómo se bailó, pero si nos quedamos en eso estamos traicionando al flamenco, porque el flamenco es un arte vivo, que siempre está en evolución, que siempre está creciendo, tú no te puedes quedar en cómo lo hicieron hace 50 años. De hecho, Pepe Marchena hoy en día está considerado un cantaor tradicional, pero en su momento fue innovador y muchos críticos de ese momento no lo querían y los de hoy en día dicen que así es como hay que cantar.

 

miguel talaveron archivo 9


Esperpenteando nació de comunicarle a los críticos del flamenco que está muy bien que se conozca el flamenco tradicional y que se respete, que tenemos grandes artistas como Carmen Ledesma, Milagros Mengíbar, grandes bailaores como José Galván y hay que beber y aprender muchísimo de ellos, pero tenemos a Israel Galván que está innovando o Rocío Molina y no hay que rechazarlos porque existen y aprendemos de ellos y ellos dos en un futuro serán como un Camarón, incomprendido en su época y que ahora es tradicional. El mundo del crítico flamenco ortodoxo nunca lo entendí.


Hay que cuidarlo, respetarlo, el flamenco tradicional, y que siga existiendo, pero que se respete la evolución del flamenco.


V.M: Esa disciplina en el estudio e innovación y forjar tu estilo propio, son huellas de identidad en Miguel Talaverón.


M.A.T: De mis espectáculos se puede decir me gusta o no te gusta, pero que no hay trabajo detrás, nadie lo puede decir. Esa es la clave, hay que trabajar mucho mucho, ya lo decía Antonio Gades, tú trabaja mucho mucho y aparecerá el duende, pero que te pille trabajando. Lorca también en la literatura decía que la inspiración y el trabajo han de mezclarse y así lo refrendó su hermano Francisco, que, sobre el Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías (elegía a la muerte de su amigo torero) decía que “es un poema de integración, y por ello, el ás lorquiano, el que refleja mejor el rostro del poeta. En él alternan innovación y tradición, libertad creadora y disciplina, ímpetu lírico y entrenamiento”, pues a lo largo de mi carrera, equiparando este ejemplo al baile, trato de aplicar la misma filosofía y es una alegría tener para este 2024 la gira con Ilocuo, que va a representarse además de en Granada, en Cádiz, Málaga y Sevilla, mis conciertos con mi guitarrista José Manuel Ortega y también muchos bolos más. Es más, Felino iba a ser el espectáculo que protagonizaría mis 20 años de carrera, pero tomo por algo muy bueno que se tenga que posponer al haberme llegado esta cifra en un año de muchísimo trabajo y en el que también prepararé mi propio espectáculo como artista solista, en este caso, centrado en el baile flamenco tradicional.

 

miguel talaveron archivo 1

 

miguel talaveron fotos 5

 

miguel talaveron fotos 1

 

miguel talaveron archivo 4


V.M: 20 años ya Miguel, ¿cómo te ves dentro de otros 20 años?


M.A.T: Me gustaría verme dedicándome al flamenco, ya habré evolucionado hacia otros aspectos del flamenco, pero sí que me veo bailando y dedicándome al arte.


V.M: Muchas gracias por habernos atendido, Miguel. Queremos finalizar, ¡cómo no!, por lo más inmediato, ese espectáculo de fusión de flamenco y Semana Santa, ‘Sentimiento cofrade’, que se representa este sábado en el Llamador en doble pase y con el aforo ya agotado.

 

miguel talaveron fotos 3

 

M.A.T: Es microteatro cerrado en sala alta del Llamador. El espectáculo busca un ambiente muy íntimo y solemne, no se pueden desvelar ciertos elementos, pero el aspecto que creemos que tiene un espectáculo no, será diferente. Es fusión de flamenco y Semana Santa hecho desde el respeto en un pueblo tan cofrade y con un nivelazo de conocimiento de Semana Santa increíble de muchas personas. Espectáculo muy tradicional. Tenemos en la dirección escénica a Antonio Ocaña, pieza clave, persona muy culta, yo en la dirección danzística, Jorge Roncel que hará una participación muy especial como invitado de honor, a la bailaora Tamara Lucio, la cantaora María Portillo, al toque José Manuel Martos y el cuerpo de baile de María Victoria Ruiz, Ángela Ponce y las niñas del Roete.


Es un espectáculo hecho con mucho cariño y estudio detrás para formar un espectáculo como se merece Marchena, pues la Semana Santa es la Semana Grande del año, la que más éxito tiene desde tiempos inmemoriales. Es un proyecto hecho con mucha conciencia, que ha estado supervisado por personas que saben muchísimo de nuestra Semana Santa y se ha conseguido un espectáculo que innova dentro de la tradición.

 

miguel talaveron fotos 7

 

miguel talaveron archivo 5