Entrevistas

entrevista trial portada

 

ENTREVISTA. Adrián Montes Pulido nos atiende para manifestarnos sus impresiones al final de una temporada inolvidable, su segunda en la competición, en la que ha ganado siete de ocho carreras disputadas en TR4. Un accidente en moto de velocidad hace casi tres años, el 27 de diciembre de 2020, lo hizo “volver a nacer”, pero replantearse el cambio a una disciplina con menos riesgos, la de trial en moto. Reconocido en la Gala de la Federación Andaluza de Motociclismo como campeón de Andalucía de TR4, la exigencia en los entrenos tanto de él como de su inseparable compañero mochilero Francis Romero, les hace estar muy preparados para la próxima temporada de TR3 que comenzará en marzo de 2024. El nombre de Marchena comienza a sonar con fuerza en el mundo del trial y en torno a la asociación Trial Marchena se empiezan a agregar personas ilusionadas con este deporte y a los que les gustaría contar con algún espacio habilitado en nuestro pueblo para su desarrollo.

 


 Corría 2004 cuando Adrián Montes, con unos trece años de edad y una bicicleta de trial, por mera afición, junto a un amigo suyo, practicaban esta especialidad, en la que “en 2012 me doy cuenta, que, por nivel, no avanzo más, y además termino los estudios de Mecánica y me hago autónomo, comenzando mi negocio yo solo, desde cero (Garage 91)”.


“Dejar la bici por empezar un negocio” es la ecuación que aplica Adrián, que en 2015 comienza a picotear moto de velocidad para entrar a pista de Jerez y en 2019 queda subcampeón en el Trofeo Andaluz de Velocidad Urbana organizado por la Federación Andaluza, de lo que “casi nadie se enteró en Marchena”.


En 2020 no siguió en la competición, pero el 27 diciembre de ese año, en un accidente que sufre en moto en carretera en Constantina siente que “se puede decir que volví a nacer, porque el golpe fue como para no estar aquí. Un mes me llevé que no me podía ni reír”, describe Adríán.


Un casco de trial antiguo le hizo reflexionar para volver a lo suyo, pero en moto en vez de en bici.


La impresionante capacidad de recuperación del deportista marchenero le hace volcarse en el trial, de tal manera que a los tres meses del accidente, en marzo de 2021, compite en TR4, toda una terapia para su recuperación: “El trial reduce el riesgo, no hay tramos de velocidad, solo se cogen velocidades muy pequeñas”.


“Estabilidad, concentración, equilibrio y la palabra importante es coordinación”, añade un amigo muy implicado también en el trial, Ricardo Sevillano, que ha hecho sus primeros pinitos en carreras de competiciones no oficiales y que el próximo año debutará en TR5.


Todos los parámetros del trial que Adrián viene dominando con un crecimiento espectacular en su evolución, pero que no fue fácil. “El principio fue muy frustrante”, declara el propio Adrián: “Venía pensando que con mi conocimiento de trial de bici podría hacer algo, pero es distinto. Todo era nuevo, la normativa de competición, tiempo de zona, las trazadas que no puedes cruzar…”


“Es muy complejo el trial de competición, en cuanto al tiempo, a la trazada..”, añade Francis.


“Antes de entrar en zona lo tienes todo en contra; tracción a tiempo mínimo de vuelta, jueces, pies, trazada, puertas que puedes o no coger, cuidar de donde poner pie o de no andar para atrás con pie en el suelo”, responde Adrián.


“Hay tres jueces en cada zona pendientes” de la competición, comenta Francis.

 

entrevista trial 2


La dedicación de Adrián y Francis es intensa al trial: “De lo más difícil es crear afición, no somos un grupo que vayamos a correr al campo y se ha venido fulano porque vamos a correr menos. Hacer afición al trial es complejo porque necesitas de una moto de trial, una moto que no vale para ir por pan, salir a carretera, que no corre, no tiene asiento, que es muy inestable…”


“De hecho, la cargamos en la furgoneta, no circulamos con ella”, asevera Ricardo Sevillano, de motos Sevillano.


Los tres trialeros destacan los requisitos elevados de gasto; botas, casco, guantes, equipación… que necesita cualquier practicante de trial, si bien abren a disposición de nuevos participantes sus medios como la furgoneta de Ricardo y el vehículo de Adrián, así como varias motos para probar que prestan a nuevos aficionados.


Continuando con la experiencia de Adrián, el campeón marchenero recuerda que el 2021 “acaba fatal”, aunque tiene la suerte de que Francis lo ve en una carrera en Posadas y empiezan a conocerse poco a poco, hasta que en 2022 se convierte en mochilero.


Este paso adelante se traduce en el tercer puesto de TR4 en 2022 en el Campeonato de Andalucía, donde incluso gana una carrera, en junio de aquel año en Posadas: “Ahí como que algo explotó, y nos dijimos, quillo, que hemos quedado primero. Me preparé físicamente más, me volqué mucho”, manifiesta Adrián.


“Al acabar el campeonato de 2022, se añade a nosotros Sevi, que se compra una moto, hablamos como empresas para crear el Trial Marchena. Garaje de coches 91 y Motos Sevillano. Tenemos nuestra equipación, aparecemos en redes sociales, llega la primera prueba del campeonato de 2023, y ganamos, en Jerez. Otro punto con el que te vienes arriba. Se enganchó un gran nivel de compromiso con entrenamientos y plantear bien las carreras”, expresa Adrián Montes.


En Torredelcampo, un tanto convaleciente, quedó 3º, pero volvió a ganar las seis siguientes. La exigencia y mentalidad ganadora son apuntadas como claves: “Francis y yo hemos entrenado en TR3 para ganar en TR4, siempre nos hemos puesto una meta más alta que la que nos marcaba la competición. Y ahí hemos estado en la puerta del taller cada domingo que no había competición a las siete y media de la mañana y eso se ha traducido en las victorias”.


Incluso una carrera en TR2 en Extremadura fue el único piloto capaz de afrontarla, con la consiguiente felicitación del presidente del club organizador.


Continuando con el relato del campeonato andaluz, el triunfo en la prueba de Alcalá la Real, tercera cita, “nos puso en auge, todo el mundo preguntando, qué pasa aquí, que no pasa aquí. Llegamos y ganamos”.


Siete victorias en ocho pruebas que han encumbrado a Adrián Montes en categoría senior como el trialero con más victorias en los campeonatos autonómicos de categoría senior.


Los sacrificios deportivos pasan por los cuidados del mínimo detalle, como retenerse de probar una nueva moto que tiene desde agosto para la temporada que viene, para no perder el feelling con la que hasta ahora ha competido.

 

entrevista trial 7

 

entrevista trial 4


“Todo mundo corre moto de dos tiempos, algo muy ligero en peso y tiempo de reacción”, explica Adrián. “Sin embargo, nosotros corremos con moto a cuatro tiempos, que hay gente que te tacha como que no es para competir, pero es la moto que mejor me va a mí por estilo de conducir, y tal como trabaja la fabricación (Montesa) es la que más me llena. Más lenta, más pesada, pero me da más seguridad y aplomo, un poco de peso más a mí no me lastra”, expone el deportista marchenero, del que sus compañeros destacan que para ello es fundamental la buena preparación física. “Son siete kilos de diferencias entre nuestra moto y otras, pero es como si tú corres mejor o pisas mejor el suelo en una maratón de atletismo con una mochila llena de adoquines que el que va sin ella”.


Los éxitos del campeonato de Andalucía, al que han acudido familiares, amigos y decenas de marcheneros, amén de algunos que se animan a ir cogiendo motos de trial, cada uno a su nivel, hacen plantear al club Trial Marchena la consecución de un espacio en nuestro pueblo para que se pueda practicar trial, ya que casi siempre salen a las sierras de Morón u Osuna en busca del terreno apropiado, o incluso a Puebla de Cazalla a los viejos desechos de una antigua carretera.


En este sentido, el Ayuntamiento les requiere proyectos técnicos, pero los trialeros, que de momento han habilitado como zona de entreno en nuestro pueblo el talud de piedra que sujeta la carretera de la circunvalación con Lantejuela y Puebla de Cazalla, apuntan que “no puede existir un proyecto fijo en un deporte de características tan variables como el trial, échame piedras, tubos, desechos de la construcción, que ya veré yo por donde los cojo, esto no es esta pista mide 12 metros de ancho y tiene tal escapatoria, con tal valla, es relativo no, lo siguiente. Chocamos, técnicamente nos piden algo escrito por PDF, como por dónde le meto a una piedra. No queremos nada económicamente, queremos facilidades para practicar este deporte”, indican, sugiriendo que alguna de tres parcelas del polígono Pemar serían idóneas para que Trial Marchena pudiera trabajarlas en el desarrollo del trial.


Mientras tanto, los entrenos, aparte de la exigencia marcada de competición, tienen otro componente interesante como el “asimilar el terreno según las características de la próxima competición”, declara Francis.

 

entrevista trial 6


De cualquier manera, destaca Ricardo Sevillano, “Marchena no se ha escuchado jamás en el mundo del trial y ahora de un año a esta parte, sí”, al punto que cuentan con seguidores de toda Andalucía, como unos chiclaneros en plena competición le recordaron y acuden con toda la animación de pancartas y muchas personas que los acompañan y que se hacen notar cuando llegan a las carpas habilitadas en los torneos.

 

La temporada de TR3, en este fulgurante transcurrir del tiempo, no se hará esperar: “En las pruebas del andaluz, gente que compite en TR3 gente me decían ya vas para arriba, vas a dar guerra el año que viene… algo verán”, señala Adrián: “Cuando nos ven a los dos trabajar, se nota que somos un equipo y la gente ve que nos estamos poniendo las pilas. La mentalidad ganadora sale constante, cuando analizamos el día antes el terreno, yo voy a hacer mi trabajo lo mejor posible y eso me encamina a ir a ganar”.


“Me tengo que adaptar a la categoría nueva, pero el cambio que he notado de empezar a la deriva, a hacer bien los entrenos, a conseguir una persona que se comprometa, que me meta en vereda, que entienda por dónde va el asunto (por Francis), hace que se aplique al máximo el binomio piloto-mochilero”, destaca Adrián.


El campeón de Andalucía de TR4 subraya que “los dos estamos de acuerdo que, cuando el domingo vamos a entrenar, vamos a sufrir un poquito, y eso a mí me hace pensar que en alguna carrera del próximo año puede que lo pase regular, pero tengo muy buenas expectativas, no es que vaya a pensar que voy a ganar la general de TR3 porque ni en 2023 lo pensaba para TR4, pero el cambio lo he notado sobre la marcha, aquí algo está pasando, aquí incluso alguna carrera se gana con una gran diferencia de puntos, y eso es que estás trabajando un montón; a número de horas no nos gana nadie, en trabajo duro, hemos amanecido en la sierra, saliendo de noche, haga frío o calor”.

 

entrevista trial 9

 

entrevista trial 3


Aunque en el campeonato de Andalucía de TR3 vaya a debutar, no es nueva la competición de TR3 para Adrián, que ya ganó en Salobreña una prueba de esta categoría y en Andorra fue el 16º de 148. “Creo que el cambio de moto me va a beneficiar para la próxima temporada, iremos cogiéndole el punto y enfocándola bien para las carreras”.


Otra de las constantes de la pareja piloto-mochilero es asistir un día antes, el sábado, a planificar las zonas, siete que se recorren tres veces cada una: “Hacemos lo mismo que el día siguiente con la moto, pero andando. Vemos si hay que entrar por aquí, pisar por aquí, subir este escalón, estudiamos la trazada, que en el campeonato yo me coloco donde ha pasado la rueda y no puede pisar los pies…”, explica Francis.


De Adrián Montes, destaca Ricardo Sevillano que “tiene muy bien el manejo de la moto, y la coordinación piloto-moto de los dos, además Adrián mantiene muy bien el equilibrio, algo que no se ve mucho en su categoría, quedarse quieto mucho tiempo sin problema ninguno”


“Con el físico hemos ganado carreras, muchas veces en la segunda vuelta hemos ido por debajo o igualado y, en la tercera, al menos en tres carreras, manteniendo la línea, los demás han ido cayendo”, señala Francis, que nos recuerda que “el nivel de concentración tiene que ser máximo” del piloto en estas pruebas en las que dispone de cuatro horas y media para completar el recorrido: “Analizar la zona, ver en las que se acumula más gente, contar con los los tiempos, con los pies que lleven los demás..”, señala Adrián, apuntillando la idea.


Francis menciona también el concepto de visionario que el mochilero tiene para el piloto, al que le marca espacios que no puede ver o hacia lo que es preferible que no mire si no quiere perder el equilibrio: “Eres como sus ojos, sus sentidos”, expresa: “Él ve escombros, pero no ve lo que hay detrás”.


Por todo ello, la ilusión en el trial en deportistas de nuestro pueblo es una llama candente, por lo que recuerdan tanto Adrián como Francis y Ricardo que “en Trial Marchena hay cabida para todos, incluso tenemos un niño de seis o siete años que viene con nosotros” en este deporte en el que en los campeonatos de Andalucía incluso se ven trialeros de más de 70 años dotados técnicamente de maravilla a lomos de sus motos clásicas.

 

entrevista trial 8

 

entrevista trial 11


Sacrificado en lo económico, en gastos de viaje y hoteles, el premio de conseguir éxitos deportivos no los detiene ni a Francis ni a Adrián, que agradecen enormemente la compañía de sus familiares en muchos de los campeonatos, que les han dispensado el aliento y ánimo fundamentales.


Ahora cuentan el tiempo lentamente, ávidos de la competición que despertará nuevamente toda la adrenalina en ellos; el campeonato de Andalucía TR3 de 2024.

 

entrevista trial 5

 

entrevista trial 10