Entrevistas

dr sweden ok

 

IPURÚA, 5 DE LA TARDE. JOSÉ MARÍA MARTÍN GARCÍA. Cansado de tantas noticias negativas, virus, peleas entre nuestros políticos, subida del precio de la luz, pensiones, etc., he preferido hablar con nuestro buen amigo, el Dr. Adolfo López Personat. Así que, me he puesto manos a la obra y vía Skype, me desplazo hasta Suecia para encontrarme con este bético de la vecina localidad de Fuentes de Andalucía y que por motivos laborales se encuentra en la ciudad sueca de Örebro.


 

ipurua chema ok

 

PREGUNTA: Buenas tardes Adolfo, ¿qué hace un fontaniego en Suecia, tan lejos del VillamarÍn?

 

RESPUESTA: Muy buenas tardes amigos y gracias por darme voz desde la distancia. Exactamente a 3.297 kilómetros del templo verdiblanco estoy actualmente trabajando como médico en Traumatología, formándome como especialista por tierras nórdicas.


P: ¿Cómo está siendo tu aprendizaje en los hospitales suecos?


R: La verdad que la calidad de la enseñanza es bastante buena, yo estoy bastante contento. Creo que como en cualquier sitio siempre se echa de menos pasar más tiempo en salas de cirugía, pero hay otras funciones que atender y más competencias que adquirir más allá de los quirófanos.


P:  ¿Qué te ha llamado más la atención de Suecia?

 

R: Lo más interesante de Suecia respecto a lo laboral es sin duda es el interés por la investigación en temas científicos. Es el país que más publicaciones per cápita a nivel mundial realiza, esto es porque se promueve y se incita el interés por la ciencia y la investigación, además de ofrecer unas condiciones envidiables. Dejando a un lado lo profesional, el país es realmente bonito en lo que a naturaleza y paisajes se refiere, bastante diferente a lo que estamos acostumbrados en la Campiña sevillana.

 

P: De las muchas operaciones que ya has realizado, ¿con cuál te quedas?


R: Son muchas menos de las que me gustaría. Al principio es sobre todo ver, mirar, asistir y aprender mucho. Pero el tipo de cirugía que más me interesa es la artroscopia, que va muy ligado a las lesiones deportivas. Se trata de una técnica en la que, observando la articulación con una cámara, es posible operar a través de pequeños portales u orificios. Se realizan exploraciones de diferentes articulaciones, suturas de meniscos u otras partes blandas, reconstrucciones de ligamentos o reparaciones de tendones entre muchas otras.

 

P. ¿Te ilusiona más fichar por el Göteborg o ser médico de la UEFA?

 

R: Jajaja, a día de hoy el Gotemburgo está en horas bajas y también queda un poco lejos de mi ciudad. La verdad es que sí, que en los próximos objetivos a corto plazo que planteamos por aquí está comenzar la carrera como médico de fútbol y para ello la UEFA tiene sus requisitos y programas de formación.

 

P: Cómo es tu día a día tan lejos de Fuentes?


R: Es un poco rutinario, sobre todo depende de los turnos de trabajo. Hay semanas que se trabaja solo de tardes-noches, un día sí y un día no y eso te trastoca un poco los ritmos. Como el resto de personal sanitario, y más dentro de los jóvenes que estamos aprendiendo, paso bastante tiempo en el hospital. Esto es un poco sacrificado, pero no queda otra alternativa para aprender, ya ni te digo si un partido del Betis te pilla de guardia como el otro día con el Barcelona, que saco el teléfono para reservar el quirófano porque estábamos atendiendo un accidente de tráfico y me llega un mensaje de mi padre celebrando el gol de Juanmi. Lo bueno es que en días como esos te alegran las guardias. Las semanas normales en el hospital son bastante variadas y el trabajo por lo general es bastante dinámico, diferente y entretenido, ya sea en cirugía como hemos hablado antes, en planta, en consultas o en urgencias. También hay una serie de cursos que hay que cumplir como médico residente y otros que puedes realizar un poco por propio interés. En torno a las 4 o 5 de la tarde suelo terminar e intentar sacar un poco de tiempo para hacer deporte, entrenar a fútbol, estudiar o simplemente descansar y dar un paseo.


P: ¿Qué te llevarías de Fuentes a Suecia?


La gente, el clima y la comida sin ninguna duda.

 

P: Y al contrario, ¿de Suecia a Fuentes?


R: Esto sería incluso más complicado, pero igual en España serían interesantes muchos aspectos a nivel de organización del país o ciertas políticas… Aunque esto lo dejamos para otra charla.


P: Adolfo y Nieves, ¿algo qué decir de ellos?

 

R: Mis padres son sin duda los culpables de cualquier cosa buena que me pase o que pueda llegar a conseguir. Son los que más me han apoyado y animado en todas las decisiones que he tomado. Desde coger las maletas con 17 años y mudarme a Valencia hasta cualquiera de los pasos que siga dando a día de hoy. El estar lejos, sobre todo ahora que no es posible viajar tanto como gustaría, sé que es algo difícil para ellos, pero que se alegran mientras los cambios sean a mejor.


P: Te imaginas a D. Victoriano Adolfo con el tractor atascado en metro y medio de nieve?

 

R: De momento por aquí no se ven olivos, algodón ni girasoles. Igual de aquí a unos años con el cambio climático. La verdad es que no, no me lo imagino.


P: Hablemos de fútbol, dice tu padre que estás "loco" con y por el Betis, ¿a tanto llega esa locura?

 

R: No creo que sea solo yo. Es algo que en cierta forma es parte de lo que significa ser bético. Esto para bien o para mal es algo que no ocurre con ningún otro equipo.

 

P: ¿Qué te hiela más el cuerpo, los diez grados bajo cero de Örebro o una derrota del Betis ante el Sevilla?

 

R: No hay temperatura bajo cero que te deje peor cuerpo que perder contra el Sevilla.


P: ¿Eres más famoso por tus goles en Örebro o por tu rápido aprendizaje en las intervenciones?

 

R: De momento las portadas en los periódicos solo hablan de los goles y alguna remontada en 4ª división sueca. Así que actualmente es más noticia lo futbolístico que lo médico, jajaja.


P: ¿Cómo vives los partidos del Betis en la distancia?


R: Es una situación bastante rara. Los nervios y la sensación de que juega el Betis es la misma, suelo hablar con amigos, llamar a mi padre sobre todo y de vez en cuando comentar con los compañeros de Verde 13 Radio Marchena. Se echa en falta ir al estadio de forma frecuente y poder celebrar cuando toca. De todos modos, intento cuadrar los viajes y las visitas con algún partido para así quitarme un poco el “mono”. Lo bueno del Euro-Betis es que ahora viene de visita por el viejo continente y me queda más cerca. Esperemos que esto se mantenga durante muchos años.


P: ¿Has soñado alguna vez con ser traumatólogo del Betis?

 

R: ¿Por qué no? Es algo complicado y tienen que cumplirse a la vez muchos factores… Pero cada cosa a su tiempo.

 

P: ¿En tu mente está establecerse en España o seguir fuera?

 

R: La tierra tira mucho, tengo claro que la idea es volver algún día. Yo creo que aún soy bastante joven y me quedan algunos años fuera, no sé si en Suecia o en otros lugares. Va a depender de muchos factores. Vivir en otros países te aporta muchas experiencias y es algo que recomendaría a todos los jóvenes para salir de la zona de confort, permitirte abrir la mente y conocer otras culturas.


P: Por cierto, estás hecho un políglota de padre y señor mío, ¿en qué idioma te manejas mejor, aparte del español?


R: Además del “español-fontaniego”, a día de hoy me siento bastante cómodo en sueco o “svenska” que es el idioma oficial. El inglés también es necesario cuando sales fuera.


P: ¿Tiene la vida sentido sin el Betis?

 

R: Una frase que me gusta mucho dice algo así como “el fútbol es la más importante de las cosas menos importantes”. Claro está que cuando falta la salud o cuando ocurren ciertas desgracias, el fútbol pasa a ser algo insignificante.

 

Lo que no concuerda del todo con esta frase es que para los béticos el Betis es una forma de vida, como una filosofía o una religión. El Betis es estar en las buenas y en las malas, dar lo mejor una vez tras otra y aunque los resultados no sean lo esperado,.

 

Estos valores en la vida solo traen cosas buenas. Yo como muchísimos béticos, tengo la suerte de haber “mamado” esto desde pequeñito, sobre todo gracias a mi padre, por lo que lo tienes ya interiorizado… pero para la gente que ve el Betis desde fuera entiendo completamente que piensen que “estamos locos”.


El Betis es alegría en lo cotidiano, euforia en las grandezas y resiliencia en los malos tiempos. Es el niño que el lunes va al colegio con su camiseta a rayas verdiblancas tras haber perdido el domingo.

 

El Betis el joven que, con su camilla de hospital y en ambulancia por si necesita algún tratamiento, sigue al equipo por los diferentes estadios a pesar de estar ingresado y tener alguna enfermedad de un grave pronóstico.

 

El Betis es como una gran familia que te hace sentir de los tuyos a los que comparten la pasión por tus colores. Gracias a esto, son posibles muchas causas sociales o iniciativas tan bonitas como la ovación de este domingo a la pequeña que acaba de superar una leucemia, eso significa mucho más que cualquier gol o que cualquier resultado en un partido de fútbol.


Yo no soy filósofo ni antropólogo, pero esto tiene seguro una explicación más allá de los 22 jugadores corriendo detrás de un balón.

 

El fútbol moderno aunque tiene muchos aspectos reprochables, es sin duda fuente de motivación, diversión, esperanza, entretenimiento y pasión que es para lo que al final las personas estamos hechas, para sentir y vibrar, por lo que la respuesta a tu pregunta sería que no, en algún caso podría llegar a concebirse la vida sin fútbol… pero no sin el Betis, porque el Betis es más que solo fútbol.


P: ¿Le pondrías a un hijo tuyo, Juan Miguel?

 

R:De momento no hay planes de tener hijos, jajajaja, si la racha continúa Juan Miguel será uno de los nombres más comunes en las próximas partidas de nacimiento.

 

P: La Peña Bética Örebro, ¿es ya una realidad o lo dejamos para Estocolmo?

 

R: De momento no hay ninguna peña en Örebro, lo que sí que hay es más de una decena de suecos y compañeros-amigos no suecos que empiezan a simpatizar con el Betis, animan en los partidos e incluso tienen camisetas y bufandas. En eso los béticos somos los números uno.


P: Miras la tabla y ves al Betis tercero, ¿que acabe ya la liga?

 

R: El que no firme esta posición al inicio de liga está mintiendo como un bellaco. Siendo sinceros es una de las temporadas más ilusionantes que hemos vivido recientemente y esperemos que sepamos manejar los momentos claves de forma inteligente y que la suerte esté de nuestro lado. Es hora de disfrutar que bastantes malos tragos hemos pasado los últimos años con el equipo. Aunque lo dicho, puestos Champions obviamente lo firmaría, pero hay muchas ganas de ver cuánto de sí puede dar este grupo, porque la afición como siempre va a estar a la altura.


P: Al ingeniero Pellegrini, ¿podemos elevarlo a la categoría de Doctor Ingeniero?

 

R: Doctor Ingeniero y casi santo si sigue con estos números. Manuel Pellegrini es lo mejor que le ha pasado al Betis en su historia reciente. Un cambio total de mentalidad a la plantilla, enchufando a todos y cada uno de los jugadores y sumándolos para la causa. Además de esto un fútbol de los más vistosos y alegres que ha visto el Villamarín, pero, lo más importante, con los resultados a favor, que guste o no, es lo que al final cuenta. Tiene muchísimo mérito.

 

P: ¿Algo que se te quede en el tintero?

 

R: Que continúe la racha y desear a todos unas felices fiestas y mucha salud, que es lo importante. Respecto a lo futbolístico esperemos que continúe la racha de resultados y que este sea un año de muchas alegrías para los béticos. Y por último dar las gracias a Víctor y a Chema por contar conmigo para esta charla.

 

 

 

Gracias Adolfo y desde La Voz de Marchena, te deseamos lo mejor en tu estancia en tierras suecas.

 

Suscríbete al canal de Youtube