Peña Bética
Superpín

Deportes

El Marchena Balompié se encuentra en una disyuntiva propia de la emoción de cada tramo final liguero. Después del empate en El Viso jugando de tú a tú a los locales, reciben al Loreto, que marca la permanencia con 29 puntos junto a Lantejuela y Rayo Betis y viene de empatar con uno de los grandes, el Abre. Antes del parón cofrade, dos victorias del Marchena contra Loreto y Osuna (viernes 26 este último) lo harían salir del descenso a falta de siete jornadas para el final, algo para mandar al manicomio a cualquiera que lo hubiera predecido hace dos meses.


Esa es la visión más optimista, pero la real es que hay que jugar estos partidos, que hay mucha tensión y el que esté m´s fino de cara a puerta se lo va a llevar, sin duda. El Loreto viene como toda la temporada dentro de su regularidad, bordeando el descenso, aunque tres puntos por encima del San Antonio y cinco por encima de Estepa y Marchena Balompié. En San Juan de Aznalfarache se perdió 3-2 como antecedente de la primera vuelta.

Poco tendrá que ver aquel partido con éste, simple y llanamente por la emoción de los puntos y lo que hay en juego, pues desde un punto de vista conservador, un empate no es malo para nadie en este encuentro. Para el Loreto porque juega fuera y es sabedor de que alguno de los equipos que están por ahí pueden pinchar, para el Marchena porque aunque sólo sumara un punto, cuenta con otra oportunidad en el aplazado del viernes 26 contra el Osuna, por lo que sumar 4 de 6 colocaría al Marchena a un punto de la permanencia aún restando siete jornadas, mientras que una derrota le complicaría y le haría afrontar con mayor nerviosismo el partido de por sí difícil contra el Osuna, ya que muchas veces las dificultades en el fútbol o la superación de las mismas depende de la moral que se traiga del partido anterior; más, en esta fase frenética de campeonato.

Ahora la pregunta es ¿firmarían un empate los jugadores del Marchena Balompié? La respuesta es un NO rotundo. Están con hambre de triunfos y tampoco es cuestión de no intentar apurar oportunidades como éstas con el factor casa a favor para rozar la ya sí ansiada permanencia, dada por perdida hace escasos dos meses y medio.

Contemplan al Marchena Balompié cuatro triunfos consecutivos en casa sin encajar un solo gol en todos ellos (Calavera 2-0, Carmona 1-0, Ciudad Jardín 2-0 y San Marcos 1-0), por lo que esta racha sería momento desafortunado romperla. Hay mucho en juego y la incógnita reside en, llegada la hora de la verdad, si un plantel joven sabrá o no superar la presión de tener que salvar a un conjunto viejo, histórico, como el Marchena Balompié. Ahí la grandeza y paradoja de este final de campeonato.

Hasta el momento entrado 2010 se han despejado más incógnitas a favor que en contra y esperemos que el conjunto blanco siga esta tónica, pues colmaría de alegría a unos aficionados que desean que ésta de la permanencia sea la primera de muchas alegrías futuras siempre más factibles con una permanencia que con un descenso a las espaldas. Esa es la realidad del fútbol.

A las 12:00 horas en el Complejo Polideportivo, Marchena-Loreto de la jornada 27 de la 1ª provincial con la clasificación actual como sigue:

1. Ciudad Jardín 52, 2. Puebla Cazalla 52; 3. Abre 51, 4. Pedrera 50, 5. Osuna 47*, 6. Herrera 42, 7. Coronil 41, 8. Viso 41, 9. Calavera 38, 10. Carmona 30, 11. Soleá 30, 12. Lantejuela 29, 13. Loreto 29, 14. Rayo Betis 29; 15. San Antonio 26, 16. Estepa 24, 17. Marchena Bpié 24*, 18. San Marcos 17

El Atalaya Martia se enfrenta el sábado a las 17:30 horas al Salteras con el ascenso a 8 puntos de diferencia pero con la bonita posibilidad de situarse cuarto clasificado si gana a domicilio a este conjunto del Aljarafe que tiene un punto más que el cuadro amarillo, que llega con 10 de los últimos 12 puntos posibles en el bolsillo y dipuesto a lograr una nueva victoria a domicilio.