Peña Bética
Superpín

Deportes


El Club Baloncesto Atalaya Martia protagoniza una cita con la historia este fin de semana, concretamente el domingo a partir de ls 10:30 horas en el pabellón en partido que le mide al Tomares Aljarafe en esta fase de ascenso en la que el conjunto marchenero necesitaría ganar a su máximo rival para de esta forma rozar la participación en el Campeonato de Andalucía. Es la penúltima jornada de liguilla y desde el club se hace un llamamiento a la afición para apoyar al equipo en lograr lo nunca alcanzado por el baloncesto en Marchena.


Partido de altos vuelos de este equipo junior que lo está bordando por entrega, por juego y por momento de forma envidiable con el que llega al partido más importante del año. Es tercero y sólo una victoria lo separa del segundo clasificado, Tomares, en una liguilla en la que el Cajasol, donde incluso uno de sus chavales ha debutado con el equipo ACB, sí, decimos bien, ACB, marca las diferencias lógicas en el primer puesto.


Pero la pelea, el duelo, la emoción por la segunda plaza que da derecho a jugar el campeonato de Andalucía donde estarán los 16 mejores de las ocho provincias andaluzas, es impresionante entre el Tomares Aljarafe, prácticamente una selección de jugadores de la capital (Náutico, Labradores...) y este Club Baloncesto Junior de Marchena que está rompiendo en su segundo año en la categoría hacia cotas nunca alcanzadas y que demostró en la ida en los tres primeros cuartos hasta que los árbitros lo permitieron, que para nada es inferior al Tomares.


Valdría ganar el partido y en la última jornada esperar un tropiezo de Tomares en la cancha de Náutico, donde la rivalidad es patente por cuestiones de idas y venidas de jugadores entre los dos equipos, pero lo más importante es no descartar que una vez que se gane se gane por doce puntos. No debe obsesionar la cifra para no volverse loco y porque ya de por sí ganar por la diferencia que fuera a este potente conjunto, sería un éxito para el baloncesto marchenero se clasifique o no el equipo.


Sin embargo, todos sueñan con ganar de más de doce puntos (ésta es la diferencia por la que se perdió en Tomares) porque el equipo llega en un gran momento después de perder sólo de 38 contra el estratosférico para esta categoría Cajasol A, y ganar con solvencia en Utrera 56-74, mientras que el Tomares viene con marcadores ajustados en los últimos encuentros y perdió de 58 (42-100) contra el líder.


El Junior, si cabe, va a más y sus jugadores más determinantes se encuentran en el mejor momento dela temporada, apoyados por una plantilla en la que cada uno suma lo suyo y es importante que funcionen como hasta la fecha bien las rotaciones, clave para ganar algunos partidos igualados como ante Náutico, ambos dos, por lo que habrá de tirar de todos Daniel Melgarejo para ganar al Tomares en este partido que ya todos soñarían a principio de liguilla que se llegara en estas circunstancias.


Nadie dice que vaya a ser fácil, pero tampoco lo será para Tomares con un equipo marchenero deseoso de que no haya factores ajenos que entorpezcan que en este encuentro se demuestre en su resultado el potencial real del equipo marchenero, a favor de corriente con una afición que sabemos que en el domingo por la mañana va a responder animando con más fuerza y estando presente en el pabellón ; pues ningún equipo ha logrado jugar categoría andaluza en baloncesto, y en junior lo máximo ha sido jugar la consolación de la provincial; por lo que si en el primer año de liguilla se logra disputar la Copa de Andalucía, donde se establecerían cuatro grupos entre los 16 clasificados para el ascenso definitivo, el sueño del ascenso perduraría hasta bien entrada primavera y quien sabe si se podría convertir en una realidad.


Remontadas excepcionales y descaro en el juego son las armas de este equipo puramente creativo en el que habrá que trabajar duro para defender a un pivot completísimo del equipo visitante que es muy importante en su juego no sólo por lo que anota sino por el juego que reparte. Pero estamos en casa y esperamos victoria que ponga donde se merece a este grupo de jugadores que hace tiempo que no se veía en Marchena y que crece partido tras partido bajo el lema de la pancarta de la afición que hizo famoso el preparador del Real Betis Balompié un célebre junio de 2005: "Sentir, luchar, ganar, podemos".


Por cierto que el senior juega en Umbrete el sábado a las 17:30 horas las cuatro de las ocho jornadas de fase de ascenso, con el objetivo cumplido de estar ahí pero sin desdeñar una victoria que al menos le haría subir un puesto en la clasificación y situarse sexto entre los ocho y ligeramente más cercano del cuarto clasificado.