Superpín
Peña Bética

Deportes

El Marchena Balompié femenino ha devuelto al Osuna Bote Club la goleada (4-0) recibida ayer por el equipo masculino de 1ª provincial, con el triunfo por idéntico resultado del equipo femenino frente al conjunto ursaonense en el partido que les ha enfrentado este mediodía, correspondiente a la octava jornada de 1ª provincial. Las marcheneras han jugado un partido muy completo en el que ha brillado con luz propia Dori, autora de tres goles, acompañada por un colectivo que ha sorprendido a los numerosos aficionados de las instalaciones deportivas Miguelete por su fútbol alegre, vistoso y combinativo.


 El equipo dirigido por Pedro Sánchez ha sumado su segundo triunfo de la temporada, que se antojaba aún más necesario después de la derrota del sábado ante el potente Híspalis por la mínima. Está claro que el Marchena Balompié femenino ha mejorado respecto al año pasado, donde se instaló en la zona baja casi toda la temporada, y en el partido de hoy se ha plasmado desde el primer minuto, con un equipo muy equilibrado en el terreno de juego y sabiendo en cada momento lo que tenía que hacer.  Ha alineado en el once inicial Pedro Sánchez a Paula en la portería; Eli, Jenni García, Judith y Saray en defensa; en el centro del campo Cristina y Jenni Serrano; por la derecha Marta, por la izquierda Yoli, Laura en la mediapunta y Dori en la delantera.

El primer aviso lo dio a los cinco minutos Yoli con un fenomenal disparo de rosca y potente que se estrelló en la escuadra izquierda de la guardameta visitante; ¡qué calidad tiene esta jugadora, que por si le faltaba algo, chuta con fuerza! Con algunas penetraciones por banda derecha y el dominio territorial del partido, el Marchena se hizo poco a poco con el control total de la situación a base de una presión adelantada e imponer un ritmo mayor que las visitantes. De esta forma, llegó el 1-0 con un zapatazo bombeado de Dori que aprovechó un pequeño bote de balón, para desde 25 metros, sorprender a la portera con un lanzamiento en parábola, en el que, a decir verdad, pudo hacer algo más.

Luchadora incansable como siempre, Dori tuvo en sus botas el 2-0 en una pugna con la central del Osuna, a la que ganó el balón, lo mató con el control, pero en lugar de elevarla sutilmente, le pegó a romper a bocajarro y se marchó la pelota arriba. Un córner botado por la propia Dori desde la izquierda con un efecto envenenado y aire a favor, se introdujo en la meta contraria empujado por la cancerbera visitante. El Marchena se encontraba a gusto sobre el terreno de juego, y a pesar de que el Osuna de Miguel Centeno no se descompuso tácticamente, el equipo blanco siempre buscó pacientemente las mejores alternativas de juego e hizo daño con dos circunstancias del juego en las que se mostró muy superior; a balón parado y por bandas.

Tras una jugada de toque por la derecha, Dori no se lo pensó y aún tapada por la defensora, mandó a la red un increíble trallazo desde el vértice del área; además de conseguir un efecto endiablado, el golpeo en seco fue demoledor, el 3-0 fue sin lugar a dudas el mejor gol del encuentro. Y por la banda llegaría una nueva ocasión de una activa Marta, que estrelló su lanzamiento en el lateral de la red tras pared con la propia Dori. La delantera probó de nuevo a balón parado suerte, forzando un despeje al larguero de la central del Osuna.

No se le puede pedir más a la primorosa primera mitad del Marchena Balompié, sin olvidarnos del buen posicionamiento y trabajo defensivo de Judith y Jenni García, pareja de centrales, de la reconversión a lateral derecha de Eli, que ha cumplido perfectamente en esa posición teniendo en cuenta que el año pasado jugaba de delantera y extrema derecha, o el trabajo callado de Saray, sin problemas con su par por la izquierda, y especialmente Cristina y Jenni Serrano en el centro del campo, que han hecho desaparecer del mapa materialmente a sus contrincantes ganando una infinidad de balones divididos.

En la segunda mitad, el ritmo bajó considerablemente, especialmente durante el primer tramo, en lo que lo más destacable fue de nuevo la inteligencia de Dori. Su rosca en falta desde la izquierda hacia dentro facilitó el cabezazo a placer de Marta en el 4-0 a los seis minutos. Yoli tuvo por dos veces el quinto a sendos servicios de Dori y Laura, y Marta propició el murmullo de una grada sorprendida que ya cantaba el 5-0 después de que se desmarcara, regateara a la portera, diera dos toques a la pelota ya con la puerta vacía, y, una vez dentro del área pequeña mirara portería antes que balón antes de fusilar a la red y cayera trabada consigo misma. Fue la jugada más curiosa, prácticamente a dos minutos del final y con la que se hubiera conseguido la manita, pero no pudo ser.

Lo importante es que, con siete puntos, el equipo se puede acercar poco a poco a la primera mitad de la tabla que merece por juego y a ese cuarto puesto ansiado en este grupo de 11, que daría derecho a jugar con las mejores del otro grupo en la liga por el ascenso.