Peña Bética
Superpín

Deportes

El atleta de Torremolinos Bodo Harnman, de 28 años, ha ganado la XI Media Maratón Marchena-Paradas con un tiempo de 1 hora 11 minutos y 25 segundos, una media de 3:23 en los 21,097 kms de recorrido y con una superioridad clara sobre Rafael Ángel Gómez, atleta junior de Pedrera perteneciente al club de Nerja que ha llegado segundo con 1:13:44, por delante del tercero, Miguel Campos, también de Pedrera, que ha marcado 1:14:22. Fran García ha mejorado su tiempo de la pasada edición y a sus 18 años ha logrado una valiosa sexta plaza con 1:14:38, a 3:32 el kilómetro, más teniendo en cuenta que es especialista en distancias más cortas. La carrera, que ha contado con 640 atletas, se ha visto marcada por anécdotas unas más agrabables y otras menos, como la victoria extraoficial del arahaleño Jesús Brenes, que no se inscribió, corrió sin dorsal y se paró a unos 50 metros de la meta cuando marchaba primero con diferencia. ACTUALIZADAS TODAS LAS FOTOGRAFÍAS DE LA PRUEBA. 


 

 

El atleta marchenero ha demostrado que se está tomando a conciencia participar en el próximo campeonato de Europa de 3.000 metros, por lo que llegó con una suficiencia a línea de meta que hace pensar que si hubiera forzado algo más podría haber logrado la victoria. No obstante, lo más importante son los retos en categoría junior que se le presentan al gran atleta marchenero, que comenzará a disputar los cross provinciales a partir del 14 de noviembre, para posteriormente disputar el campeonato de Europa a finales de año.

La carrera se rompió en los primeros kilómetros con Bodo Harmann y Jesús Brenes, arahaleño del Ohmio, imponiendo una distancia considerable sobre los demás perseguidores, si bien cuando Harmann, segundo de la media maratón marchenera en 2003, supo que Brenes no estaba inscrito marcó un ritmo más tranquilo: "Me he encontrado muy cómodo durante toda la carrera, el objetivo era marcar aproximadamente una hora diez y más o menos se ha cumplido", manifestó al término de la prueba el atleta ganador, del club de Torremolinos. Brenes se había escapado en el rompepiernas kilómetros 17 e iba a marcar 1 hora 10 minutos en línea de meta, aunque 50 metros antes de la entrada se paró sabedor de que no se había inscrito en la prueba; una pena para los espectadores y para el atletismo, por lo tanto, que este duelo perdiera la emoción que podría haber tenido.

A raíz de ahí, se formó un interesante grupeto perseguidor con la presencia de numerosos atletas del club de Atletismo Maratón Marchena, que fueron llegando casi a la par y que mantuvieron una lucha muy bonita por alcanzar los primeros puestos, aunque los dos atletas de Pedrera, Rafael Ángel Gómez, junior de 1991, y Miguel Campos, entraron segundo y tercero separados por una diferencia de 40 segundos y entre 2:19 y 2:57 por debajo del campeón de esta Media Maratón. El primero de ellos prepara el Mundial de Cross.

El primer atleta local en entrar en línea de meta fue el paradeño Juan María Parrilla, cuarto de la general, sólo seis segundos por debajo del tercero, diferencia insignificante en una distancia como 21 kilómetros. Entró de la mano del arahaleño Manuel Suárez, que corrió con la elástica del club de Atletismo de Marchena, prepara la Maratón de Sevilla con Antonio Jesús López León y se hicieron de esta forma uno con el título de mejor veterano C de la carrera y el otro de A. Nueve segundos por detrás llegó Fran García y 47 segundos más tardes en octavo lugar David Jiménez, con 1:15:16, seguido por Joaquín Mayorga con 1:15:50 y prácticamente pegado a él, Rafael López Ordóñez, que superó la cuesta del IES López de Arenas mejor que en años anteriores, marcando en línea de meta uno de sus mejores tiempos; 1:15:53.

A raíz de ahí fueron entrando el resto de atletas en línea de meta. Aparte de los citados trofeos, Antonio Hidalgo, de Puente Genil, fue el mejor veterano B, con 1:18:52, Manuel Maldonado, de Osuna, el mejor veterano D y Liam O´Hare, de Antequera, el mejor en categoría E, con un meritorio 1 hora y 26 minutos. La mejor atleta femenina fue la sevillana Rosa María Macarro, de 39 años, con 1 hora 28 minutos 33 segundos, a 4:11 el kilómetro, seguida por Esmeralda Díez, de La Campana, con 1:33:32 y ya con más de 1 hora y 36 minutos la gaditana Esther Córdoba.

En categoría junior, dado el segundo puesto de la general de Rafael Ángel Gómez, el premio fue a parar al marchenero Fran García, mientras que el séptimo de la general, David Jiménez, se llevó el premio al mejor local con su décimo puesto de la general, por encima de Jesús Rodríguez Ávalos, con 1:23:14 y Antonio Caballo, con 1:27:11, un minuto más tardó en completar el recorrido Moisés García y dos más Mariano de Guindos, mientras que Curro Flores se hizo con el primer premio de veterano A con una marca de 1:18:45, cuatro minutos inferior a Juan María Parrilla y Manuel Suárez, que obtuvieron otros premios mayores.

En categoría femenina, María del Carmen Ramírez, de Ubrique, se llevó el premio a la mejor veterana con una marca de 1:40:17, a 4:45 el kilómetro, mientras que por clubes, cabe destacar presencia de 9 atletas del club de Almuñécar. Astigi, de Écija, ferroviarios de Sevilla y Amigos del Canal, de Puente Genil, casi llegaron a la treintena de participantes por 44 del Maratón de Marchena. Además de los tradicionales clubes de la provincia como Palaciego (18), Ohmio de Arahal (16), Califato Independiente (14), Maratón Mairena (13), San Pablo de atletismo (13), Tussam (13), Los Lentos de Torreblanca y Filípides de Paradas (12), fue alta la presencia del club Olimpo de Cádiz, con 13 participantes.

Así sucesivamente fueron entrando en línea de meta los atletas, que realizan un gran sacrificio para completar el recorrido, algunos de ellos comn espíritu deportivo llegando de la mano, otros aprovechando para que su niño lo acompañara los últimos metros, u otros como El Lolo de Marchena, corriendo los últimos metros de la prueba ante la ovación del público.

Posteriormente recibieron los obsequios que el club Maratón de Marchena otorga un año más para reponer fuerzas y también una sudadera de recuerdo y posteriormente a la entrega de trofeos pudieron disfrutar del tradicional potaje. Ni qué decir tiene que los corredores fueron aprovechando los servicios de masaje dispuestos en la sala municipal de Cultura y la atención recibida por Cruz Roja para sobreponer las fuerzas.

En la entrega de trofeos, el presidente del club de Atletismo Maratón de Marchena, dio las gracias a las entidades y casas colaboradoras por mantener la prueba en esta época de crisis en la que muchas medias y maratones están desapareciendo del calendario atlético. 

Estuvieron presentes en la entrega de premios el alcalde de Paradas, Manuel Portillo, junto a su teniente de alcalde, Manuel Rodríguez y la delegada de Deportes de la localidad vecina, Ángela Macho, además del alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera y el concejal de Deportes, Mariano González Pimentel, así como miembros de la corporación municipal como el portavoz socialista, Juan Antonio Zambrano y el concejal Enrique Martín Romero. Los atletas fueron espoleados con las merecidas ovaciones después de esta dura prueba atlética, conforme fueron recibiendo sus trofeos.

Les dejamos con más momentos de la Media Maratón desde la salida a la entrega de trofeos. Los atletas calentaron desde minutos antes de la prueba y partieron en masa desde el colegio Nuestro Padre Jesús.

Una vez más tenemos que destacar el esfuerzo de nuestro paisano Rafael López Ordóñez, que marcó apenas 1 hora 15 minutos a pesar de la dificultad que entraña el kilómetro 17 con a ascensión hacia el Camino del Loro. Al término de la prueba, la satisfacción de todo un medalla de bronce del Campeonato de Europa de Triatlón disputado en Holanda, de un atleta capaz de terminar la Iron Man de Brasil, ganar el campeonato de España de triatlón celebrado en Galicia o el de Andalucía de Ciclismo Adaptado de la Palma del Condado, era todo alegría por reducir en más de cinco minutos su marca del pasado año en esta media maratón y llegar undécimo de la general a línea de meta.

Otros atletas locales como Jesús Rodríguez Ávalos demuestran prueba tras prueba su constancia, regularidad, y aún sin estar dentro del mejor escalón, que mantienen un nivel notable y competitivo con una gran regularidad y marcas de 4 minutos el kilómetro, algo realmente meritorio. En la segunda fotografía, verán a Rubén Caballo y José Manuel Madrid, atletas independientes que con 27 y 25 años respectivamente, han culminado la prueba por primera vez en su vida con algo más de 4:50, marca más que aceptable para el debut de quienes no están acostumbrados a esta larga distancia. De todas formas, su inicio en la media maratón siempre es una buena noticia para que cada año se animen más marcheneros como ellos que se encuentran en buenas condiciones físicas.

La Media Maratón guarda siempre momentos entrañables con la llegada del pelotón a línea de meta.

La entrega de premios comenzó con el homenaje de representantes del Ohmio de Arahal, el Filípides de Paradas y de la organización marchenera al atleta tercero en el campeonato de España de 100 kilómetros, el paradeño José Luis Rodríguez, que se mostró visiblemente emocionado con este reconocimiento. A raíz de ahí se fueron entregando los sucesivos trofeos.

El alcalde de Paradas, Manuel Portillo, hace entrega de uno de los trofeos en la categoría femenina.

Los marcheneros Curro Flores y Manuel Vega volvieron a obtener trofeos en sus categorías de veteranos.

En categoría femenina, ven a continuación recoger sus trofeos a la gaditana Esther Córdoba, tercera, y a la ganadora, Rosa María Macarro, de Sevilla.

 

Finalmente, pueden ver el podio de la categoría senior, encabezado por el atleta malagueño, ganador de la prueba, Bodo Harnman. Los rostros de los tres primeros denotan la gran satisfacción que les produjo su éxito.

 

Suscríbete al canal de Youtube