Superpín
Peña Bética

Deportes

El Proavemar Marchena de Fútbol Sala disputa mañana un partido en el que necesita imperiosamente la victoria después de arrancar la Liga con tres derrotas consecutivas. Visita Marchena el Pozoblanco en la cuarta jornada con una buena noticia para el técnico, Francisco Barrera, que después de los malos resultados, excesivamente duros para la imagen que ha dado el equipo, dispone de la plantilla al completo, y todo el mundo sabe que con Ezequiel, David Blanco, Dani Hurtado y Macho, el Proavemar es más Proavemar. El choque tiene lugar a partir de las 19.00 horas de este sábado en el pabellón cubierto. Desde el club se hace un llamamiento a la afición para que apoye al equipo en esta trascendental cita.


 

"Por fin", exclama el técnico del Proavemar, que ya tendrá disponible a toda la plantilla para el duelo contra el conjunto cordobés, que tras perder en casa con el Miragenil, ha ganado fuera al Benamejí y en su terreno de juego al Círculo Mercantil. Mira hacia arriba el Pozoblanco, mientras que el equipo local tiene la obligación de dejar el farolillo rojo, y también par tranquilidad de los aficionados, abandonar el dudoso honor de ser el equipo menos goleador de la Liga, tres goles en tres partidos. Nueve ha encajado el Proavemar, que en este apartado es el quinto equipo menos goleado de los trece.

Quiere decir esto que el conjunto marchenero debe rentabilizar mejor los goles encajados, pues el Serviverde Alcoyano y el Pozoblanco, tercero y cuarto respectivamente, han encajado 11 y 10 goles respectivamente, lo cual da para albergar esperanzas para el Proavemar, en el sentido de que ningún equipo de esta categoría es inexpugnable y que cuando se comiencen a ganar partidos se abrirán posibilidades de estar arriba.

Y la hora de ganar partidos llegará este sábado, porque "los jugadores está muy motivados, con mucha confianza a pesar de perder estos tres partidos, saben que mañana se debe ganar ante la afición, están entrenando fuerte y seguroque mañana se va a  ver otro partido" al del día del Ategua en la segunda jornada, a buen seguro el peor encuentro de los tres jugados por los marcheneros. Lo positivo es que las sensaciones de Barrera son buenas, y sólo eso asegura el empate.

Con las más de 300 personas que acuden al pabellón para ver al Proavemar, el recinto marchenero debe ser mañana una olla a presión más que nunca, pues si el Proavemar no logra ganar tendrá que esperar a hacerlo en la sexta jornada, ya que en la quinta descansa por la retirada del Montoro. Para los que aún duden, el año pasado espectacular partido, Proavemar 4-3 Pozoblanco, con gol de David Blanco en el último minuto, seguro que muchos firman que se repita la historia, seguro que otros querrán que no se gane con tanto sufrimiento, mas el fútbol sala dirá a partir de las siete de la tarde de este sábado en el pabellón cubierto.

Suscríbete al canal de Youtube