Superpín
Peña Bética

Deportes

El Marchena Balompié protagonizó una emocionante remontada frente a un equipo de 2ª División B, el Écija Balompié, que se adelantó en el tercer minuto de juego. Los goles de Gallardo y Arturo pusieron el 2-1 definitivo en un encuentro en el que el conjunto marchenero asombró a todos por su buena disposición táctica, la presión asfixiante al rival a estas alturas de la pretemporada, y la confianza en sí mismo de muchos jugadores, que tirando de orgullo y metiendo al rival por momentos en su área en la segunda mitad, remontó con justicia a un equipo que milita cuatro categorías por encima.


Necesitaba el equipo y la afición marchenera, un resultado como éste, necesitaba ver una camada de jugadores marcheneros derrochando corazón sobre el terreno de juego, necesitaba ver personalidad en los hombres que visten este escudo que data de 1919, necesitaba una victoria que sirva de revulsivo, y llegó con todas las de la ley ante el Écija Balompié, a pesar del gol de Fran en el minuto 3 de partido aprovechando una descoordinación de espacios entre la zaga y el centrodel campo.

Escasísimos errores se repitieron en el Marchena de ahí al minuto 90, muy pocos. Vázquez y Arturo estuvieron inconmensurables en defensa, el primero con unas gotas de calidad y de temple espectacular, el segundo con una casta de la que ya ha hecho gala en anteriores temporadas. Salieron al cruce de todo, a las coberturas, por arriba, a la frontal del área, al centro del campo, se multiplicaron estos dos chavales que se consolidan como la pareja de centrales del futuro.

El Marchena no llegó a puerta en la primera mitad, aunque un Segunda B como el Écija sólo destacó por la calidad individual de su centrocampista Fran y la movilidad de alguno de sus delanteros, poco más. Plagado de ingleses, algún africano, otros jugadores de división de Honor, y eso sí, la base del Écija del pasado año con los extremos, delanteros y central titulares, además de varios jugadores procedentes de Linense y Sanluqueño, el entrenador, el ex bético Vidakovic, no supo ni pudo conjuntar un once que lleva entrenando tres días, aunque con más de la mitad de la plantilla y tres cuartos de los titulares que provienen de 2ª B, el resultado se puede considerar un desastre se mire por donde se mire para el cuadro astigitano.

A pesar de no llegar, fue ganando terreno poco a poco al Écija, que salvo un disparo al poste y otro que Zurdo envió a la carretera libre de marca, acabó incomodado por la presión del Marchena Balompié. Cabe destacar la personalidad de Celada en el lateral derecho, el trabajo incombustible de Berdugo en el centro del campo, el esfuerzo de los jugadores de banda a pesar de la teórica superioridad de sus parejas de posición, y como no, el trabajo con sentido y buscando la velocidad de Dani y Arrás en la parcela ofensiva. Todos ellos fueron uno solo y crearon la sensación, a pesar del 0-1 al descanso, de que el marcador no era imposible de remontar.

Llegó la segunda mitad, y fuera de tópicos de pretemporada, el partido ni se durmió con los cambios ni perdió intensidad, todo lo contrario. En diez minutos el Marchena desbordó al rival, lo arrinconó en su área, fueron momentos de éxtasis colectivos con jugadores de 1ª provincial comiéndose literalmente al contrario. Gallardo empató con la colaboración del portero en un lanzamiento lateral de falta que se coló por el poste derecho del guardameta, Arrás casi pone el 2-1 en una pared de calidad con el extremo Sergio Luque y en un rechace con parada del portero a remate cercano, el central Arturo mete la cabeza y adelanta al Marchena, todo ello en diez minutos.

El Marchena daba bocados, la presión del centro del campo se intensificó con la entrada de Mori y García, sin olvidar la inestimable colaboración del delantero Iván. Tuvo una buena oportunidad Arrás de nuevo en una de sus galopadas, Víctor Fernández, vuelta a casa del hijo pródigo, lo intentó desde el centro del campo, Ricardo estrelló el balón en el larguero (gol fantasma no dado) en un impresionante lanzamiento desde la línea medular. Ganaba en autoridad el Marchena en defensa y centro de campo, con el joven Cristian que mejoró mucho su papel respecto al día del Betis de División de Honor, con el joven Mario que aguantó el tirón por la derecha incluso ayudando a sus compañeros en ataque. Este desconocido Marchena se está convirtiendo en una caja de sorpresas, hasta ahora bastante agradables.

 

Por su parte, el Écija, desconcertado ante las dificultades del Marchena, buscó en todo momento las penetraciones del velocísimo James, que creó peligro en dos internadas por la banda y en un disparo cruzado que rozó el poste de Luque. El portero gana enteros mostrando valentía y rapidez en las salidas a pases en profundidad del contrario.

Así acabó el partido con el 2-1 y un cuarto de hora en el que el Marchena sufrió más por el exiguo marcador que por el peligro real que creara el Écija. Espera el martes el Morón en el Complejo Polideportivo Municipal de Marchena, un nuevo rival esta vez de 1ª Andaluza. Dosis de moral altísima y ovación del público merecida a estos chavales por los que hace una semana tras el 3-0 en Lantejuela nadie daba un duro. ¡A seguir así Marchena!

Alineaciones del partido:

Marchena Balompié: Fali; Celada, Vázquez, Arturo, Miguel Ángel; Carlos, Berdugo, Ricardo, Gallardo; Dani y Arrás. También jugaron Luque, Cristian, Mario, Alberto, García, Chavi, Jesús, Mori, Sergio Luque, Víctor Fernández e Iván, es decir, el técnico Luque dio su sitio a todos en este magnífico triunfo.

Écija Balompié: José Ramón; Eloy, Solano, Jesús, Michael; Coco, Fran, Simo, Zurdo; Angulo y Vázquez. Segunda mitad: Fran; Guerra, Javi Cascajosa, Michael, Del Pino; James, Ezequiel, Moke, Paul; Cristian y Kokou. Tambíén jugaron Antonio, Adrián y Henares.

Goles: 0-1 Fran 3'. 1-1 Gallardo 49'. 2-1 Arturo 55'.

Árbitros: Wilson Waken Pérez, auxiliado por Romero Talaverón y Ponce Garzón. Sin problemas, salvo el gol fantasma de difícil visión y que deja dudas de interpretación a todos. Actuación fenomenal y colaboración total de ellos y el colegio de Arbitros de Marchena para que se puedan llevar a cabo estos partidos a pesar de la situación económica.

Incidencias: 400 espectadores en el Complejo Polideportivo Municipal de Marchena, con indumentarias suplentes de ambos equipos; rojo el Marchena y azul oscuro casi negro el Écija Balompié.

Suscríbete al canal de Youtube