Peña Bética
Superpín

Deportes

El nuevo Marchena Balompié que ayer echó a rodar en las instalaciones deportivas Miguelete de cara a la temporada 2009/2010 presenta un bloque de futbolistas que no llegan o apenas superan los 20 años, son todos marcheneros y en su mayoría proceden de los escalafones inferiores. Cuenta con un entrenador ex futbolista de élite que ha llevado el nombre de nuestro pueblo allá por donde ha jugado, José Antonio Luque, y un capitán amante del fútbol, Víctor Fernández, que aparte de su calidad futbolística, deberá transmitir su personalidad en el terreno de juego a los chavales para que la 1ª provincial no se le haga grande. Los aficionados pedían marcheneros, ahí los tienen, ahora el fútbol dirá su última palabra.


Nada más comenzar la charla, Luque sin dudarlo ha entregado los galones al veterano futbolista, que incluso en la década de los 90 probó suerte en el Sevilla de División de Honor y al que aún no se le ha olvidado jugar con clase al fútbol. Fuera del campo nadie duda de su valía y carisma. Se echaron en falta hombres claves de los últimos años como Partida, Ernesto y Alberto, el primero por las lesiones, el segundo por su fichaje por el Paradas, y el tercero en la órbita del Puebla de Cazalla, no van a continuar.

Pero la hornada de nuevos futboistas, sabiendo que el balompié es imprevisible y que se requiere constancia y unidad fuertes para progresar, parece interesante, porque completa la base de nueva cantera formada en defensa por Arturo y el lateral izquierdo Mario, que tendrá competencia con Armando, si bien el ex del Lantejuela es polivalente. Ahora llega entre otros el central Samuel y Eloy. Probablemente necesite reforzar esa línea defensiva el Marchena Balompié, que de porteros anda sobrado: vuelve el espectacular guardameta Salvi, todo un seguro, junto a Luque, suplente del año pasado y aún muy joven, Fali y Rafael.

 

Aún es pronto para valorar en esta extraña categoría en la que todos dicen que la guerra y la pelea es indiscutible, aunque al final Triana y Bellavista, equipos de largo con mayor calidad, fueron los que ascendieron la pasada temporada. Si una línea con alto número de jugadores existe en el nuevo Marchena es la del centro del campo, con hombres de envergadura como Ricardo, procede de la cantera y ya jugó la pasada temporada, y Celada;  que llega del fútbol sala pero que siempre se ha defendido en fútbol, le viene mejor por su zancada y velocidad.

En el centro del campo hemos observado volver al Marchena al hermano del genial centrocampista Braulio y que comparte similares características de buen trato de balón, cuenta Luque con el luchador Berdugo. Vázquez es un jugador de garantías lo pongan donde lo pongan, en el lateral o en el centro del campo, por su técnica.Le sobran talentos en el centro del campo, con la importante reincorporación de Daniel Díaz, de carácter ofensivo, Carlos Hidalgo o Isaías Fajardo. En los extremos sólo cuenta Luque con Gallardo y Jesús Reina, si bien hay algún futbolista adaptable, quizá al Marchena le falta algo más en esta posición.

Ha sido un entrenamiento de toma de contacto y trabajo físico como es propio de temporada, con el ex futbolista del Marchena en escalafones inferiores Manolín Moreno, a cargo de las labores de preparación física y segundo entrenador de Luque, con el que le une "una gran amistad" afirma, convencido de que "los preparará muy bien físicamente y con planteamientos muy buenos por la experiencia de fútbol" con la que cuenta el ex guardameta. Moreno no teme el inicio de calendario con varios recién descendidos que se enfrentan al equipo blanco pues "todo cambia de una temporada a otra" y advierte de que "en Marchena siempre hay buenos jugadores y con este número de futbolistas, muy jóvenes y trabajando con constancia, podemos hacerlo muy bien en la categoría".

En la delantera, es el año que dirá definitivamente si Arrás e Ismael forman una dupla de futuro, cuando se les ha dado oportunidad han respondido. Si el primero gana algo en autoestima y el segundo deja de caer en las provocaciones de los duros defensas, pueden llegar a ser claves en el ascenso del Marchena Balompié. Iván les peleará el puesto. Quedan cosas por pulir en el Marchena, y, más allá de la ilusión y del apoyo o carencia de él por parte de los aficionados, las bases son buenas para mantener al Marchena Balompié al menos en la zona media alta de la categoría y desarrollando buen fútbol.

Suscríbete al canal de Youtube