Superpín
Peña Bética

Deportes

arbitros marchena 4

 

De un año a esta parte, la subdelegación de Árbitros de Marchena, que por distintas circunstancias había quedado prácticamente con 12 árbitros en ejercicio, cuenta con un cuerpo de 35 integrantes, gracias a la coordinación de Germán Pliego, ex asistente de 2ª División B, y la pasión desbordante de muchos de los nuevos chavales que, además de coger el silbato y arbitrar partidos, están haciendo arbitraje allá por donde van. La subdelegación marchenera agradece el impulso del Comité Técnico de Árbitros de Andalucía al señero colegio de nuestro pueblo, que abarca una importante parte de la provincia, así como a la Delegación de Deportes del Ayuntamiento su decidido apoyo, lo cual le hace afrontar retos de futuro con la máxima ilusión.

 



En el pabellón cubierto de Marchena, todos los lunes de siete a ocho y media de la tarde recibiendo clases, más dos veces al mes que se preparan en las instalaciones deportivas Miguelete, así como el refuerzo individual de cada uno, conforman una agenda muy completa para estos árbitros, muchos de ellos jóvenes que llegan con enorme ilusión.

 
Las nociones teóricas y los vídeos de jugadas complejas de partidos de élite, despiertan en el pabellón, además de un altísimo grado de concentración, debates sobre el Reglamento y las pertinentes explicaciones para la formación de estos árbitros, todo ello de la forma más amena y divertida posible, tal como apreciamos en la dirección de clases por parte de Germán Pliego.

 

arbitros marchena 7

 

arbitros marchena 6

 

arbitros marchena 5


Nos recuerda Germán Pliego que a final de la temporada 2021/2022 se producen notables bajas por distintas circunstancias, la edad y el propio paso del tiempo; se marchan diez árbitros y aunque el plantel de la Subdelegación queda en 18, de facto arbitran 12 de ellos.

 

arbitros marchena 8


Germán Pliego, actualmente, además de responsable de la Subdelegación de Árbitros de Marchena, es informador en 3ª RFEF y División de Honor y durante su dilatada trayectoria arbitral, llegó a ser asistente de árbitro en 2ª B durante cinco temporadas.


Con esta experiencia y el legado de la Subdelegación de Árbitros de Marchena durante varias décadas, el Comité Técnico de Árbitros de Andalucía apoyó el regreso del colegio tras unas reuniones llevadas a cabo en las que Germán acabó definitivamente por asumir la dirección de la Subdelegación marchenera, apoyo que igualmente les fue transmitido por la delegación de árbitros de Sevilla.


Comenzaron las charlas en el instituto y justo a finales de 2022 se captan a tres chavales ya hoy en día importantes por su implicación en la subdelegación de árbitros de Marchena; Leandro, Adrián y Ayoub. En un cursillo en Sevilla se inscribe uno más, de Parada, y con esos cuatro nuevos concluye la temporada 2022/2023.


“Ellos cuatro fueron fomentando el arbitraje, y así, con una nueva charla en la Sierra Sur, se incorporan otros cuatro más”, afirma Germán, a los que se suman “dos de Lantejuela y Puebla de Cazalla”.


A partir de ahí, Germán Pliego, aprovechando esta bocanada de aire fresco, anima a algunos árbitros que por distintos motivos habían caído un tanto en el desánimo, y se les repesca para volver a la actividad, e incluso “llamé a algunos de los que arbitraban en mi época y han vuelto”.


Ejemplos de ilusión por el arbitraje hay muchos en este escaso tiempo, como el de Julio Luque, hijo de Jesús Luque Calderón, que junto a su hermano Manuel también se ha incorporado a la Subdelegación marchenera, y que ya es Oficial tras hacer su examen y “va sacando a chavales e jueces de línea para partidos de 3ª Andaluza y categorías de cantera”.


De los 35 árbitros que tiene actualmente la Subdelegación de Marchena, “16 son nuevos” en edades comprendidas entre los 13 años de edad, como Leandro y Coral y hasta jóvenes de 20 o 21 años que comienzan su andadura.


“Les inculco el arbitraje en vena, lo primero del arbitraje es que es un hobby, y una vez que ya se toma con seriedad y responsabilidad, lo importante es que te guste, porque si te gusta es lo más bonito; y si no, es un calvario”, asegura Germán, destacando la importancia de que haya una base, una esencia personal de gusto por el arbitraje, fundamental para iniciar este camino.


“Han conocido compañeros de Primera División, altos cargos, ese contacto de primera mano les hace estar más motivados”, expresa Germán, que en cuanto a su modo de impartir las clases asegura que “les trato de inculcar las reglas a través de vídeos, de una manera divertida, que lo haga más ameno, menos pesado”.


Otra de las actividades que han desarrollado en este tiempo es arbitrar incluso en pequeños partidos en los que algunos hacen de árbitros y otros árbitros, de futbolistas, o, con la colaboración de los clubes marcheneros, arbitrar algunos partidillos de entrenamiento de los equipos de cantera, con el valor práctico que ello supone para cuando llega la hora de arbitrar los fines de semana.

 

arbitros marchena 1

 

arbitros marchena 2

 

arbitros marchena 3


“Lo principal es que tratamos de hacer equipo, de crear un grupo uniforme”, afirma Germán, destacando también el papel formativo de los árbitros más veteranos de la subdelegación en el día a día del arbitraje, en los partidos en los que van incorporando con ellos a los jóvenes árbitros como asistentes.


Otro caso especial es el de Juan Pablo Lora, que estudia en Sevilla y allí no se pierde un entreno del grupo “Cartuja”, formado por árbitros sevillanos desde chavales de cantera a profesionales de Primera División y que de la capital hispalense no duda tampoco en asistir a las clases en Marchena o en difundir la actividad de la subdelegación marchenera por redes sociales. En Instagram pueden acercarse a la subdelegación a través de la cuenta @arbitros_marchena


La subdelegación acoge con los brazos abiertos nuevas inscripciones personándose los lunes en el e mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o personándose en el pabellón cubierto entre siete y ocho y media de la tarde de los lunes.


En este sentido, Germán Pliego destaca que “el Ayuntamiento se ha volcado en apoyarnos, primero José María López Estepa, que fue árbitro y estaba de concejal cuando empezamos a retomarlo, y ahora la concejala Julia Iriarte también, poniendo a nuestra disposición el aula del pabellón y las instalaciones Miguelete” donde Adrián Humanes lleva a cabo una preparación física fundamental para los colegiados.


“Detrás de todo este trabajo, noto cada vez más ilusión, incluso se hacen pandillas de amigos como la que ha formado Julio Luque”, manifiesta muy contento Germán Pliego, gratamente sorprendido de la implicación de todos: “Leandro, Ayoub y Adrián viven para el arbitraje”, nos comenta en torno a estos tres jóvenes colegiados.


“Cuando se lesionó Leandro jugando a balonmano en el instituto, y se dobló el dedo, todos se volcaron con él y yo me lo llevé a un partido que iba de informador, al estadio del Arcángel, al palco, y no os podéis imaginar cómo disfrutó viendo a los árbitros, el túnel de vestuarios…y el gusanillo que le entra a un chaval que tiene la oportunidad de disfrutar” de eventos como éste.


Otra actividad que ha llenado de ilusión a los chavales ha sido conocer a Pedro Fernández, ex presidente de la Subdelegación de Árbitros de Marchena durante tantas décadas, y que con 86 años de edad, abrió las puertas a los chavales sumergiéndolos en su caudal de anécdotas inagotable, y compartiendo muchas vivencias y risas con ellos, lo cual también causó una grata sorpresa al propio Pedro Fernández, que ve de nuevo viento en popa a su colegio, a sus niños.


“Es muy ilusionante reflotar la subdelegación de Marchena; en doce meses hemos pasado de contar con 12 a tener 35 árbitros que además tienen la oportunidad de aprender aquí lo que yo, cuando tenía su edad, tenía que aprender en Sevilla”


“Hacemos seguimiento de partidos, voy a verlos siempre que puedo, aunque a veces no lo sepan, y tratamos de realizar críticas constructivas, desde cómo estar en el terreno de juego hasta cómo redactar un acta, pasando por los propios aspectos del arbitraje”, explica Germán Pliego, cuidador de todos los detalles.


“Nos gustaría traer la celebración de pruebas a nivel andaluz, de árbitros de Tercera y División de Honor a Marchena, vamos a trabajar para que se realicen en nuestra localidad, porque sería un evento importante del arbitraje y que reuniría a entre 200 y 300 personas en nuestro pueblo”, expone Germán, con lo que supondría también de impulso turístico y hostelero.


Es uno más de los incesantes proyectos de una Subdelegación de Árbitros de Marchena, que, a su historia y solera, suma ahora una ilusión y juventud imparables.