PC Asesores

Solays


Deportes

 marchena san roque 4

 

El Complejo Polideportivo Mariano Pulido de Marchena ha sido clausurado con un partido en el que tendrá que jugar en otro municipio a puerta abierta, intención inicial del club de momento, o bien en Marchena a puerta cerrada. El acta refleja un comentario sexista que niegan jugadores, directivos y público local. El Marchena Balompié, además, pierde 1 punto de la clasificación.

 



La árbitra del partido Marchena Balompié-San Roque Balompié señala en acta que "un grupo de aficionados de 40 personas se dirigieron hacia nosotros en varias ocasiones" profiriendo el impresentable comentario "culo lo tendrás muy bien, pero la vista la tienes fatal, estúpida", lo cual fue comunicado a la árbitra por su asistenta número 1, indica en el acta la colegiada, asistenta situada en la banda de banquillos y grada cubierta.


Fuentes del Marchena Balompié, que consideran excesiva la sanción, nos comentan que el club está "muy concienciado en el respeto a la mujer en el fútbol", si bien aseguran tajantemente que "tenemos testigos, personas serias y creíbles, que aseguran no haber escuchado absolutamente nada en la grada, y que si fuera así son los primeros que habrían llamado la atención a quienes hubieran proferido esos insultos". 


La árbitra, que sacó una amarilla al técnico del Marchena por decirle "qué pitas, joder", refleja en acta también otros comentarios, ni mucho menos loables pero suponemos que no sexistas, como "estos tres no pueden con nosotros porque son muy malos", "inútiles" y "dais vergüenza". Esperemos que no los vuelva a escuchar en ningún otro campo de pueblo. Ni de la capital.


 El Comité de Competición de la Federación Sevillana se ha basado, para la sanción, fundamentalmente en el carácter colectivo que atribuye a los insultos la colegiada y en la tipificación sexista del primero de ellos en el Código de Justicia Deportiva de la Federación Andaluza.


Por último, el Marchena Balompié desmiente abiertamente otro punto del acta, en el que la árbitra refleja que se produjo un lanzamiento desde la grada al terreno de juego de una botella de plástico de un litro de agua, sin causar lesión a ningún participante en el partido.


La Federación, analizada el acta, lo cataloga lógicamente como lanzamiento de objeto al terreno de juego.


Fuentes del Marchena Balompié han expuesto a este medio que lo que sucedió a este respecto fue que un directivo que pasaba por esa zona de la grada, lanzó la botella al jugador Sergio Luque para que éste, que estaba entre la línea de banda y la grada, bebiera agua, y que dado que el delegado fue avisado por este hecho y hubo de cruzarse el campo, directivos y futbolistas, preocupados porque el acta fuera finalmente el que ha sido, le explicaron insistentemente el hecho a la colegiada.


El partido que el Marchena Balompié tendrá que disputar a puerta cerrada en nuestro pueblo o fuera de casa a puerta abierta, será el que le enfrente al Calavera el próximo 16 de enero. El club blanco tendrá que pagar el delegado federativo de ese encuentro.

 

No será la primera vez que el Marchena Balompié jugara, en caso de no encontrar estadio de otro pueblo, a puerta cerrada. Ya lo hizo en Badolatosa en la jornada 9, puesto que se da la circunstancia de que una de las juezas asistentas que ha formado parte del trío arbitral del Marchena-San Roque ya ejerció idéntica función en el Badolatosa-San Roque de esta temporada, en la jornada 7, que acabó con idéntica sanción al conjunto local por similares motivos. 

 

 

 

 

 

Suscríbete al canal de Youtube